Sab. 22. Jun 2024, Santa Fe - Argentina
Editorial

EL DESAFÍO DE OMAR PEROTTI

EL DESAFÍO DE OMAR PEROTTI

SANTA FE-ARGENTINA  (por Rodolfo O. Gianfelici, PrensaMare)  Si al gobernador Omar Perotti le interesa la provincia –y se descuenta que sí-, deberá abocarse a problemas graves que existen en el territorio provincial, que la alianza socialista-radical eludió tratar, agravó y/u ocultó gracias al uso demagógico de las pautas publicitarias.

Se habla de tiempos. Que existen 3 meses de ‘crédito’ para cualquiera que asume… Que existe un ‘acuerdo’ de un año con la oposición… Que “no se tocarán” determinados temas en los primeros 2 años de gestión…

En fin; toda una serie de comentarios que circulan en Casa Gris y en la Legislatura. En los pasillos… se entiende?

Lo concreto es que la crisis que han dejado Mauricio Macri (y sus socios radicales en el país), y la crisis que ha dejado el socialismo (y sus socios radicales en la provincia), no entran en los considerandos de “los tiempos” del ciudadano común.

El mismo reclama soluciones; no especula; paga impuestos; vota; no se puede defender ante la inflación ni la corrupción institucionalizada (programada y/o por incapacidad). Quiere que le resuelvan los problemas de todos los días que –debemos reconocerlo- a nivel nacional se los han agravados en los últimos 4 años; y a nivel provincial, se los han agravado en los últimos 12 años.

El ciudadano común descree de los políticos en general y particularmente de los legisladores. En parte por la gravísima maniobra comuynicacional de los medios hegemónicos; en parte por el propio accionar de gobernantes y legisladores. Y ni qué hablar de la justicia…

Pero el ciudadano común considera ‘más cerca’ a los políticos y creen –equivocadamente- que los profesionales del derecho, ocupando cargos en la justicia no hacen ni son políticos. Mayúsculo error…

Pero en este caso hablemos del Ejecutivo provincial. Omar Perotti fue electo por el desgaste y desastre que hicieron socialistas-radicales; porque el peronsimo se mostró unido; y porque el santafesino creyó en la figura del candidato a gobernador.

Perotti dispone de una cierta credibilidad que excede lo político (y no es contradictorio). Posiblemente él no lo sepa. Existe una cierta esperanza y/o confianza en que Perotti se diferencia del resto, y espera que actúe en consonancia. O sea: que resuelva.

Se sabe que el gobernador debe lidiar con una Cámara de Diputados controlada por la oposición; y que la Cámara de Senadores responde a cualquiera, menos a él (y ni qué hablar de los intereses de los santafesinos…).

El tema está en que (por ahora) Perotti es creíble para amplios sectores de los santafesinos (más allá que sean peronistas o no). Pero debe demostrarlo a diario; en tanto y en cuanto caiga en la maraña de los legisladores, irá perdiendo credibilidad, se aislará y terminará siendo considerado (por el ciudadano común) como un gobernador “igual a todos”.

En este sentido, Perotti debe atender y comenzar a resolver problemas gravísimos. Enumeremos, porque el silencio des-informativo mediático establecido por socialismo-radicalismo, ha logrado ocultar algunos de los temas.

La gravísima situación de la seguridad o de la inseguridad. Debe restablecer un lazo de confianza de la sociedad para con la policía provincial. Para lo cual se debe atacar al delito enquistado y hasta conductor de sectores de dicha fuerza.

Establecer con la Nación otro tipo de relación para avanzar en un nuevo Pacto Fiscal y el acuerdo del ‘debe-haber’ entre las partes; o sea: dialogar y no confrontar ante los medios.

Considerar si el Estado provincial avanza en una ley de emergencia económica. En este sentido, sería bueno que los santafesinos sean informados del ‘rojo’ dejado por los 12 años de gestión socialista-radical.

Otro tema que debería tenerse en cuenta es el de la justicia, que –con los cambios establecidos por los tres gobiernos anteriores- solo han logrado agradar la plantilla de empleados (jueces, fiscales, secretarios, empleados…), pero que en nada ha redundado para beneficiar a los ciudadanos que reclaman una justicia rápida y eficiente.

Por supuesto que existen temas importantes como son obras de infraestructura, obras públicas, descentralizaciones, educación, salud y la presencia de un Estado motor junto a la productividad. Pero sin lugar a dudas que los enumerados inicialmente encuentran su lugar de principalísimos a la hora de su tratamiento.

Habrá que ver cuales son las decisiones de Perotti. Si asume el desafío o prefiere ser “más de lo mismo”...