Jue. 18. Jul 2024, Santa Fe - Argentina
Notas

MONDINO EN LA MIRA DE LA HERMANA-TARORISTA...

CIUDAD DE BUENOS AIRES-ARGENTINA (PrensaMare)  Los 6 meses del gobierno de Javier Milei siguen mostrando las duras peleas internas; las disputas; los desencuentros; las búsquedas de acumulación de poder...

A las decenas (tres para cuatro...) de alejados/as y/o desplazados/as y/o echados/as y/o renunciantes y/o “renunciados/as” ahora se agrega lo que se venía comentando en las últimas semanas: que la canciller está ‘en la mira’ de la Secretaria General de la Presidencia.

Si. La cada vez más poderosa tarotista Karina Milei, señala a Diana Mondino como una “no confiable”; casi lindando con la traición (¿?). Palabra muy utilizada en el limitado y delirante entorno presidencial para descareditar y ponerle el saco de “infectado/da” a quien rápidamente se quieren sacar de encima.

Algo que puden hacer con total sencillez y resolución positiva (en cuanto al desplazamiento) porque a cada uno de los que les colocaron semejante saco de “infectado/da”, carecen de construcción política. Son simples personajes, aislados, algunos/as verdaderos paracidistas de la política, que no tienen el mínimo grupo político que los respalde. Simples y circunstanciales personajes elegidos a dedo y expulsados con la misma rapidez con que llegaron al cargo.  

Ahora se ha conocido que la canciller –que no es para ser defendida por nadie atendiedno a su lamentable presencia en el cargo-, no acompañará al presidente Milei en su viaje a Italia para participar de la Cumbre del Grupo de los 7.

Y como para que el mundo de los negocios –que tanto preocupan a Milei y compañís- fueran comprendiendo cuales son los pasos a seguir, a la cancillería (en manos de Mondino) le “quitaron” la Fundación Argentina para la Promoción de Inversiones y Comercio Internacional.

Se trata de un área clave del comercio internacional que ha sido absorbida por la mismísima hermana-tarorista (en la Secretaría General de la Presidencia), a cargo de la hermana presidencial, Karina.

De esta forma, mientras el mandatario se trasladará a Europa respondiendo a la invitación que le hiciera la presidenta del Consejo de Ministros de Italia, Giorgia Meloni, Mondino no irá. Efectivamente: la canciller (que debe manejar la política exterior argentina) no acompañará al presidente (¡).

Porque...? Bueno, desde el mileimo no andan con vueltas y no han buscado inventar ninguna excusa ‘más o menos creible’. Simplemente dicen que no viaja porque existe un “limitado cupo” de acreditaciones de la Cumbre.

Demasiado elemental y pobre la ‘explicación’. Quizá a tono, acorde, en consonancia, a la latura de la propia (pobrísima) Mondino.