Vie. 24. May 2024, Santa Fe - Argentina
Argentina

EDUARDO PIRONIO HACIA LA BEATIFICACIÓN

EDUARDO PIRONIO HACIA LA BEATIFICACIÓN

ROMA-ITALIA  (PrensaMare)  El papa Francisco autorizó la publicación del decreto que reconoce las "virtudes heroicas" del cardenal argentino Eduardo Pironio.

Mediante tal decisión lo declara persona “venerable” de la Iglesia católica y lo deja a pocos pasos de su beatificación, en el camino a su canonización.

Pironio fue uno de los impulsores de las jornadas mundiales de la Juventud, iniciadas por Juan Pablo II. Tras ser "venerable", quedará a un milagro de poder ser beatificado.

Quién fue...?

Eduardo Pironio, nacido el 9 de julio de 1920, fue ordenado sacerdote en 1943 y consagrado obispo en 1964. Ocupó el vicariato en la diócesis de Mercedes (Provincia de Buenos Aires); fue obispo auxiliar de La Plata; y posteriormente de la de Mar del Plata.

Juan XXIII lo designó como una de las autoridades del Concilio Vaticano II y años después (mediados de la década de 1970), llegó al Vaticano tras ser perseguido por la organización terrorista de extrema derecha, ‘triple A’.

El Vaticano decidió sacarlo de Argentina, luego que dicha banda persiguiera y asesinara a María del Carmen Maggi, una de sus más íntimas colaboradoras (siendo obispo de Mar del Plata).

Fue designado cardenal en 1976 por Paulo VI; fue el primer argentino en sonar como posible papa; tanto es así que fue uno de los más votados en el cónclave de 1978 (donde finalmente se eligió a Juan Pablo I, y luego en el que se eligió a Juan Pablo II).

Posteriormente...

Se le otorgaron varias responsabilidades; tanto es así que tuvo a su cargo la Congregación para los Religiosos e Institutos Seculares; luego fue presidente del Consejo Pontificio para los Laicos. Murió en Roma el 5 de febrero de 1998 y sus restos están sepultados en la Basílica de Luján (Argentina).

La beatificación...

Suya es un proceso impulsado por la Iglesia católica argentina e iniciado en el Vaticano en 2017. Comenzó con el análisis de su vida, sus obras, homilías y hechos trascendentes hasta la búsqueda de dos milagros, hechos clave y necesarios para la canonización.