Dom. 16. Jun 2024, Santa Fe - Argentina
De todo

DELFINO Y SU PADRE EMBOCARON UN TRIPLE...

DELFINO Y SU PADRE EMBOCARON UN TRIPLE...

SANTA FE-ARGENTINA  (PrensaMare)  Existe la justicia para los pobre y justicia para los ricos...? Bueno, bueno... Qué difícil es dudar de ello (por lo menos para afirmar que ‘no’).

El basquetbolista argentino Carlos Delfino y su padre lograron evitar terminar en un juicio oral y público por lavado de activos de origen ilícito. Un hecho que –de ser probado- significa para un condenado una pena de 3 a 10 años de prisión.

Pero el reconocido deportista logró ‘zafar’ de ello, a cambio de donar al hospital de Santo Tomé un equipo de Rayos X y un utilitario 0 kilómetro. Se estima que ello le significará sacar de su bolsillo unos 40.000 dólares; y además, deberá abonar una multa de $ 2.400.000 pesos ($ 1.200.000 por cada uno de los investigados).

Fue porque el Tribunal Oral de Santa Fe, suspendió el proceso a ambos imputados por dos años (hasta que cumplan el acuerdo); resolución rubricada por el juez subrogante Germán Sutter Schneider.

El magistrado halló “razonable y adecuado” (¿?) aceptar la propuesta de los Delfino pese a la “gravedad y especiales características de los hechos” (¡).

El tema fue que Delfino debía responder por una operación inmobiliaria en la que su casa en el country “El Paso” (afueras de Santo Tomé, lindera con la capital provincial) que estaba a nombre de la sociedad off shore Parmery Trading SA (radicada en Uruguay), terminó en poder de un condenado por narcotráfico. El mismo es nada más y nada menos que... Vicente Pignata, que está prófugo desde 2019.

El fiscal Walter Rodríguez que...

Investigó el caso y lo elevó a juicio dijo que era “razonable” afirmar que los Delfino, “si bien no tenían una vinculación con la maniobra previa de narcotráfico, tendrían conciencia de que el dinero utilizado por Pignata en la adquisición del inmueble sería de origen ilegal... les habrían facilitado un andamiaje jurídico diseñado con anterioridad y provecho propio para ocultar a sus verdaderos titulares”.

La defensa de los Delfino...

Propuso la “suspensión del juicio a prueba” al entender que la “figura penal que les atribuyen” y la falta de "antecedentes condenatorios” de ambos habilitaban ese beneficio. Para lo cual ofreció “abonar el mínimo de la multa correspondiente al delito” (unos $ 1.200.000 pesos) y donar a la Fundación Conin (de la localidad de Recreo), 10 kilos de alimentos no perecederos por mes, durante un año.

Delfino padre firmó el contrato de locación, como apoderado de Parmery Trading SA, con la esposa del narco Pignata (ella también está imputada en la investigación).

Esa propuesta fue rechazada por el fiscal Martín Suárez Faisal, entonces la defensa de los Delfino ‘mejoró’ la “propuesta”: fue así que ofreció pagar $ 1.200.000 por cada imputado ($ 2.400.000 en total); y en lugar de la irrisoria donación de alimentos, las donaciones al hospital de Santo Tomé: un ecógrafo y un utilitario cero kilómetro.

Luego, en una audiencia, la defensa informó que el hospital ya tenía ecógrafo, por lo que Delfino se comprometía a donar “un equipo médico digitalizador para destinarlo a Rayos X, mamografías y otros estudios" (con valor de mercado similar al ecógrafo: 20.000 dólares).

El juez Sutter Schneider recordó...

Que los Delfino están procesados como “autores del delito de lavado de activos que prevé una pena de 3 a 10 años de prisión y multa de dos a diez veces el monto de las operaciones”.

El basquetbolista –expresó el juez-, es “procedente concederle el beneficio” porque tiene “la expresa y fundada conformidad” del fiscal Suárez Faisal, “la pena en expectativa del delito que se le atribuye podría ser dejada en suspenso”, ofreció “pagar el mínimo de la multa” y “carece de antecedentes penales”.

Sin embargo, para el caso...

Del padre de Delfino, el “requerimiento de elevación a juicio revela de modo elocuente una gravedad tal" que según la denuncia del fiscal que investigó el caso, Walter Rodríguez, "tornaría improcedente la suspensión del juicio a prueba”. “No obstante, en el curso de la audiencia, el fiscal general Suárez Faisal se pronunció a favor del pedido de la defensa en orden a un cambio de calificación... Lo cual constituye un factor relevante” –dijo el juez- para suspenderle también el juicio al otro imputado (‘operador’ inmobiliario de su hijo).

Fue así que el juez Sutter Schneider, a pesar de la “gravedad y especiales características de los hechos imputados”, consideró que era “razonable y adecuado suspender el proceso por dos años”. Ahora los Delfino deberán cumplir las “reglas de conducta”, “fijar residencia y no modificarla sin previa autorización", hacer las donaciones al hospital y abonar la multa.

Y colorín colorado... la justicia para los ricos volvió a imponerse.