Vie. 01. Mar 2024, Santa Fe - Argentina
Editorial

UNA CORTE SIN VERGÜENZA

UNA CORTE SIN VERGÜENZA

SANTA FE-ARGENTINA  (por Rodolfo O. Gianfelici, PrensaMare)  La Corte Suprema de Justicia nacional falló a favor de la continuidad de clases presenciales en la capital argentina.

Una decisión que ya había anticipado algún medio escrito “bien informado”. Y que significa un respaldo para la oposición que en su momento interpuso el jefe de gobierno porteño, el macrista Horacio Rodríguez Larreta, en contra de la prohibición dispuesta por el presidente Alberto Fernández.

Otra vez el máximo tribunal nacional tomando una decisión puramente política. Mientras aumentan los casos de coronavirus y muertes en la Ciudad de Buenos Aires, se podrán continuar con las clases presenciales.

Se asiste a un bochornoso ataque a las instituciones democráticas elegidas por el voto popular, por parte de un grupúsculo de 5 personas (¡). Dos de ellas que en su momento, intentaron ingresar de la mano del entonces presidente Mauricio Macri, por la ventanba. Concretamente Horacio Rosatti y Carlos Fernando Rosenkrantz.

Es así que en un mes el país asiste a la ‘rebelión’ irresponsable de Larreta que desafió el Decreto presidencial, y a la ratificación de dicha acción por parte del máximo tribunal de justicia.

De los cinco integrantes del cuerpo, solo Elena Highton de Nolasco, no firmó la decisión, y se abstuvo.

En definitiva: este minúsculo poder de solo 5 personas desconoce la realidad, el decreto de pandemia de la Organización Mundial de la Salud, la emergencia sanitaria sancionada por el Congreso argentino, la autoridad del gobierno nacional para afrontar esta situación y los más de 65.000 muertos en el país.

Una vergüenza por donde se lo mire y analice. Al parecer, los cortesanos están decididos a avanzar sobre el poder político de manera escandalosa e ilegal. Inclusive –en nombre de la justicia- violando la mismísma Constitución Nacional.

Este hecho no es aislado, y forma parte de todo un entramado de una justicia al servicio de los poderosos. Una justicia genuflexa, servil, y que pretende convertirse en un poder gobernante, cuando existen autoridades electas (en el Poder Ejecutivo y en el Poder Legislativo).

Los recientes otros hechos que la “prensa seria e independiente” se ha encargado de ocultar o de no informar en profundidad a la sociedad, y que forman parte de esta ofensiva judicialista, han sido:

1)    Aceptación de los recursos presentados por millonarios que se niegan a pagar el Aporte Extraordinario a las grandes fortunas. O sea: a cumplir con una ley que en su momento se analizó, discutió y aprobó en el Congreso y es ley. Entre los que se niegan a pagar se encuentran las principales ‘cabezas’ del grupo Clarín.

2)    El 30-4-2021, la justicia ‘notificó’ al Senado de la resolución de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional de Ciudad de Buenos Aires. La justicia hizo lugar a un… Habeas Corpus (si: Habeas Corpus) contra el Congreso de la Nación. En ella intima al cuerpo legislatico a que… en 15 días sancione leyes. Y la división de poderes…?

3)    El 30-4-2021, la Cámara Contencioso Administrativa Federal, suspendió la vigencia del Decreto de Necesidad y Urgencia que declaró como servicio público a la telefonía celular, internet y la televisión por cable. Lo hizo a pedido de… Clarín. De esta forma, los cableoperadores, los prestadores de internet y las telefónicas podrán aumentar las tarifas cuando y cómo quieran.

 

La Corte Suprema falló sosteniendo que la nación violó la autonomía de la CABA (Ciudad Autónoma de Buenos Aires). Lo cual además, sienta un gravísimo precedente, pues con esta excusa cualquier provincia o municipio puede argumentar en su momento que una decisión política nacional “viola” su independencia y/o autonomía. Con lo cual se abre la puerta a que el país se anarquice (¡).

A la hora de los votos, Elena Highton se abstuvo, pues consideraba que el tema no era de competencia de la Corte. Los restante votantes lo hicieron de forma diferente. Por un lado Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti; y aparte de ellos, Carlos Rosenkrantz y Ricardo Lorenzetti.

El voto de Maqueda-Rosatti, recibió la adhesión de los otros dos, reconociendo que ya venció el plazo de vigencia del DNU. O lo que es lo mismo: reconoce que dicta sentencia llega fuera de tiempo (¿?). Que haya vencido el plazo hizo que los cortesanos no le declararan la inconstitucionalidad del decreto.

A su turno el dueto Maqueda-Rosatti, aludieron al federalismo y a la autonomía de la Ciudad. Argumentaron que el Estado no fundamentó claramente esa intervención; que se debe respetar el federalismo que ordena la Constitución Nacional.

En cuanto a Lorenzetti, agregó otros fundamentos, como que “El deber de los Tribunales es proteger los derechos fundamentales, ya que el Estado no puede sustituir a las personas en las decisiones correspondientes a su esfera individual” (¿?); que existe “un derecho humano a la educación que debe ser satisfecho en la mayor medida posible”, como si el gobierno nacional no lo hiciera (¿?); que “no hay educación sin vida humana” (acaso la nación está en contra de la vida humana…?); deja abierta la sospecha que la nación no habría ponderado para satisfacer el “derecho a la educación y la protección de la salud” (¿?); que el Estado no tiene facultades para limitar el derecho de una persona para ejercer su derecho a la educación, pretendiendo hacer creer que la nación viola ese derecho; y finalmente agrega que “una Provincia no puede violar la libertad de tránsito y derechos fundamentales establecidos en la Constitución”, sosteniendo que la nación violaría etos derechos.

Por su lado el cortesano Rosenkrantz sostuvo los mismos argumentos que Maqueda-Rosatti. Al respecto habla que la nación habría tenido “consideraciones meramente conjeturales conectadas a la presunta eficacia para la realización de otros objetivos” (¿?).

Si bien el fallo cortesano…

“Llegó tarde” (pues el Decreto presidencial ya venció), el mismo no pudo estar vigente en la capital argentina, pues Larreta lo desconoció y abrió las escuelas.

Al respecto es bueno aclarar que conocido el decreto presidencial, Larreta se opuso inmediatamente y dijo que recurriría a la justicia. También le pidió una audiencia a Alberto Fernández, que le fue concedida. Así, cuando Larreta se dirigía a este encuentro, los medios daban a conocer que la CABA había presentado el escrito ante la Corte...

Una maniobra de Larreta propia de lo peor de los manejos políticos. Pero entendible al fin… es macrista.

Por lo que no llamó la atención que inmediatamente las entidades satélites del macrismo y el antiperonismo salieran a “respaldar” a Larreta y a “reclamar” por clases presenciales. Junto a ellas se encolumnaron los medios hegemónicos.

Más claridad de posiciones, imposible. Malos momentos para la Nación.