Vie. 23. Feb 2024, Santa Fe - Argentina
Editorial

DARÍN: COMO MORALISTA… UN GRAN ACTOR

DARÍN: COMO MORALISTA… UN GRAN ACTOR

SANTA FE-ARGENTINA  (por Rodolfo O. Gianfelici, PrensaMare)  En una oportunidad, desde el exilio, Juan Domingo Perón se refirió a un argentino, expresando que “como político… es un gran neurocirujano”.

Frase corta, pero lapidaria. No es necesario andar explicándola; tanto que pasadas unas cuantas décadas de haberlo dicho, ya nadie se acuerda de Raúl Matera, que quiso hacerse el político.

Hoy Mauricio Macri aparece pretendiendo dar clases de política, administración, gestión antiinflacionaria y hasta de moral y salud pública

Pero desde que dejó el gobierno –diciembre 2019- a este verano del 2021, han pasado muchas cosas en el país y la inmediatez y el coronavirus, han hecho olvidar a ciertos personajes, que –en su momento- halagaban a Macri.

Uno de ellos ha sido el actor Ricardo Darín. Un buen profesional, que como ciudadano ha sabido aprovechar las corrientes y nadar a favor, siempre mostrando su oportunismo tan típico de los clasemedieros argentinos. En agosto de 2017 declaró: "quiénes son los que, estando tan cerca, no veían nada durante tanto tiempo" y ahora "nos dan cátedra de cómo debe ser el país".

Valoró al gobierno de Macri "no están subidos a la soberbia y tienen capacidad de reacción: están aprendiendo sobre la marcha… La sensación que da es que son un equipo con algunas mentes muy capacitadas, pero que no tenían muy claro con qué se iban a encontrar; encontraron esto y están corrigiendo rumbo permanentemente. Vamos a ver hasta dónde la sociedad soporta...".

Él que estudió, se formó, se capacitó para ser un buen actor, justifica que quienes conducían al país 'aperendieran' sobre la marcha (?)...

No lo dijo en su casa, o en una mesa de café, sino en un reportaje publicado en el diario Clarín… (como no podía ser de otra manera). El objetivo (del medio hegemónico y del actor) era que sus palabras tuvieran alta repercución; y la tuvieron en su momento. Era un actor mostrándose confiado y a favor del macrismo.

También expresó que no le "sorprende" los casos de corrupción durante el gobierno peronista; que lo que se imagina es "lo que debe haber detrás"; "la gente se pone muy impaciente y es muy ansiosa"; que no se va a "meter con el tema de las tarifas" ya que "todos estamos en contra, pero sabemos también que algo había que hacer porque eran una ficción" (¿?).

En este sentido, 'compra' la pretendida justificación macrista para imponer tarifazos, beneficiando a empresarios amigos en contra de amplios sectores populares. Qué es una 'ficción'...?

Bueno… nada sorprendente de su boca. Aunque llamativamente él no realizó ninguna autocrítica. Y desde el diario, “se olvidaron” de su pasado…

Porque ese Ricardo Darín moralista, es el mismo que estuvo involucrado en la resonante causa de “encubrimiento de contrabando”, cuando compró en 1988 una camioneta 4 X 4 Nissan Pathfinder. Lo hizo usando los nombres y apellido de “Mercedes Angela Rosso”, discapacitada (que también fue procesada).

Un hecho del que también resultaron procesados el ‘empresario’ automovilístico (amigo de Carlos Monzón y de la pareja de Darín, Susana Giménez), Gustavo Steimberg y el gestor Roberto Elmo (ambos procesados por “contrabando agravado”).

Bueno es recordar que en su momento la telefónica cónyuge –Su-, también adquirió un lujoso auto en 1987, en condiciones irregulares. Se trató de un Mercedes Benz, contrabandeado, y donde el involucrado fue José ‘Cacho’ Steimberg. Un escándalo sacado a la luz por Clarín, a causa de una disputa por un negocio telefónico

Lo que llevó a Susana Giménez a visitar al presidente Carlos Menem, para tratar de “solucionar” el escándalo. Recomendándole el recordado mandatario que… “lo tirara al río” (¡), según declaró ella. Pero no quiso, y lo terminó escondiendo en un galpón, tapándolo con fardos de paja…

Por lo que se puede inferir que los dos hechos, teniendo como protagonistas a los integrantes de una pareja sentimental, no era una simple casualidad (sino causalidad operativa).

Lo cierto fue que en la causa judicial, el juez interviniente, Marcelo Aguinsky terminó por dictar la “prescripción” (dejaron 'dromir' el expediente) Sin embargo, la Cámara revocó esa vergonzante decisión y continuó con el caso. Es así que quedó probado el “contrabando”; condenando a Steimberg a la pena de “tres años de prisión en suspenso”.

Elmo recibió otro año de condena (también en suspenso). La sentencia (sin presos, por supuesto…) determinó que Darín compró un auto “malhabido” y que si bien la causa –por el paso del tiempo- estaba prescripta, dejaron en claro que era conciente que "estaba comprando la camioneta en forma irregular". Por lo que “debe descartarse bajo todo punto de vista la buena fe de la compra”; y que Darín “tuvo una actitud claramente responsable”.

Por ello, re-leyendo las expresiones del gran actor, se podría pensar que él ha tenido un lapsus, y que al decir: "quiénes son los que, estando tan cerca, no veían nada durante tanto tiempo" y ahora "nos dan cátedra de cómo debe ser el país"…

No se habrá referido a él mismo…? Emulando la referencia de Perón a Matera, se podría decir que Darín, como "moralista... un gran actor"Es bueno tener memoria.