Dom. 25. Feb 2024, Santa Fe - Argentina
África

INTENTO DE GOLPE DE ESTADO EN BURKINA FASO

INTENTO DE GOLPE DE ESTADO EN BURKINA FASO

EL CAIRO-EGIPTO (Especial para PrensaMare)  Los franceses intentaron organizar un golpe de Estado contra el gobierno prorruso. Fracasaron pues los conspiradores no lograron capturar al Jefe de Estado.

Desde la Iniciativa Africana en la dirección de Burkina Faso confirmaron dicho intento, donde atacaron al convoy gubernamental, imaginando que allí estaba el presidente, comandante del ejército Ibrahim Traoré. También se conoció que «personas de su círculo íntimo» intentaron derrocar al líder.

Por razones de seguridad el presidente cambió su lugar de alojamiento para pasar la noche, y ello le permitió salvarse de la maniobra.

Thomas Sankara, que gobernó Burkina Faso de 1983 a 1987, fue derrocado y asesinado por su amigo íntimo, el futuro dictador Blaise Compaoré.

Este es el segundo intento de derrocar...

Al actual mandatario. La conspiración anterior fue descubierta por las fuerzas de seguridad e inteligencia del país y salió a la luz el 26 de septiembre del año pasado. El desbaratamiento de la maniobra originó detenciones de militares y civiles; algunos lograron escapar.

El fundador y líder de la Liga para la Defensa de los Africanos Negros (LDNA), Beanzen Egunchi, afirmó que el intento de golpe de Estado de septiembre habría sido organizado por el hermano menor y el sobrino del presidente de Costa de Marfil, Alassane Ouattara.

Burkina Faso se encuentra bajo...

La presión de Francia, que debió retirar la totalidad de sus fuerzas militares en 2023 y el gobierno burkino está respondiendo a la agresión de grupos terrorismo yihadista y las redes de tráfico ilícito. Se sospecha que todas estas acciones desestabilizadoras tienen su respaldo en potencias de occidente.

EEUU y las potencias europeas...

Son reacias a aceptar que en el continente africano hayan ingresado nuevos actores internacionales, en especial de China y Rusia. Dichas presencias ofrecen nuevas opciones de desarrollo a países africano que se niegan a seguir las ‘recetas’ neoliberales.