Vie. 01. Mar 2024, Santa Fe - Argentina
Mundo

SI ES BAYER… ES BUENO (?)

SI ES BAYER… ES BUENO (?)

Crecimiento de la firma y decenas de miles de despidos...

MILANO-ITALIA  La alemana Bayer concretó la compra de Monsanto, lo que le reduce su beneficio en un 34,7%. Como respuesta a este ‘crecimiento’, la multinacional química y farmacéutica alemana decidió que dejará 12.000 empleados en la calle. Monsanto es una cuestionada multinacional, líder mundial en cuanto a pesticidas y semillas transgénicas.

Desde Bayer se presenta este mega-despido mundial como un “plan de reestructuración” tras la adquisición referida por 63.000 millones de dólares, en junio. En septiembre anunció que dicha compra produjo la reducción de un 16,8% de su beneficio neto en el primer semestre (2.753 millones de euros).

El mayor achicamiento de puestos laborales se producirá en su filial agroquímica, con un total de 4.100 puestos; en la de investigación y desarrollo (1.250); y áreas de producción de medicamentos sin receta (1.100). Se trata de un achicamiento del 10% de su plantilla.

Werner Baumann justificó esta decisión en que: "Estos cambios son necesarios y establecerán nuevas bases para Bayer, le permitirán mejorar sus rendimientos y su flexibilidad" (¿?). Se trata de la voz del Consejero Delegado del grupo.

Con la compra de la firma estadounidense de transgénicos Monsanto, dijo Baumann: "La adquisición de Monsanto ha juntado dos negocios fuertes que se complementan en gran medida: la innovadora cartera de productos químicos y biológicos de protección de plantas de Bayer y el extraordinario conocimiento de Monsanto en las áreas de semillas y propiedades de las plantas".

En estos tiempos de cambios, Bayer, con sede en la alemana Leverkusen privilegiará sus actividades agroquímicas y farmacéuticas. De allí que está en proyecto el separarse de su sector de salud animal (la más pequeña del grupo), y vender dos actividades de parafarmacia: Coppertone (cremas solares) y Dr. Scholl's (cuidado de los pies). Inclusive venderá su participación (controla el 60%) en Currenta, que explota 3 plantas químicas en Alemania.