Vie. 01. Mar 2024, Santa Fe - Argentina
Editorial

BRUSA TUVO SU 'REGALITO' JUDICIAL

BRUSA TUVO SU 'REGALITO' JUDICIAL

Se puede esperar otra actitud de la actual justicia argentina...?

SANTA FE-ARGENTINA  (por Rodolfo O. Gianfelici)  El ex juez Víctor Brusa pasará las fiestas navideñas y de fin de año en su casa. La la Sala 2 de la Cámara Federal de Casación Penal le otorgó el arresto domiciliario porque en la cárcel no podía "recuperarse" y "tratar su patología".

El 13 de agosto este copndenado y repudiado personaje cumplió 70 años; y dos jueces del Tribunal (Angela Ledesma y Guillermo Yacobucci), le dieron el ‘regalito’ postergado por unos días…

Se opuso a ello el tercer juez, Alejandro Slokar. Brusa estaba alojado en el penal santafesino del Barrio Las Flores, donde podía atenderse. Estaba preso desde febrero de 2005 por tres condenas por "asociación ilícita" y "apremios ilegales" en 9 (nueve) casos que se unificaron en 23 años de prisión.

Recién llevaba cumplidos 13; le quedan 10 tras las rejas. Brusa igual debe esperar el resultado de un cuarto juicio por apremios a ex perseguidos políticos.

Este regalo de cumpleaños (o quizás navideño…?) comenzó a tramitarse desde la defensa del condenado, en noviembre de 2016. Fue cuando el defensor oficial Fernando Sánchez pidió el arresto domiciliario porque el encierro le impedía "recuperarse y tratar adecuadamente su patología" (¿?).

Tras ello, la Junta de Salud Mental dictaminó que no tenía "ninguna dolencia psicopatológica" y que para los "efectos subjetivos", contaba con terapia semanal a la que reconocía "resultados beneficiosos".

El fiscal Martín Suárez Faisal rechazó el pedido de arresto domiciliario y lo mismo resolvió la jueza Lilia Carnero (en setiembre de 2017). El defensor oficial Julio Agnoli apeló ante Casación. Y luego que Brusa cumpliera sus 70 años, volvió al mismo pedido. El viernes 7 de septiembre, la Sala 2 de Casación revocó la resolución de la jueza Carnero y la domiciliaria a Brusa.

Para todos estos magistrados, el condenado no puede "recuperarse" en Las Flores (¿?), pues tiene una "enfermedad siquiátrica de larga data". Y llamativamente agregaron un elemento cuasi-cómico: un argumento económico. Que si se trata en su casa, será más barato para el Estado…

Lo cierto es que los dos jueces del ‘si’ libertario sustentaron su decisión en los 70 años de Brusa. Siendo interesante aclarar que el disidente Slokar, sostuvo que la defensa no pudo probar no pueda atenderse dentro de la cárcel: "No aportó elementos de juicio que permitan apartarse de lo resuelto", , ni que la "situación" hubiera cambiado.

En lo jurídico, grave y preocupante. En lo personal, este siniestro e irrecuperable (jamás se arrepintió públicamente) condenado (que participó en mis interrogatorios en junio de 1977), pasará estas fiestas a apenas 400 metros de donde habito. Otra mancha más para la atigrada justicia argentina...