Sab. 24. Feb 2024, Santa Fe - Argentina
Opinión

ZELENSKI Y SU FIASCO EN WASHINGTON (Rodolfo O. Gianfelici)

ZELENSKI Y SU FIASCO EN WASHINGTON (Rodolfo O. Gianfelici)

SANTA FE-ARGENTINA (por Rodolfo O. Gianfelici, PrensaMare)  La última visita del mandatario ucraniano, Volodimir Zelenski a EEUU demuestra que ya no existe vuelta atrás para él.

En septiembre el mandatario tuvo una verdadera "fría bienvenida" en Washington y también en la ONU. Se le ha acabado la super-protección que Joseph Biden le brindaba y ello ha dejado al descubierto la incapacidad para lograr sus objetivos importantes.

Se trató de la segunda visita de Zelenski desde el inicio de la operación militar especial lanzada por Rusia.

Este 21 de septiembre contrastó sobremanera con su primer viaje, cuando la demócrata Nancy Pelosi, lo recibió. Ahora el actual presidente de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, no aceptó la petición de Zelenski para hablar en una sesión conjunta del Congreso.

Para peor su arribo se produjo en un momento muy inoportuno a nivel de política interna estadounidense. Porque en la Cámara Baja se encontraban discutiendo y luchando por aprobar un plan de gastos a corto plazo para evitar un cierre del Gobierno a finales de mes. Y la presencia de Zelenski significa más salida de recursos de los contribuyentes estadounidenses para alimentar una guerra perdida desde el mismo de sus inicios. Un aporte financiero para Ucrania que ha venido causando fricción entre los republicanos.

Claro que para no quedar como un “abandonar de causas”, el presidente Joseph Biden, anunció un nuevo paquete de medidas “de seguridad” para Kiev (pero no incluyó en el mismo los misiles de largo alcance Atacms).

Lo que si dejó en claro Biden a su par ucraniano era que decidió continuar ayudando. Es así que la conclusión de esta visita es que se anticipa lo que todos los analistas serios ya consideran desde hace un tiempo: que la sociedad EEUU-Ucrania no ha podido ni podrá aislar a Rusia en el Consejo de Seguridad; la frialdad estadounidense para con el visitante ha sido contundente; tanto es así que en el entorno de Zelenski se mostraban sensaciones de clara decepción.

Ni siquiera los ‘conocidos de siempre’, que son alentados (vaya a saberse por quien...) salieron a las calles a manifestarse con expresiones proucranianas y antirrusas, ni en Nueva York ni en Washington.

Para peor (para la débil estrategia ucraniana) el día antes de la visita del mandatario a la ONU, el influyente diario The New York Times (TNYT) publicó un artículo totalmente crítico pues una investigación demostró la responsabilidad de las tropas ucranianas en el ataque del 6 de septiembre contra un mercado en Konstantínovka (con al menos 17 muertos).

Fue una simple ‘coincidencia’ periodística con el arribo de Zelenski...? No. Fue un claro mensaje desde un sector del poder estadounidense que está diciendo que la derrota militar está cerca y que hay que tomar distancia de ella. Inclusive ya existen voces militares en Washington que peticionan detener la escalada y dejar de prolongar el conflicto. Por dos razones: Porque la guerra ya está perdida; y porque a medida que avanza el tiempo se está cada vez más cerca que todo termine en una confrontación directa de EEUU contra Rusia.

Habrá que ver si Zelenski ya se ha dado cuenta que su ambición de reunir a Occidente detrás de “su” causa, ya ha fracasado y que han comenzado a tomar distancia. Lo cual no solo significará sentenciar su ya conocida derrota, sino que el post se transforma en toda una incógnita que lo puede arrastrar a lo más inimaginable (o peor: ya imaginado) que se pueda considerar.

Porque a la hora de buscar “responsables” para esta derrota, se sabe que EEUU va a estar a la cabeza de las acusaciones y maniobras de hallar culpables que le permitan salir lo más airosos posibles de esta locura.

Ocurre que está perfectamente comprobado que:

  • Zelenski está a la cabeza de una banda de corruptos políticos, legislativos, empresariales, militares y paramilitares
  • Han desviado armas provistas por occidente para negociados en el tráfico hacia terceros países
  • Han creado un delictivo entretejido de tráfico de órganos para proveer a occidente “a precio justo y razonable”
  • Zelenski es apenas el fantoche (beneficiario también) de un poder empresario-militar
  • Se desconoce cual puede ser el futuro del país luego que deba asumirse la derrota, la soledad, el empobrecimiento, el mega-endeudamiento, la reconstrucción, la indiferencia “solidaria” de occidente que solo verá a Ucrania como un sitio para hacer negociados
  • EEUU ha sido ‘laxo’ a la hora de controlar el destino de los aportes militares (como económicos) y sus destinos finales.

Todo lo antedicho estaba en conocimiento (desde mediados del 2022) de la Embajada de EEUU en Kiev, de la CIA, de la NSA, de la Casa Blanca y hasta de la propia prensa (siempre servil al poder washingtoniano), tal como lo publicaran diferentes medios, como CBS News y el TNYT.

El entorno de Zelenski ya está al corriente de la derrota, de allí que la corrupción generalizada al no poder haber sido escondida, puede transformarse en una situación incómoda. Por lo que –posiblemente- ellos mismos esté en la búsqueda de algún “cercano” corrupto para tirar al ‘circo romano’ que oportunamente instalará occidente...