Lun. 15. Jul 2024, Santa Fe - Argentina
Opinión

EL AGUA COMO RECURSO (Carlos P. Morales)

EL AGUA COMO RECURSO (Carlos P. Morales)

CARACAS-VENEZUELA (por Carlos Pérez Morales)  Los seres humanos tenemos que conservar el agua como recurso.

El agua es un compuesto inorgánico que es vital para la vida de los seres vivos, tanto del reino animal, como del reino vegetal. Su composición química está compuesta por un átomo de 2 Hidrógeno y 1 de Oxígeno, (H2O). Sus tres estados  físicos son: líquido, (agua), sólido (hielo, nieve) y gaseoso (vapor de agua). Este recurso natural permite el correcto funcionamiento de los procesos biológicos de los ecosistemas y a su vez, garantiza la supervivencia de todas las especies animales y vegetales que habitan en nuestro planeta.

El agua es un recurso cada vez más escaso en un mundo que la precisa para encarar sus grandes desafíos demográficos y climáticos. La falta de reconocimiento de su valor es la principal causa de su mal uso y desperdicio. (ONU, 2022. El agua es reguladora de los ecosistemas terrestres, manteniendo el equilibrio necesario para la subsistencia animal y vegetal. Entre sus funciones destaca ser un auténtico regulador natural del clima. Existe también el agua subterránea, la cual puede ser extraída mediante el uso de pozos o también en los ríos subterráneos, en los cuales al aflorar a la tierra, comienza el ciclo del agua.

La lluvia y el escurrimiento superficial del agua también tienen una función en la circulación de varios elementos, entre estos el Carbono, el Nitrógeno, el Fósforo y el Azufre. El escurrimiento superficial ayuda a estos elementos a moverse en los ecosistemas terrestres a los acuáticos.

El agua se utiliza para el consumo en plantas y animales.  Una gran cantidad de agua es utilizada en los hogares. También se utiliza en procesos industriales, en el comercio y sobre todo en la agricultura.

Por la importancia del agua, tenemos que conservarla libre de impurezas. La mayor parte del agua de la Tierra se convierte en el agua salada de los océanos, sólo una pequeña fracción es agua dulce de fácil acceso, que es lo que necesitamos los humanos.

El estrés hídrico del agua a nivel mundial ha alimentado conflictos, ya que varios sectores, incluidos la agricultura, la energía hidroeléctrica, la minería e incluso el agua potable y el saneamiento, compiten por los escasos recursos.

El cambio climático, los cambios en el uso del suelo y el aumento en la demanda de agua para la agricultura y la minería están haciendo que el agua sea aún más limitante para las poblaciones humanas en muchas zonas. De hecho, el agua ya está generando conflictos bélicos en lugares como Oriente Próximo y Medio, Jordania, Líbano e Israel. También hay problemas con el agua en lugares como la cabecera del Nilo y en ciudades como Los Ángeles, donde millones de personas dilapidan el agua mientras viven en un desierto.

El agua es un recurso valioso pero mal distribuido y su disponibilidad no coincide con la distribución de las poblaciones humanas. El cambio climático solo va a empeorar esta situación. El Nilo tiene millones dependientes de él en varios países africanos. También está en disputa. Etiopía está reclamando los derechos geográficos, ya que el 85% del agua del río está en Etiopía. La capital de Egipto, El Cairo, ya está sufriendo de deficiencia de agua. Una presa en el Nilo crearía un problema adicional. Las cosas han alcanzado el nivel de guerra. Turquía es otro país que usa agua para presurizar a otros países sobre temas no relacionados. La ciudad de los Ángeles (EE.UU.) pronto experimentará una falta de agua. Se espera que se busque en el Norte de México. De no llegar a un acuerdo de compartir esa agua, es posible que se desatará una guerra entre ambas naciones.

Ante esta grave situación no es extrañarse que ocurra una Tercera Guerra Mundial.