Vie. 23. Feb 2024, Santa Fe - Argentina
Argentina

MENDOZA LANZÓ VINO EN BOTELLAS PLÁSTICAS

MENDOZA LANZÓ VINO EN BOTELLAS PLÁSTICAS

MENDOZA-ARGENTINA  (PrensaMare)  Productores mendocinos lanzaron al mercado vino en botellas de plástico. Se trata de la marca "Pirueta", y alcanzan a 50.000 unidades. Desde Fecovita apostaron por cambiar de envases

Todos saben que la botella de vidrio es sinónimo de vino desde hace siglos. Pero ante la actual situación, la Federación de Cooperativas Vitivinícolas Argentinas (Fecovita) concretó poner en el mercado la marca citada envasada en plástico.

Para llegar este lanzamiento comercial se han realizado ensayos técnicos que dieron buen resultado. Ahora falta evaluar la percepción de los consumidores.

En las últimas décadas se hicieron intentos de innovar en los envases, incorporándose el tetrabrik (ligado a los vinos baratos), al igual que el pouch o "sachet".

Se usan botellas del polímero correcto. En el caso del vino, hay algunos tipos que se pueden envasas en ellos y otros que no. Porque no todos los vinos pueden ir al plástico.

La pandemia inició un proceso de suba en el consumo hogareño, agregándose los problemas de producción. Por ello la industria cristalera no alcanzó a satisfacer a la demanda creciente. El alto consumo de vinos no fue respondido con la producción de botellas.

Para peor, tras el coronavirus apareció la guerra en Ucrania y ello hizo elevar los precios de la energía. Así, operar en los grandes hornos donde se fabrican las botellas, se volvió más caro.

La ventaja del uso de este nuevo envase, está en que la botella de vidrio pesa 10 veces más y ocupa más espacio que una de plástico. Ello significa que la diferencia logística sea muy grande.

Un camión transporta 17 a 18.000 kilos de vino; el resto es cartón, vidrio y corcho. Pero además está la ventaja que se pueden llevar las proformas e "inflarlas" (a las botellas plásticas) en el lugar de llenado. Ello permite tener espacio libre en los camiones que transportan el material.

Esos kilos de vidrio que se ahorran benefician el transporte en general. Porque aún llenas, las botellas de polímero pesan mucho menos y se usa menos combustible para transportar cada unidad.

Un camión carga 28.000 kilos. Allí se transportan entre 17 o 18.000 kilos de vino; el resto es cartón, vidrio y corcho. Pero al usar un envase plástico (más liviano que el de vidrio), se llega a transportar hasta 25.000 kilos de vino.

Respecto al tema meioambiental, una botella de tereftalato de polietileno (PET) tarda entre 100 y 1.000 años en biodegradarse; una de vidrio se biodegrada en 4 o 5.000 años.

Qué vinos se podrán envasar...?

Los vinos que mejor funcionan con los envases plásticos son los que se venden de forma relativamente rápida. El lapso breve entre el llenado y la venta impide que se filtre oxígeno al interior.

En los años de los 70, el consumo per cápita en Argentina era de unos 90 litros al año. Hoy anda por los 20 (y faltan botellas). Por ello, el plástico aparece como una salida posible.