Vie. 19. Jul 2024, Santa Fe - Argentina
opiniones

PUERTO RICO: LA VIOLENCIA DE GÉNERO CONTRA LA MUJER (Carlos P. Morales)

PUERTO RICO: LA VIOLENCIA DE GÉNERO CONTRA LA MUJER (Carlos P. Morales)

JUNCOS-PUERTO RICO (por Dr Carlos Pérez Morales, Geógrafo/Historiador

Puerto Rico, como otras naciones latinoamericanas, tiene una sociedad "machista." El machismo es un sentido fuerte o exagerado de virilidad; una actitud que supone que la virilidad, el coraje, la fuerza y el derecho a dominar y golpear a la mujer que en ocasiones puede causar la muerte y son atributos o concomitantes de la masculinidad.

Desde el 2019 el 2004, el número total de feminicidios anual en Puerto Rico ha fluctuado entre 51 y 79.

En Puerto Rico, este pequeño archipiélago caribeño, las  mujeres son  considerada por los "machos," como un trofeo que está directamente ligados al machismo y la sociedad patriarcal en la que prospera.  La masculinidad tóxica se encuentra la perpetuación de la violencia contra las mujeres. La violencia contra la mujer, especialmente la ejercida por su pareja y la violencia sexual, constituyen un grave problema de salud pública y una violación de los derechos humanos de las mujeres. La estimaciones mundiales publicadas por la Organización Mundial de la Salud. Se indica que alrededor de una de cada tres (30%) mujeres en el mundo han sufrido violencia física y/o sexual de pareja o violencia sexual por terceros en algún momento de su vida, la mayor parte de las veces el agresor es la pareja. En todo el mundo, casi un tercio (27%) de las mujeres de 15 a 49 años que han estado en una relación, informan haber sufrido algún tipo de violencia física y/o sexual por su pareja. La violencia puede afectar negativamente la salud física, mental, sexual y reproductiva de las mujeres y, en algunos entornos, puede aumentar el riesgo de contraer el VIH.

La violencia contra la mujer puede prevenirse. El sector sanitario tiene una importante función que desempeñar para proporcionar atención integral de salud a las mujeres que sufren violencia, y como punto de entrada para derivarlas a otros servicios de apoyo que puedan necesitar.

Pero hay que reconocer por parte de fiscales y jueces, que la violencia de género es un ciclo en el cual la mujer está contenta con su pareja y en el otro lado es golpeada por su compañero machista.