Dom. 16. Jun 2024, Santa Fe - Argentina

MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA: CONDENAS EN CÓRDOBA

MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA: CONDENAS EN CÓRDOBA

CÓRDOBA-ARGENTINA (PrensaMare)  Condenaron a los represores del último campo de concentración del general Luciano Menéndez.

El Tribunal Oral Federal n° 2, juzgó a los asesinos de Rubén Pocho Palazzesi, y de haber los secuestrado, aplicado tormentos y cautiverio de los sobrevivientes Jaime García Vieyra y Teobaldo Nilveo Cavigliaso.

Fueron condenaron a 24 años de prisión y a la unificación de las perpetuas a Ernesto Nabo Barreiro (75 años; Foto), Carlos Enrique Principito Villanueva (73) y Carlos Alberto HB Díaz (80).

Barreiro y Villanueva tenían una única perpetua (la del Megajuicio La Perla-Campo de La Ribera); Díaz ha sumado perpetuas desde el 28-7-2008 (primer juicio de lesa humanidad en Córdoba), en el que se condenó por primera vez a perpetua en cárcel común a Luciano Benjamín Menéndez.

La justicia probó que La Quinta de Guiñazú, fue el último campo de concentración armado por Menéndez después del cierre de La Perla (en diciembre de 1978). También probó que allí llegaron torturadores de la ESMA para “colaborar”. El inmueble había sido usurpado a las familias Viotti-Mogilner-Gabaldá y donde hubo prisioneros de la llamada “contraofensiva” (de Montoneros) capturados en Paraguay y otros países limítrofes.

Los tres acusados, Barreiro, Villanueva y Díaz gozan del beneficio de la prisión domiciliaria. Por ello en esta casua mantuvieron absoluto silencio, buscando no contradecir y que ello pudiera dar lugar a un mayor descubrimientos de sus accionares criminales.

Rubén Palazzesi, fue secuestrado el 12-8-1979 junto con Jaime García Vieyra. La defensa de los condenados acusó de la muerte a una patota de la ESMA (llegada al lugar para torturar al dirigente del Peronismo de Base e integrante de las Fuerzas Armadas Peronistas, pensando que podían quitarle 1 millón de dólares –que afrimaban que poseía-). García Vieyra estuvo cautivo en un sótano de la Quinta de Guiñazú, declaró en este juicio que “le pedían todo el tiempo esa plata y creo que lo mataron por el palo verde”. Lo mismo había dicho en una declaración de 2013 Teobaldo Nilveo Cavigliaso, la otra víctima secuestrada y torturada, que murió en 2020.

Palazzesi, tras ser salvajemente torturado sufrió el desmembramiento y luego lo ingresaron a un auto que quemaron en la ruta Córdoba-Buenos Aires. Sus restos fueron entregados a la familia.

En el juicio declararon...

Su viuda, Cristina Guillén, y Stella Mari Palazzesi de Cavigliaso. Ambas, también secuestradas y encarceladas, declararron 44 años después de los sucesos soportados y denunciaron una vez más “a jueces cómplices de la dictadura” como Luis Rueda y Gustavo Becerra Ferrer, entre otros.

Silvio Viotti (ahora de 61 años), sólo tenía 16 cuando fue secuestrado con su padre Silvio Octavio Viotti y su hermanito de 11 años, y despojados de La Quinta de Guiñazú. Pidió que el lugar pueda convertirse en un pequeño Museo de la Memoria.