Vie. 12. Jul 2024, Santa Fe - Argentina
Opinión

EL CAMBIO EL CAMBIO CLIMÁTICO Y EL BIÓXIDO DE CARBONO (Carlos P. Morales)

EL CAMBIO EL CAMBIO CLIMÁTICO Y EL BIÓXIDO DE CARBONO (Carlos P. Morales)

JUNCOS-PUERTO RICO  (por Dr Carlos Pérez Morales)  El Bióxido de Carbono es un compuesto químico que tiene 2 átomos de Carbono y uno de Oxígeno. El Bióxido de Carbono (CO2) es un gas importante en la atmósfera de la Tierra que actualmente constituye aproximadamente el 0,04 % (400 partes por millón) de la atmósfera.

El Bióxido de Carbono Atmosférico tuvo un promedio mundial en 2019 de 409,8 partes por millón, con un rango de incertidumbre de más o menos 0,1 ppm. Los niveles de Bióxido de Carbono de hoy son más altos que en cualquier momento en al menos los últimos 800.000 años.

El Bióxido de Carbono es muy importante ya que atrapa el calor (efecto invernadero), que se libera a través de actividades humanas como la deforestación y la quema de combustibles fósiles, así como procesos naturales como la respiración y las erupciones volcánicas..

El calentamiento global se produce cuando la Tierra transforma la luz solar que recibe, en energía infrarroja. Los gases de efecto invernadero como el Bióxido de Carbono y el Metano absorben la energía infrarroja, remitiendo  parte de ella hacia la Tierra y parte hacia el espacio. Los que se quedan en la atmósfera rebotan contra la Tierra y otros se acumulan en ella produciendo el efecto de invernadero.

Las moléculas de CO2 no interactúan con las longitudes de onda de la luz solar. Sólo después de que la Tierra absorbe la luz solar y remite la energía como ondas infrarrojas, el CO2 y otros gases de efecto invernadero pueden absorber la energía.

Las concentraciones globales de Bióxido de Carbono (CO2) en la atmósfera se miden en partes por millón (ppm

La última vez que las cantidades de CO₂ atmosférico fueron tan altas, fue hace más de 3 millones de años, cuando la temperatura era 2 ° -3 ° C (3.6 ° -5.4 ° F) más alta que durante la era preindustrial, y el nivel del mar era de 15 a 25 metros (50 a 80 pies) más alto que en la actualidad.

Las concentraciones de Bióxido de Carbono están aumentando principalmente debido a los combustibles fósiles que la gente quema para obtener energía. Los combustibles fósiles como el carbón y el petróleo contienen Carbono que las plantas extrajeron de la atmósfera a través de la fotosíntesis a lo largo de muchos millones de años. Los seres humanos y los animales devolveremos ese carbono a la atmósfera en unos pocos cientos de años, según el Estado del clima en 2019 de la NOAA y la Sociedad Meteorológica Estadounidense.

Las plantas, los océanos y el suelo son sumideros de carbono naturales: eliminan algo de Bióxido de Carbono

de la atmósfera y lo almacenan bajo tierra, bajo el agua o en raíces y troncos de árboles. Sin la actividad humana, las grandes cantidades de Carbono en los depósitos de carbón, petróleo y gas natural habrían permanecido almacenadas bajo tierra y en su mayoría separadas del resto del Ciclo del Carbono. Al quemar estos combustibles fósiles, los humanos agregan mucho más Carbono a la atmósfera y al océano, y los sumideros de Carbono no funcionan lo suficientemente rápido para limpiar nuestro desorden.

Las industrias y otras entidades contaminantes con Bióxido de Carbono tendrán que cambiar su producción de energía a la llamada Energía verde.

Utilizando solamente los rayos solares podemos producir esa energía limpia.

(Dr Carlos Pérez Morales, Geógrafo).