Dom. 14. Abr 2024, Santa Fe - Argentina
opiniones

LAS INDEFINICIONES (Jorge A. Molinari)

LAS INDEFINICIONES (Jorge A. Molinari)

MONTEVIDEO-URUGUAY (por Jorge Aniceto Molinari)  (Abordando eso gris, que parece la teoría).

Época difícil, nadie define nada. Y atentos. estamos hablando del mundo que define la “política”, el mundo material vive otra realidad; el médico ante su paciente, el productor en el momento de decidir la producción.

Pero en política es otra cosa. Veamos el caso argentino, Milei ha saturado el mercado de disparates, pero no improvisados, han sido largamente pensados, ahora cualquier estudiante de los primeros años de economía, de política, de relaciones publicas llegaría a la conclusión de que sin guerra social es imposible imponerlos.

Ahora ¿por qué lo hace o lo hacen?, estamos ante una crisis muy profunda, no del capitalismo en Argentina –Massa representaba en sus negociaciones con el FMI el juego de las últimas cartas- sino del capitalismo en el mundo.

Ya escucho las objeciones: esto hace más de 100 años que se dice, el muro cayó y la revolución fracasó.

Entonces separemos los tantos, la dirección de la primera revolución que se proclamó socialista fue derrotada y lo que se construyó en su nombre utilizando como instrumento la estatización de la economía nunca representó el pensamiento de los maestros. Como toda aventura, aunque esta enorme por su tamaño y el tiempo histórico en que efectuaba, tenía también su vencimiento.

Sobre esto sí que hay indefinición. La derecha que utiliza la ventaja de la misma, trata de respirar del ahogo del capitalismo con el comercio con la zona de libre comercio más grande de la historia, en cuyo centro están el estado chino y el vietnamita gobernados por los Partidos Comunistas más grandes del mundo.

Milei afirma que hay que luchar contra el comunismo, que es el Estado, el Papa, las Organizaciones internacionales: ¿para hacer qué?, que todo el mundo haga lo que quiera con la producción, con las relaciones laborales.

El problema es que este engendro fue creado en medio de una sociedad rica en producción, pero pobre en las relaciones sociales. Una parte importante de la población sentía que los podía liberar de la burocracia, liberar de que hubiera una moneda para ricos y otra para pobres, aunque en esto el mismo Milei ha reculado, lo condiciona a que la economía estatal se restablezca y luego si se repartirá a la gente.

Ahora en Argentina ocurre un fenómeno que también ocurre en Europa y comienza a sentirse en EE.UU., la riqueza de amplias capas de la sociedad en los conocimientos de todas las disciplinas del desarrollo humano no se compadece con lo que la sociedad es políticamente.

La humanidad no puede seguir produciendo armas e inventado guerras, ¿ahora quien le pone el cascabel al gato?, ¿Cómo salir de esta vorágine que conduce a la tragedia de toda la humanidad?

Solo hay un camino: la sociedad organizada, con sus instituciones, abordando el control de la economía, exactamente lo contrario de lo que se está haciendo donde Milei es el ejemplo más demencial, solo superado por las iniciativas de agudizar las guerras.

Pero de esto no se habla, hay indefinición. Por eso cuando Mujica insinuó en la ONU, que había que actuar sobre dos herramientas: la moneda y los impuestos, pensamos que rompía toda esta parafernalia que rodea la crisis de la predominancia del modo de producción capitalista, pero fue solo una reflexión en voz alta que aún no tiene continuidad.

NO SE PUEDE, ¿por qué no se puede?, entonces surgirán los exceptivos, los que no sienten que esto tiene que cambiar.

Nuestra tarea con la humildad de nuestra capacidad es dar continuidad a la tarea de los maestros, tratando de identificar cuáles son las medidas necesarias para un giro a la situación.

Acá en el Uruguay, donde el Frente –con nuestra alegría- volverá a ser gobierno, este tiene un programa inicial al que se le agregaron propuestas; no hay dudas es un excelente programa, pero no tiene definición sobre los problemas centrales de la época.

Es lógico que insistamos sobre la moneda y los impuestos, porque es ahí donde está la respuesta para un debate que se convoca de la seguridad social por ejemplo.

En el mundo hoy las definiciones se dan por la derecha, la izquierda no ha roto su parálisis, aun cuando los dos principales partidos comunistas del mundo gobiernan en países que forman parte de la zona en que aún se desarrolla con toda su potencia el capitalismo.