Mar. 21. May 2024, Santa Fe - Argentina
Opinión

DEUDA ARGENTINA: OPINIÓN DE JORGE A. MOLINARI

DEUDA ARGENTINA: OPINIÓN DE JORGE A. MOLINARI

MONTEVIDEO-URUGUAY  (por Jorge Aniceto Molinari)  A propósito de un artículo de PrensaMare y la deuda argentina –con negociación- ante el FMI:

Apreciados amigos, es un tema apasionante de el cual depende el futuro de nuestras naciones.

Argentina navega en lo que dicen defender a la sociedad dentro de dos corrientes muchas veces antagónicas.

Una que dice defender a sociedad y que no hay otro camino que negociar y buscar las mejores condiciones para el país, así lo hizo Néstor Kirchner entre el interés social  y el interés empresarial, con el FMI como árbitro financiero internacional, tratando de no quedar embretado por las condiciones del endeudamiento.

Pero la derecha horada sobre todo por lo que se suscita en la gente sus campañas y sus promesas de paraísos terrenales, que venden por medios que todos conocemos. Lo del FMI con Macri fue una confabulación canallesca.

Ahora como pasar raya: ¿es posible?

Por otra parte la otra corriente dice hay que romper con todo, y su camino es estatizar. ¿Ahora qué economía nacional es viable hoy en el mundo en esas condiciones?

Hoy también con Alberto Fernández y antes con los Kirchner, la diferencia en la moneda siempre fue un arma de la derecha, una moneda para lo que se exporta y otra para pagar a la gente, y con eso hay que terminar ya, debe estar en las exigencias que se le deben imponer al Fondo.

EE.UU. emite dólares a mansalva, y quiere que el mundo se haga cargo de su crisis, pero si todo el mundo adopta para los que exportan y para los que trabajan en el país la misma moneda, se termina la joda.

Hace unos días el Presidente Maduro, decía públicamente que la exigencia de los venezolanos que su trabajo se pagara en dólares había reactivado la economía.

Pero además hay que analizar un problema que aterra a los yanquis: la constitución de la zona de libre comercio más grande la historia encabezada por China.

El Presidente de Uruguay que salió de una de las partes más graves de la crisis del coronavirus, pidiendo directamente vacunas al principal dirigente comunista del mundo el Presidente de China, y que anunció un tratado de libre comercio con este País. Enseguida le mandaron al Jefe de Comando del ejército sur, a altos funcionarios a tratar de convencerlo de que no debía seguir en ese camino.

Manini, que aportó votos decisivos en la coalición actual de gobierno, corrió presuroso a consultar a Bolsonaro y a pesar de la crisis de todo el aparato productivo de Brasil, la conclusión fue: No con China no.

Ahora lo más triste está ocurriendo en la izquierda, Mujica fue a la ONU en setiembre del 2013, e insinuó dos herramientas: la moneda única y universal y los impuestos sobre la circulación del dinero dando muerte a los paraísos fiscales. Luego el silencio total: de Mujica, de los medios de prensa, de los partidos políticos, de los sindicatos.

Argentina para atender las necesidades de la gente como todos los países necesita aplicar impuestos. Ahora seguirán siendo en moneda nacional, y en forma predominante sobre el consumo, los salarios y las pensiones.

Ahora si se le deja imponer condiciones al Fondo su receta es contra la gente tanto en los impuestos como en las monedas, pero el gobierno de Argentina no puede quebrar eso sola hay que hacer estrategias de acuerdo con todas las izquierdas mundo.

Y entre otras cosas analizar si es posible hacer acuerdos de libre comercio con China, que permitan el desarrollo económico de estos países.

Este problema lo tienen todas las izquierdas, que no entienden que el desarrollo del mundo siempre dependió del libre comercio mundial y hoy ha cambiado de centro, sería el momento de negociar y fijar los derechos de los pueblos para el desarrollo, eso que el FMI no puede resolver.