Sab. 24. Feb 2024, Santa Fe - Argentina
Premier League

NUEVOS DUEÑOS DEL NEWCASTLE

NUEVOS DUEÑOS DEL NEWCASTLE

LONDRES-INGLATERRA  (PrensaMare)  Los petrodólares siguen avanzando en el mundo del fútbol.

Tras no poder cerrar el trato en el 2020, esta vez si resultó y el Fondo de Inversión Pública (PIC) de Arabia Saudí logró un acuerdo con la administración de Mike Ashley. El mismo fue aprobado por la Premier League, y hubo cambio de dueños en el Newcastle. La transación se hace en una cifra cercana a los 360 millones de euros.

Este cambio se produce luego de 14 años en el poder de Ashley. El responsable de la compra es el príncipe heredero, Mohammed bin Salman. Un líder que se encargó de reforzar las inversiones del PIC desde que tomó el control en 2015.

Entre las inversiones de dicho fondo, se encuentran más de 3.500 millones de dólares en Uber; el 5% de la participación en la empresa automovilística y de tecnología Tesla; y proyectos de infraestructura en Estados Unidos.

La Premier League anunció que aprobaba la venta del Newcastle. Un hecho que ha sido cuestionado desde diversos sectores (inclusive por Amnistía Internacional), pues se entiende que se trata de una operación de lavado dinero y que además, Arabia es un país que viola permanentemente los derechos humanos.

El PIC controlará el 80% del club. El restante 20% se lo reparten entre Amanda Staveley y 3 hermanos Reuben. Ella es una empresaria inglesa con conexiones con compañías de oriente medio (será la Directora no ejecutiva). Los otros, son empresarios de carácter inmobiliario.

El consorcio saudita está valuado en 320 billones de libras esterlinas. Mohamed Bin Salmán (conocido como MBS), es el príncipe heredero de Arabia Saudita y viceprimer ministro del país (el primer ministro es el rey).

Si es rico, que se note...

Este jeque está detrás del Public Investment Fund (PIC); una institución que tiene una buena y estrecha relación con Arabia Saudí. El jeque de 36 años anticipó que proveería al club con 1.000 millones de euros.

En Europa ya era bien conocido, pues en 2015 compró (por casi 300 millones de dólares) la vivienda más costosa del mundo. Se trataba del Château Louis XIV, castillo construido en 2009 y ubicado cerca al Palacio de Versalles en París (Francia).

Entre sus ‘pequeñas’ inversiones se cuentan un el yate Serene (de 134 metros y 4500 metros cuadrados de cubierta); adquirido en 2014 por 500 millones de euros al magnate ruso Yuri Shefler.