Vie. 24. May 2024, Santa Fe - Argentina
Notas

VOLTEARON AL CANCILLER DE PERÚ

VOLTEARON AL CANCILLER DE PERÚ

LIMA-PERÚ  (especial para PrensaMare)  A solo 19 años de haber jurado en el cargo de caciller, debió marcharse Héctor Béjar. Las presiones y maniobras de la derecha y el neoliberalismo en el Congreso y desde los medios de comunicación provocaron esta salida.

Se trata de un duro golpe para el gobierno de Pedro Castillo. El exguerrillero y sociólogo Béjar había anunciado un cambio total de la política exterior peruana. Esta salida a envalentonado a los golpistas, que ahora reclaman más cambios en el gabinete.

Béjar, en un programa de televisión (del domingo por la noche) tuvo declaraciones donde señalaba que la Marina había cometido actos terroristas y había sido entrenada por la CIA.

La reacción de la derecha fue inmediata. Inclusive la propia Marina (de manera inconsulta), emitió un comunicado criticando duramente al canciller. El ministro de Defensa, el exsuboficial de la Policía y abogado Walter Ayala, respaldó públicamente a la Marina. 

Antes de la renuncia, el Ministerio de Relaciones Exteriores emitió un comunicado indicando que las declaraciones de Béjar habían sido dadas antes de ser ministro y “vienen siendo manipuladas, editadas, recortadas y sacadas de contexto con el propósito de desacreditar y lograr la censura del ministro”. Resultó evidente que Béjar no contó con respaldo desde el propio gobierno que integraba.

La expresión ante el medio televisivo fue: “El terrorismo en el Perú lo inició la Marina, han sido entrenados para eso por la CIA”. Lo había dicho en noviembre del 2020 en una conferencia virtual. También había afirmado que Sendero Luminoso (guerrilla maoísta que en 1980 inició una lucha armada por una década), había sido “en gran parte obra de la CIA”.

En la respuesta airada de la Marina, sus integrantes olvidaron una autocrítica y reconocimiento a sus múltiples violaciones a los derechos humanos.

Lo que en su momento buscó explicar Béjar fue que en enero de 1975 (siendo presidente el general de izquierda Juan Velasco), cuando fue designado un almirante cercano a Velasco como jefe de la Marina y del Comando Conjunto, se produjo un atentado por parte de quienes ya preparaban el golpe de Estado contra el presidente. Ellos fueron los responsables de colocarle una bomba en la casa al designado. Velasco fue derrocado en agosto de ese mismo año.

En 1977, en el gobierno militar del general derechista Francisco Morales Bermúdez (condenado en Italia por su participación en el Plan Cóndor), un planificado atentado hundió un barco de Cuba. Un grupo de buzos militares les pusieron explosivos en el casco. Trascendió que operó la Marina, tanto en ese como en otro atentado similar (donde el otro barco cubano quedó averiado).

La dictadura no dispuso investigación alguna. En su momento, la embajada de Estados Unidos informó al Departamento de Estado que los responsables fueron marinos peruanos. No es un secreto en el país, que la CIA mantiene desde hace décadas estrechísimas relaciones con militares peruanos, en especial los marinos.