Dom. 16. Jun 2024, Santa Fe - Argentina
Argentina

PICHETTO YA TIENE SU SELLO PROPIO…

PICHETTO YA TIENE SU SELLO PROPIO…

SAN MIGUEL-ARGENTINA  (por Federico Di Santo, PrensaMare)  En el Club San Miguel Rugby se lanzó -días atrás- el Peronismo republicano. Un acto con más de mil asistentes liderado por el neoperonista macrista, Miguel Ángel Pichetto.

Se trata de un espacio abiertamente contrario a la propuesta de Cristina Fernández, la dirigente peronista con más poder en el oficialismo. El objetivo no es el dar pelea dentro del peronismo, sino el poder negociar desde una posición de más fuerza, dentro de Juntos por el Cambio.

“Vamos a consolidar la coalición opositora para volver a ganar en 2021 y en 2023″, dijo Pichetto en el acto al aire libre.

Para algunos conocedores de las internas peronistas, este acto fue una muestra del “Jurasic Park”, si se tienen en cuenta las presencias de Miguel Angel Toma, Eduardo Menem, Ramón Puerta, Jesús Cariglino, y Dante Camaño.

Entre los más ‘nuevos’, se los vio a Luis Acuña, Darío Kubar y Sandro Guzmán; los intendentes Jaime Méndez (San Miguel), Hernán Bertellys (Azul), y Guillermo Britos (Chivilcoy).

También estuvieron representando al PRO, el antiperonista Hernán Lombardi y el diputado nacional por la UCR Jorge Enriquez.

El escuchar las expresiones permitió avisorar –como se podía esperar-, una propuesta derechista, donde el propio Pichetto no dudó en adoptar el clásico discurso de las clases pudientes del país al sostener que “el problema de la Argentina es la ideología del pobrismo”. También reclamó “bajar la carga impositiva de los empresarios porque son los que generan empleo” y buscando mostrarse ultramacrista, reclamó “modernizar las normas laborales: son todas leyes de los años 70 y se mantienen casi intactas”.

También hizo uso del discurso de la titular del PRO, Patricia Bulrrich al cuestionar la “prolongada cuarentena obligatoria” que fue perjudicial en la economía. Asimismo, elogió a Carlos Menem, al valorar que había “gobernado para la unidad nacional, sin odio ni rencor” y que logró “diez años de estabilidad económica”.

Sostuvo que la santafesina ciudad de Rosario “es Sinaloa, descuartizan gente y no hay actividad del Estado para reprimirlo porque los narcos se apoderaron de todo”. Olvidando que Macri gobernó 4 años y no llevó adelante ninguna política anti-narco, ni en Rosario ni en todo el país.

Incluso apostó por alentar la política que llevó adelante el Ministerio de seguridad macrista (2015-2019) en la Patagonia, al sostener que ella “afronta riesgos como en la época de Julio Argentino Roca porque hay grupos seudomapuches que tienen una ideología de izquierda”. Al parecer, para el senador macrista, el ser de izquierda es un delito...

Otro que habló fue el exintendente de San Miguel, y funcionario macrista con la gobernadora María Eugenia Vidal, Joaquín De la Torre que reclamó “Tenemos un desafío que no es más Estado presente sino más Estado eficiente”.

También subieron al palco y hablaron la diputada provincial Catalina Buitrago; Claudia Rucci, senadora bonaerense de Juntos por el Cambio (quen reivindicó “el peronismo de Perón”). Esta última habló de ‘infiltrados’ en el peronismo, retomando el discurso de la derecha de la década de 1970.

Aunque no estuvo presente en el acto, el más satisfactorio con lo hecho por Pichetto es –sin lugar a dudas- Mauricio Macri. Ahora piensa que cuenta con la ansiada “pata peronista”…

En cuanto a Pichetto, íntimamente debe sentir la alegría de poder disponer de un ‘sello’ propio…