Dom. 14. Abr 2024, Santa Fe - Argentina
Editorial

YPF EN UN MEGA-NEGOCIO DE OTROS

YPF EN UN MEGA-NEGOCIO DE OTROS

CIUDAD DE BUENOS AIRES-ARGENTINA (por Federico Di Santo, PrensaMare)  Llegan tiempos de nuevas formas de movilidad eléctrica y el almacenamiento de las energías renovables, donde el elegido es el litio.

Argentina es, junto a Chile y Bolivia, quien integra el Triángulo del Litio, que contiene el 60% de los recursos mundiales.

Dentro de esta plataforma, el territorio argentino tiene la segunda reserva de litio en el mundo y en la actualidad ya ocupa el cuarto lugar entre los productores de este mineral.

Desde ya, la actividad privada está a la cabeza del negocio, con 2 proyectos: Fénix (iniciado en 1997 en Catamarca), y Olaroz (en Jujuy, que realizó su primera exportación en 2015).

Se trata de inversiones superiores a los U$S 1.000 millones, estimándose que ambos proyectos producirán 37.000 toneladas de carbonato de litio este año.

Para esta nueva realidad nació YPF Litio. El objetivo es el de participar en el negocio, en toda la cadena. Para algunos se trata de un mega-negocio que puede superar lo que moviliza económicamente el poderoso complejo sojero argentino.

El país ya cuenta con la llamada Mesa del Litio, conformada por Jujuy, Salta y Catamarca.

El tema es que sus integrantes no tienen como fin hacerse del recurso del litio para industrializarlo con agregado de valor. Quizás por ello, desde YPF Litio buscan avanzar en convenios sobre litio y tecnología nuclear con la empresa nacional Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB). Intentando sumar a dicha iniciativa a Chile.

Según la normativa argentina...

Las regalías –únicamente dirigidas a las provincias partícipes por ser dueñas originarias de los recursos naturales– no pueden superar el 3%. Ello es un porcentaje mínimo (comparado con Bolivia y Chile); por lo que se debería reformar el marco jurídico argentino, pensando en los intereses nacionales y no de las empresas.

Argentina exporta 37.000 toneladas de litio e importa 350.000. Eso significa que el país no tiene disponibilidad de su propio litio.

En Argentina los yacimientos adjudicados están en manos privadas porque no se determinó que el mineral es «estratégico», lo cual hubiera implicado que no se pueden concesionar a privados (como hizo Bolivia).

Por el momento, las empresas explotan, y las provincias reciben. Fénix (operado por una major estadounidense), ya cerró un contrato con BMW Group, por U$S 300 millones con la minera que opera el proyecto de Catamarca.

Caucharí Olaroz (en Jujuy, con una inversión estimada de U$S 741 millones) es operado por Minera Exar (de la canadiense Lithium Americas, la china Jiangxi Ganfeng Lithium y con una pequeña participación de la provincial JEMSE).

La situación internacional...

Y el contexto de alza del precio internacional del litio, hace imposible a YPF Litio realizar la compra de un yacimiento. Por lo que lo único que le quedaría es acordar con las provincias la realización de exploración conjunta.

La estatal argentina ya firmó en Catamarca el usufructo del primer salar. Ahora se espera avanzar con la exploración en La Rioja. En diciembre inaugurará la primera planta de fabricación de celdas para baterías, en conjunto con Y-TEC, el Conicet y la Universidad de La Plata (con una inversión de U$S 12 millones).