Sab. 18. May 2024, Santa Fe - Argentina
Argentina

NADIE DICE: “TODOS SOMOS CONTRABANDISTAS”...

NADIE DICE: “TODOS SOMOS CONTRABANDISTAS”...

SANTA FE-ARGENTINA  (por Esteban D’Arret, PrensaMare)  Cuando se produjo la maniobra desestabilizadora de las cuatro patronales del campo, asociadas con los medios hegemónicos y la oposición neoliberal y derechista, se acuñó la expresión: “Todos somos el campo”.

Una manera de ‘solidarizarse’ con una protesta egoísta de quienes atacaban al gobierno defendiendo los intereses de grupos minúsculos, usando a los pequeños y medianos productores. Protesta llamativa, porque era más declamativa que efectiva, pues –fronteras adentro- no existía “paro” alguno y los trabajadores del campo debieron continuar trabajando.

Luego, el mismo sector ideológico apeló a un uso similar cuando se produjo el suicidio del fiscal Natalio Nisman, recurriendo al conocido: “Todos somos Nisman”.

El tiempo ha pasado, las patronales del campo no han podido llevar adelante otra protesta similar porque la maniobra liderada por la Sociedad Rural Argentina y sus aliados, quedó al descubierto y no pudieron reeditar dicha acción desestabilizadora.

El tiempo ha pasado, y el odio opositor tampoco ha podido reunir caceroleros para defender a quien era un hombre de la justicia, del que se sospecha que lavó dinero, cobraba en un banco uruguayo pagos de gente de Israel (porqué servicios?), se iba de vacaciones estafando al Estado pues no informa de ello y se hacía pasar trabajando; alquilaba “chicas” acompañantes para sus vacaciones en el exterior; no investigó absolutamente nada; poseía inmuebles no declarados en el exterior; repetía las acusaciones de un discurso internacional pautado por la CIA y el Mossad...

Durante el reinado del macrismo, el grupo Vicentín fue beneficiaro de escandalosos créditos otorgados por Mauricio Macri; y además, orquestó una maniobra defraudadora de alcances internacionales, estafando a productores argentinos, al Banco Nación y a bancos del exterior.

Cuando el estado argentino con Alberto Fernández intentó una maniobra de preservación de dicha empresa y de los productores, la incapacidad y tibieza del gobierno lo llevó al fracaso. Fue allí donde aparecieron los medios hegemónicos y la oposición para reeditar: “Todos somos Vicentin”...

Pero ahora, cuando el escándalo económico-financiero (una verdadera estafa) ha quedado al descubierto, no aparece ningún opositor, ni medio hegemónico, para reconocer que fueron tomados (conscientes o no) como ‘idiotas útiles’... una vez más.

Pero bueno... sobre gustos (y odios) no hay nada escrito...

Porque decirmos esto...? Porque la AFIP (Administración Federal de Ingresos Públicos) logró un nuevo récord histórico al desbaratar un nuevo contrabando de evasión por 9.150 toneladas de maíz y soja no declaradas.

Se trata de más de... 300 camiones con acoplados estacionados uno detrás de otro que se convertirían en unos... 7 kilómetros sobre la ruta.

El detalle ha sido de 8.900 toneladas de maíz partido y 250 toneladas de soja que una empresa exportadora compró “a contribuyentes sin capacidad patrimonial ni económica para operar semejante volumen” (o lo que es lo mismo: “productores fantasmas”).

Mercadería que estaba almacenada en el puerto de Santa Fe lista para ser exportadas a Brasil, Uruguay y Paraguay. Ya el 9 de noviembre reciente en el puerto de Campana (provincia de Buenos Aires) se incautaron 8.100 toneladas de maíz.

Este hallazgo forma parte de la lucha contra el contrabando de granos, que hasta el momento –en 4 meses- desarticuló maniobras de evasión y exportaciones fraudulentas por más de... 23.000 toneladas.

Dentro de dicha cifra se contabilizan las 500 toneladas encontradas en el puerto de Rosario el 9-11-2021. Un equivalente a 800 camiones con acoplados: donde –uno tras otro- tendrían una extensión de... 19 kilómetros de ruta.

Este nuevo golpe a los contrabandistas que estafan al estado argentino contó con la colaboración de Prefectura Naval Argentina.

Detalle de la maniobra:

Los ‘empresarios’ contrabandistas utilizan una empresa exportadora que compró 8.900 toneladas de maíz partido y 250 toneladas de soja. Los vendedores en verdad no poseen capacidad operativa, ni solvencia patrimonial, económica ni financiera para producir o movilizar tales volúmenes.

La firma responsable del acopio de granos los depositó en el puerto de Santa Fe. Y el paso siguiente era el de -a través de exportadores- vender los granos a Brasil, Paraguay y Uruguay.

Todo estaba organizado para sacar dicha producción via terrestre como fluvial. La firma compradora apeló a empresas unipersonales o jurídicas apócrifas (“fantasmas”). Este descubrimiento permite proteger el comercio legal, ataca la competencia desleal, y evita el no-pago de lo que corresponde al Estado nacional.

Las principales...

Responsables políticas de estos operativos son Mercedes Marcó del Pont (titular de la AFIP), Virginia García (de la DGI) y Silvia Traverso (de la Aduana); colaborando con ellas las fuerzas federales de seguridad.

El decomiso récord...

En la historia de la AFIP eran las 8.100 toneladas de maíz en el puerto de Campana (del 9-11-2021). La firma descubierta tenía programada la exportación en barcazas al Uruguay.

El mismo día se produjo otra incautación en Rosario (502 toneladas de soja) que iba a contrabandearse al Paraguay en camiones. Esta mercadería no contaba con la carta de porte electrónica (única documentación válida para trasladar granos dentro del país); ello en razón que había sido comprada ‘en negro’.

Pero además...

Deben agregarse otros descubrimientos de contrabandistas de granos, como lo fueron:

·         900 toneladas de maíz y aceite, desde Mendoza a Santiago de Chile. En 32 camiones

·         504 toneladas de maíz partido, desde Mendoza a Chile. En 18 camiones

·         226 toneladas de burlanda de maíz (subproducto del biotanol) en 8 camiones arribados a Gualeguaychú que iban a ser enviados a Uruguay, y cuyo destino final era España

·         4.137 toneladas de maíz partido desde el puerto de San Pedro (provincia de Buenos Aires), sin poder acreditarse su origen. La responsable de la maniobra era la misma firma que intentó exportar la burlanda a España.

Y ahora... dónde están los que podrían gritar "Todos somos contrabandistas”...