Sab. 22. Jun 2024, Santa Fe - Argentina
Mundo

QUIÉN ES JUDITH BUTLER…

QUIÉN ES JUDITH BUTLER…

BARCELONA-ESPAÑA  (PrensaMare)  Los intelectuales de izquierdas que reciben el apoyo del establishment, resultan sospechosos…

Es un dato elemental. Acaso el sistema va a respaldar a quienes le resultan peligrosos…?

En el caso que nos ocupa, Judith Butler es una filósofa reconocida. Una persona que llamativamente (o no tanto) es respaldada por los comentarios de la prensa neoliberal, derechista y defensora del actual sistema capitalista.

Cómo se entiende: Si ella aparece o se presenta como una “izquierdista”…?

Lo que sucede es que el discurso que utiliza es sencillo y funcionalísimo. Permite la perpetuación de la explotación y el estado de opresión que soportan las grandes mayorías en las sociedades occidentales (y países dependientes).

Con gran habilidad el sistema comunicación la presenta como una referente del feminismo y del anti-capitalismo. Pero lo cierto es que ella apoya públicamente al Partido Demócrata, que forma parte del poderoso bipartidismo que ejerce la administración del mayor estado imperialista del mundo

Fue así que el poder comunicacional mundial la presentó recientemente (octubre 2020) en el Museo Reina Sofía de Madrid… como la intelectual más influyente del mundo.

Lo cierto es que esta catedrática de la Universidad de California, integra el selectísimo grupo de académicos que mira el mundo desde su sitial de superioridad, aislamiento y mentiras, sin afectar absolutamente en nada al poder dominante mundial.

La particularidad de Butler es que ella utiliza un lenguaje funcionalísimo. Gozando de un acceso importante a los medios masivos de comunicación, mostrándose con un discurso y/o pensamiento que autocalifican de posmodernismo (¿?).

Todo un discurso hegemónico que cuenta –alguien lo puede dudar?-, con la ayuda de servicios de inteligencia como la CIA, operando desde los años de 1970 y 1980 (y antes también), en las universidades estadounidenses.

Alguna información de…

Butler refiere a que nació en Cleveland hace 64 años, en el seno de una familia judía. Asistió a clases de ética judía, al Bennington College, a la Universidad de Yale, Universidad de Heidelberg (Alemania) como becaria del poderoso Programa Fulbright. Fue profesora en numerosas universidades de EEUU. Ha escrito numerosos libros y artículos, habiendo recibido varios premios y reconocimientos. Es Miembro de la Academia Estadounidense de las Artes y las Ciencias.

Cual es la función de esta claudicante intelectualidad…?

Sencillo: deben instalar con un supuesto lnguaje ‘progresista’ un posmodernismo (¿?) que busca sacar cualquier influencia del marxismo o de cualquier otra teoría social crítica. Un pensamiento que pudiera presentarse como cuestionador o como alternativa izquierdista que ataque al sistema dominante.

Es allí que Butler forma parte de una intelectualidad decadente, que –aliada del poder- confunde, engaña, desvirtúa a las mayorías sociales. Mientras avanza la exclusión, el racismo, la concentración de la riqueza y la miseria, violándose los derechos humanos, flexibilizándose las condiciones laborales, avanzando las privatizaciones en el sector público, y el ataque a la naturaleza, estos ‘pensadores’ (¿?) no hacen absolutamente nada para destruir esta cruel realidad.

Que en los Estados Unidos, a quienes no apoyan al Partido Republicano, se les llamae “progresista”, “izquierdista” o “centroizquierdista” es un desatino total. Porque los propios adherentes del Partido Demócrata (como la señora Butler) al no ser republicanos, se enrolan como supuestos… izquierdistas (¡). Se olvidan (puede ocurrir ello?) la historia criminal que ha tenido dicho partido a lo largo de la historia.

Es así que el sistema coopta a estos intelectuales, los manipula, les otorga el discurso y los halaga. Tanto es así que Butler dio una charla en el pasado octubre en un evento patrocinado por el Banco de Santander.

Junto a ella estuvo otra “feminista”, Ana Patricia Botín, presidenta de la entidad financiera (¡), hablando y mostrando su ‘progresismo’ o “transgresión”. La charla de Buter se tituló: “Los poderes de la memoria en las pequeñas cosas”, donde lo único que hizo fue atacar las políticas del presidente de su país Donald Trump.

O lo que es lo mismo: coincidir con las políticas que propone el neoliberalismo internacional (el electo mandatario Joe Biden –Partido Demócrata-, entre ellos).

La comisaria de la Cátedra, fue la chilena Nelly Richard. Y a su turno Butler habló contra los asesinatos policiales en su país; refirió al “capitalismo neoliberal”; a los “gobiernos autoritarios”, a los grupos violentos de extrema derecha; contra el racismo y el fascismo; del Black Lives Matter; y hasta se dio el gusto de citar a Carlos Marx.

Una expositora ‘progresista’ que en su momento donó 1.050 dólares, a las campañas de Kamala Harris (para el senado, primero, y la vicepresidencia después), siendo esta política una defensora de prisiones para encerrar en ella, a pobres y a las minorías raciales…

Porque debe saberse que esta señora (a la que presentan sonriente y también ‘progresista’) ha sido una conservadora total a nivel jurídico. Se burló de quienes reclaman una reforma del sistema penal de Estados Unidos. Solo como muestra de quién es esta política, citemos que en California (siendo la fiscal jefe), Kamala Harris encarceló a 1.974 personas entre 2011 y 2016 por posesión o pequeño tráfico de cannabis.

Butler ha hablado y criticado la política sionista de Israel; pero a la vez, contribuyó a la campaña de una candidata que apoya pública e incondicionalmente a ese mismo Estado israelí, que es racista y criminal para con el pueblo palestino.

Pero además, Harris ignora a los inmigrantes y nada ha dicho sobre las intervenciones militares de Estados Unidos en numerosos países. Para ella, y por ende a quienes la apoyan, estos países y sus habitantes no tienen valor.

En este raro ‘progresismo’, Butler encuentra coherente (sin contradiccoón alguna) de donar, defender y votar a candidatos como el tándem Biden y Harris, que gobernarán EEUU por 4 años en nombre del Partido Demócrata.

Inclusive debe recordarse que esta intelectual, en junio de 2019, contribuyó a la campaña presidencial de la demócrata Elizabeth Warren. La misma política que aprobó la guerra económica de Trump contra Venezuela. Otra política que se presentó para mayor claridad como una “capitalista hasta los huesos”.

Que no queden dudas…

Butler es una estadounidense impuesta por el poder comunicacional occidental como una ‘progresista’; pero es apenas una empleada que trabaja a destajo para que nada cambie. Para que el sistema sea indestructible y –de paso- otorgue dinerillos a sus más despreciables empleados.