Dom. 03. Mar 2024, Santa Fe - Argentina
Argentina

MUERTE DE JAITT: UN DETENIDO

MUERTE DE JAITT: UN DETENIDO

El jueves estará los peritajes a órganos (y sangre y orina) de la fallecida...

LA PLATA-ARGENTINA  La última novedad en la investigación de la muerte de Natacha Jaitt es que ha sido detenido y alojado en una comisaría de Tigre, el empresario Raúl Velaztiqui Duarte.

Se trata de quien llevó a Natacha Jaitt al salón de eventos Xanadú (donde murió) y se lo acusa de “falso testimonio”.

El hombre, nacido en Paraguay, tiene 47 años, es profesor de danza y organizador de eventos con su propia firma (Veluarte Producciones).

Había declarado: "Nos reencontramos hace unos días, el 31 de enero creo, y ahí surgió la idea de hacer proyectos en común, de hacer eventos juntos". El tema fue que citado a ampliar su declaración en sede judicial, y los fiscales consideraron que existían muchas contradicciones” con la primera declaración. Por lo que decidieron detenerlo.

La caratula del expediente es “averiguación de causa de muerte”. De las cámaras de seguridad del salón de eventos surge que Velaztiqui Duarte se llevó en su mochila el celular de Jaitt (cuando dijo que no sabía dónde estaba el equipo).

El empresario fue quien buscó a Natacha Jaitt a su casa, y la llevó al salón en su camioneta Fiat Adventure; en el lugar, ingresaba y salía donde estaban ellos cenando; nunca observó a ella consumiendo ningún tipo de drogas.

Sin embargo, una de las testigos (que estuvo en el lugar) declaró que Jaitt consumió “pepa y alcohol”.

La autopsia determinó que Natacha Jaitt sufrió una "insuficiencia respiratoria por edema agudo de pulmón secundaria a falla multiorgánica”. Jaitt presentaba restos de cocaína en sus fosas nasales y ninguna lesión externa.

Los fiscales que investigan el hecho comenzaron a tomar nuevas declaraciones a las personas que compartieron esa noche con la fallecida. Los citados –además de Velaztequi- que debieron ampliar lo declarado, fueron el salón Xanadú, Gonzalo Rigoni (45) y el su amigo y vecino Gustavo Andrés Bartolín (alias “Voltio”; 44).

También desde la justicia han analizado las imágenes de 12 cámaras de seguridad del salón, contrastando (nuevamente) ello con las declaraciones de los testigos.