Vie. 24. May 2024, Santa Fe - Argentina
Editorial

A PROPÓSITO DE MASSA EN EEUU

A PROPÓSITO DE MASSA EN EEUU

SANTA FE-ARGENTINA  (Editorial, PrensaMare)  Comencemos por avisar que existe un artículo que puede servir de antecedente o preludio del actual. Fue publicado el 16-6-2021, y se tituló: “Sergio Massa en EEUU” (http://www.prensamare.com.ar/noticia/16-06-2021/11279-sergio-massa-en-estados-unidos.html ).

Está claro que la estrategia de Joseph Biden para América Latina muestra ciertas diferencias con las de Donald Trump. Si éste solo se dedicó buscar atacar a Venezuela, Bolivia y Nicaragua e impedir la llegada de inmigrantes mexicanos y centroamericanos, el actual mandatario pretende ‘algo más’.

Biden busca mejorar las relaciones con algunos países del sur, y tratará de frenar lo que considera la “penetración” de China (y también la de Rusia).

Para ello se encuentra tendiendo puentes, y uno de ellos es el titular de la Cámara de Diputados argentina, Sergio Massa.

De allí que no haya sido casual que su primera reunión fuera con Juan González, el principal asesor de Biden sobre Latinoamérica. Igualmente, Biden viene construyendo una política que busca sumar esfuerzos contra China, y hasta el momento solo ha recibido oficialmente al primer ministro de Japón y al primer ministro de Corea del Sur. Y su salida fue a la Cumbre del G-7 en Inglaterra (donde buscó avanzar en su gestión ‘anti-China’). Hasta el momento ha mostrado poco, poquísimo y nada a los latinoamericanos…

Mientras tanto, Argentina está necesitada de cerrar un nuevo acuerdo con el FMI y busca inexorablemente que EEUU apoye dicha gestión. Ya ha habido un ‘mensaje’ de un legislador del Partido Demócrata a favor de ello, pero Alberto Fernández espera algo más. En ese sentido, Massa busca ser el gestionador de ello.

El tema es que nada es gratis…

En las actuales circunstancias (entiéndase: relaciones), es imposible que el apoyo de Biden se obtenga. No interesan los análisis técnicos (del FMI), sino el acuerdo y compromiso político que logren sellar Fernández-Biden.

En ese sentido, es bueno tener en consideración que en Washington no están plenamente convencidos que Fernández constituya una garantía (“sospechan” de una relación extremadamente ‘comprometida’ con Cristina Fernández).

Ahora bien: si con Fernández la situación está “empantanada”, y además el propio mandatario argentino no es capaz de generar políticas que lo posicionen a la cabeza de la política nacional, el interrogante es doble…

O sea: Si no se puede avanzar y cerrar un acuerdo con el FMI, y tampoco lograr un despegue y una ofensiva política argentina, cual es el futuro del gobierno…?

Un interrogante que se hacen muchos. Tanto por fuera como por dentro del peronismo.

Y es allí donde aparece Massa (no casualmente).

Resulta incómodo realizar ciertos análisis en voz alta y hasta pensarlos hacia adentro. El poder de la derecha y el neoliberalismo en Argentina y el mundo se ha transformado en decisorio y pesa cada vez más, aún perdiendo (ellos) las elecciones. Porque el poder comunicacional y el bombardeo minuto a minuto que recibe cada ciudadano (vía el teléfono celular, la televisión y los medios de comunicación contralados por los medios hegemónicos) resultan contundentes.

El tema está en que existen políticos que consideran que con buenos modales y recomendaciones morales pretenden que la derecha/neoliberalismo acepte mansamente la construcción de sociedades más justas, y democráticas.

Suena iluso y hasta infantil; la derecha/neoliberalismo solo entiende cuando se la confronta y se le muestra una fuerza política. Si se apela a discursos moralistas, lo que se está haciendo es abonar, o construir el suicidio.

Dos datos a tener en cuenta coincidentes con esta visita de Massa, es que –primero- la embajadora de Israel en Argentina amenazó públicamente con dejar de comprar carnes en el país; y –segundo- que Massa ‘negoció’ que el próximo Congreso Judío Latinoamericano –a reunirse en la capital argentina-, tenga como sede el Congreso Nacional…

La situación de Argentina es delicada. Habrá que ver si Massa constituye un obrero especializado para construir una salida o si por el contrario, será un capataz del hundimiento.

Habrá que ver, habrá que ver…