Jue. 18. Jul 2024, Santa Fe - Argentina
Argentina

MARIA EUGENIA… LA SONRIENTE ESPIONA

MARIA EUGENIA… LA SONRIENTE ESPIONA

CIUDAD DE BUENOS AIRES-ARGENTINA  (PrensaMare)  La exgobernadora macrista María Eugenia Vidal se caracterizó por una imagen de simple, sonriente y amable. Sin embargo y pese a contar con el resguardo y apoyo de los medios hegemónicos para sostener su imagen, por cierto que dejó mucho que desear como gobernadora.

No solo hiper-emdeudó a la provincia, sino que le agudizó los problemas y por si fuera poco, se va descubriendo que formaba parte activa del escandaloso espionaje realizado por el gobierno nacional.

Se avanza y se comprueban centenares de opositores espiados, cplectado de información ilegal, y uso de los recursos del Estado provincial para proveer de información (privada) a los medios afines para que lleven adelante campañas con intervención judicial, periodística y política.

En la causa en la que se investiga a Asuntos Internos de la Policía bonaerense (durante el macrismo: 2015-2019), y a su ex titular, Guillermo Berra, se descubre una gran cantidad de consultas al sistema de información económica.

Una de las primeras víctimas fue Roberto Baradel luego que reclamara por los derechos de los docentes. Inmediatamente comenzaron las consultas ilegales a los servicios de información económica, a Migraciones, a la AFIP y a otras fuentes.

Pretendían hallar ‘algo’ del dirigente sindical docente como de su familia.

También se comprobó que luego que Daniel Scioli o su ex jefe de Gabinete, Alberto Pérez, enfrentaban al macrismo, se generaban rápidamente las consultas.

Cuando el macrismo pretendió dividir La Matanza, empezaron a producir informes económicos y de todo tipo eontra los peronistas Fernando Espinoza y Verónica Magario.

La investigación surgió luego que un comisario acusara a Berra que lo estaban espiando. El Ministerio de Seguridad, en ese momento a cargo de Cristian Ritondo, era abonado a varios servicios de información económica y financiera, entre ellos Nosis (con el n° de abogado 38.864). Al allanarse la sede de la cartera se encontraron planillas de consultas. También se sacaban los registros de Migraciones, y los de la AFIP. Pero trascendió dentro de la misma policía que enviaban agentes de civil a efectuar seguimientos y espionajes de opositores.

Berra no quiere ser el único responsable y reclama que se impute a sus jefes Ritondo, la exgobernadora y el Procurador Julio Conte Grand.

Vidal analizaba constantemente el curriculum como docente –de Baradel-, sus viajes y datos sobre su familia. Inclsuive él mismo denunció que lo seguían a él, a sus hijos y nietos.

El material recogido era usado por el Ministerio de Seguridad, por el macrismo y luego era enviado a los programas de radio y televisión alineados con la alianza Cambiemos.

Cuando Vidal asumió, la ofensiva se dirigió contra Scioli y Alberto Pérez. Para lo cual no dudaron en hacer injustificados allanamientos y armado de causas judiciales.

Demostrando el entramado ilegal, debe tenerse en consideración que todas las ‘investigaciones’ eran llevadas adelante por el Ministerio de Seguridad y no por… la justicia.

A Alberto Pérez le investigaron a su esposa, amigos y ex funcionarios de la jefatura de Gabinete.

Cuando la gobernadora necesitaba en la Legislatura bonaerense contar con votos de la oposición (para aprobar algún proyecto macrista), se acentuaban los ‘estudios’ sobre diputados y senadores. Se realizaban “pedidos de informes” de los políticos opositores dentro de la misma policía, para lo cual utilizaban diferentes áreas internas. Se usaban dichas áreas que por cierto, solo podían indagar sobre sus efectivos y no sobre… opositores (¿?) al gobierno provincial.

Dentro del espionaje montado a nivel nacional, también estaban incorporados la mismísima gobernadora Vidal, Ritondo y Alex Campbell.

Se trató de un accionar extendido por años, hecho con tal nivel de impunidad, que los espías fueron dejando probanzas de su accionar ilegal por todos lados. Ahora es el turno de la justicia.