Dom. 14. Abr 2024, Santa Fe - Argentina
Editorial

NORA DALMASSO: QUE 15 AÑOS NO ES NADA... (Rodolfo O. Gianfelici)

NORA DALMASSO: QUE 15 AÑOS NO ES NADA... (Rodolfo O. Gianfelici)

SANTA FE-ARGENTINA  (por Rodolfo O. Gianfelici, PrensaMare)  Han pasado 15 años del crimen de Nora Dalmasso. El único imputado en la investigación es su cónyuge y el Código penal prevé un lapso de 15 años para ese tipo de delito.

Ella fue asesinada en su casa de Río Cuarto en 2006. El viudo Marcelo Macarrón enfrentará en los próximos meses un juicio por jurados estando acusado de ser el autor intelectual del homicidio.

Será juzgado a principios del 2022, acusado de ser el presunto "autor intelectual de homicidio calificado por el vínculo, alevosía y precio o promesa remuneratoria" (con pena de prisión perpetua). El tema es que de no ser hallado culpable y condenado, el crimen quedaría impune pues no existe otro sospechoso imputado. La causa judicial prescribiría según el Código Penal, al trancurrir 15 años del hecho.

La fiscalía analizó todas las pruebas, teniéndose en cuenta también el material genético. Con lo colectado, se consideró que existen elementos suficientes para elevar la causa a juicio.

El fiscal (el tercero en la causa) en 2019 cerró la instrucción de la causa, con Macarrón como presunto "instigador" del crimen de su esposa. Sostuvo que el motivo habría sido por supuestas "desavenencias matrimoniales y cuestiones económicas".

La defensa de Macarrón no se opuso a la elevación a juicio; considera que será absuelto; y presentó por escrito una serie de "observaciones y objeciones" técnicas y cuestionó los "juicios gravísimos de la acusación".

El acusado simpre sostuvo su inocencia y que al momento del crimen, estaba en Punta del Este (Uruguay) jugando un torneo de golf (que ganó) junto a amigos.

El juicio...

Es posible que comience en febrero del 2022. Falta realizar el sorteo para conseguir los 40 jurados populares que estarán junto a los magistrados de la Cámara Primera del Crimen (Daniel Vaudagna, Natacha García y Gustavo Etchenique Esteve).

Si todo marcha bien, en abril podría comenzar el juicio.

En libertad...

La única querellante de la causa es la madre de la víctima, María Nélida Grassi. Respecto a porque ante una acusación semejante (que prevé una condena a cadena perpetua), Macarrón está en libertad, la respuesta es que está descartada la hipótesis que haya sido el autor material del crimen. Es investigado y acusado de “instigador".

La causa...

Durante los 15 años, además de Macarrón, fueron imputados el exasesor del gobierno cordobés Rafael Magnasco, Facundo Macarrón (hijo de la víctima y de Marcelo Macarrón), y el pintor Gastón Zárate.

El hijo fue sobreseído 6 años después de ser acusado. Zárate fue desafectado en forma rápida, porque se evidenció que “fue llevado a la causa”, casi como buscando alguien a quien endilgarle el hecho (lo que produjo protestas en las calles).

Macarrón fue procesado en marzo de 2016 por el entonces fiscal. Éste dudó de la coartada de estadía en suelo uruguayo del cónyuge, acusándolo de "homicidio calificado por el vínculo".

El fiscal que continuó (el actual), modificó la hipótesis; sostiene que Macarrón contrató un sicario para matarla, mientras él se ´cubría’ con el viaje a Punta del Este.

El cuerpo...

De la víctima fue hallado semidesnudo en la cama de su hija Valentina Macarrón, en el inmueble que habitaba la familia. El informe de la autopsia, indicó que ella murió por asfixia por estrangulamiento. Comprobándose que horas antes había mantenido relaciones sexuales.

Si para Carlos Gardel (con todo respeto a la víctima y su familia), “20 años no es nada”, en este caso estamos ante 15 años. Un despropósito por donde se lo analice; sea para la búsqueda de justicia y los seres queridos, como para el acusado.

Un crimen que muestra la existencia de una justicia para los pobres y otra para los sectores más acomodados de la sociedad. Donde la maquinaria judicial –al parecer- cumple a la perfección su (pobre) papel. Otro caso que abona el descreimiento generalizado que amplios sectores de la sociedad tienen sobre un Poder Judicial.

Donde esos sectores esperan que alguien/algunos se den por enterados de la necesidad de una justicia justa.