Mar. 28. May 2024, Santa Fe - Argentina
opiniones

URUGUAY: CRISTO, NUESTRO DILEMA (Jorge A. Molinari)

URUGUAY: CRISTO, NUESTRO DILEMA (Jorge A. Molinari)

MONTEVIDEO-URUGUAY (por Jorge Aniceto Molinari)  (Abordando eso gris, que parece la teoría).

No es mi objetivo bucear en la historia y en la historia de las diferentes concepciones, tema que en las distintas sociedades se ha desarrollado.

Entre otras cosas porque no tengo forma de probar lo correcto o incorrecto de cada una de ellas, y por lo tanto respeto pero a su vez me creo con la libertad necesaria como para opinar en aspectos que hoy están latentes en la crisis actual de la economía de la humanidad, pero que a diferencias de circunstancias anteriores en esta oportunidad está en juego su propia existencia –el de la humanidad toda-, o el salto a la organización de un modo de vida superior.

Ese es el objetivo de un largo peregrinar para hacer llegar una carta al Papa Francisco, que desde su asunción a la actualidad, no sé si la misma ha llegado a destino.

Van más de 2000 años y lo que se nos trasmite es que Jesús murió para salvarnos, y la verdad es que no lo entiendo, si entiendo que esa puede ser la verdad de quienes lo asesinaron.

O mejor dicho, la mentira de una sociedad de clases que siempre reprime de parte de los que detentan el poder  a los que buscan imponer reivindicaciones para el conjunto de los seres humanos.

En mi infancia era común escuchar opiniones con mucho fundamento, decir que siempre iban a existir las guerras, porque la población aumentaba más que la producción de alimentos.

Sin embargo el desarrollo de la economía a través de diferentes modo de producción ha llegado a nuestros días con la posibilidad cierta de poder terminar con el hambre en la humanidad, como primera medida, para encarar de inmediato temas como la salud, la enseñanza, la vivienda, el trabajo, es más,  tal vez sea una materia para la ciencia, equilibrar naturalmente el crecimiento de la población.

Las guerras actuales que amenazan en degenerar en el uso de armas nucleares tiene un solo objetivo: dar salida al presupuesto militar, la industria en la que están los mejores y mejor pagos técnicos del mundo. Es  una situación que en si no tiene solución.

Cristo no murió para salvarnos, a Cristo lo asesinaron en su intento de liderar en las reivindicaciones humanas más elementales, como ha venido ocurriendo en toda la historia de esta humanidad dividida en clases, con los líderes sociales y políticos de los trabajadores.

“Al César lo que es del César”, la humanidad no necesita ni siquiera eliminar a los burgueses – que hacen estos miles de esfuerzos en su alienar  para justificar la guerra; la humanidad necesita la paz y reconvertir toda la industria de guerra para utilizarla no en la destrucción sino en el desarrollo humano.

Por eso que es necesario en un programa común unir a todo lo mejor de la humanidad, y reivindicar las luchas que a lo largo de los siglos han mantenido encendida la llama de la liberación social.

No estamos ante el fin del trabajo, estamos en el agostamiento de la rentabilidad empresarial, que en contradicción con el aumento de la eficiencia, entre otras cosas por el avance tecnológico, acelera los límites de la clásica rentabilidad burguesa que dio sustento al propio desarrollo del sistema.

Tampoco estamos aún ante el fin del trabajo asalariado, porque el pasaje a una relación social superior dependerá de la propia organización que la sociedad se dé en el futuro.

El ser humano nuevo dependerá de las condiciones sociales nuevas que se deberán construir.

Porque un mundo mejor es posible y necesario.

Me acotan:

El gran problema es que para lograr eso la humanidad toda, tendría que alcanzar un nivel intelectual del que está lejos....

Respondo:

El apunte es muy importante. Marx señala que es la base material la que determina la construcción de la sociedad.

No es que la humanidad llegue solo por maduración intelectual, es necesario actuar sobre las bases materiales para dar muerte en paz a la predominancia de un modo de producción que se agosta constantemente.

Por eso la importancia de opiniones como la de Mujica en la ONU – luego retrocedió y no habló más del tema-, que aporte en una crisis que nos lleva al extremo de una guerra nuclear.

Por eso sería importantísimo que el Frente tomara una posición correcta sobre la moneda y los impuestos, pero por ahora la izquierda piensa en cuantas bancas tendrá en su próximo gobierno.

Ahora eso no nos debe impedir seguir pujando hasta que nazca.

Esto es tan importante como que –como Marx lo señala- la crisis cuando llega producto de las contradicciones en el desarrollo del aparato productivo conmueve todo y es ahí donde el programa para superar la situación no es el que surge de un inventario de “fuerzas políticas”, sino la capacidad de la humanidad de llegar a una síntesis programática correcta.

Me preguntan: ¿tú crees? –más que eso: vivo, ahora vivir no es necesario, navegar es necesario. (lo decía Quijano desde Marcha).

¿Y cómo andas?: -insubordinado, carajo.