Jue. 18. Abr 2024, Santa Fe - Argentina
Notas Destacadas

MESSI Y LAS FLORES DE BACH

MESSI Y LAS FLORES DE BACH

BARCELONA-ESPAÑA  (PrensaMare)  Tras varios años de incógnita para ciertos ambientes, se ha conocido cómo logró Lionel Messi superar sus problemas de vómitos en la cancha.

Dichos sucesos llamaron la atención a espectadores, televidentes, el propio club y médicos, pues no le encontraban respuestas a ello. Inclusive los vómitos se le producían en pleno vestuario y en un encuentro ante el Athletic, los sufrió camino a la cancha, en el túnel.

Tras numerosas recomendaciones al final el delantero argentino terminó comunicándose con el médico Giuliano Poser, al cual luego visitó.

El primer diagnóstico generó un rotundo cambio en la dieta de Messi. Fue así que debió dejar de lado harinas, levaduras, el trigo refinado, el pan blanco, las pastas, y hasta la pizza.

Luego agregó más restricciones: huevos, carne porcina, carne de ternera, los mariscos y los productos lácteos. Lógicamente se se sumaron las gaseosas y el alcohol. Fue así que comenzó a consumir agua mineral.

El médico logró que el deportista comenzara a consumir con asiduidad verduras, y frutas de temporada, que resultan fundamentales combustibles para músculos que son hiperexigidos.

La recomendación de Poser fue contundente: “reducir la ingesta de alimentos procesados o contaminados con pesticidas, herbicidas, antibióticos, medicamentos”.

Ese tratamiento alimenticio fue el inicio de algo más complejo e integral, pues el profesional le recomendó a llevar adelante un trabajo emocional, psicoterapia y tomar remedios florales de Bach. Él había llegado a la conclusión que el fuerte stress producía reacciones hepáticas en el jugador.

Tras los resultados favorables, Messi dejó a Poser y pasó a ser atendido por la médica Maria Antonia Lizarraga Dallo, que es la que dirige el equipo de nutrición de Barcelona.