Sab. 24. Feb 2024, Santa Fe - Argentina
Notas

QUÉ SE JUEGA EN EL MEDITERRÁNEO…

QUÉ SE JUEGA EN EL MEDITERRÁNEO…

PALERMO-ITALIA  (PrensaMare)  Hace unos días, Egipto abrió una licitación para la prospección de recursos energéticos en el Mediterráneo Oriental (delimitando el área de la placa continental de Turquía).

Tras ello, el ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, habló sobre la posibilidad de negociar y llegar a un acuerdo con los egipcios en las delimitaciones marítimas entre ambos países.

Esta decisión egipcia demustra que en dicho mar, nadie puede ignorar a los turcos. Y, a consecuencia de este hecho administrativo, algunos analistas consideran que existen posibilidades que ambos países avancen en acuerdos económicos. Egipto está involucrado en proyectos importantes (pero muy costosos) como East-Med; además, forma parte del Foro del Gas Natural del Mediterráneo Oriental (al que Turquía no fue invitado).

Si estos dos países logran sellar un acuerdo amplio en cuanto a sus delimitaciones marítimas, se especula con que bajaría la tensión con Grecia y Chipre del Sur. Ello sin contar que Turquía podría convertirse en una alternativa como país de tránsito para transportar recursos energéticos del Mediterráneo Oriental a Europa.

Del lado egipcio, tendría la ventaja de normalizar sus relaciones con Turquía. Pero a la vez, podría recuperar los territorios marítimos perdidos a raíz del acuerdo en Grecia y Chipre del Sur en contra del derecho internacional.

Lo cierto es que el llamado licitatorio egipcio puso en alerta al gobierno griego. Ello en razón que la licitación respeta los límites marítimos de Turquía (anulando la tesis y reclamos griegos).

Otro país que se ha mostrado prepcupado por la licitación egipcia es Francia. Sucede que este país europeo mantiene una política en contra de Turquía junto con Grecia. La postura egipcia da la razón a la tesis turca y dificulta la implementación de las políticas francesas en la región. La maniobra no es sencilla, pero lo concreto es que estos desarrollos afectarán de forma negativa la influencia geopolítica de Francia en África.

También significaría un ‘alerta’ para otras potencias occidentales que verían que dos países dependientes, acuerdan y demostrarían que a futuro, lo que suceda en esa región solo puede ser resuelto por ellos, produciendo un ambiente de confianza entre los países vecinos.

Es interesante citar que numerosas veces, Turquía ha subrayado la importancia de solucionar las disputas sobre el Mediterráneo Oriental en el marco del derecho internacional. Es así que este llamado licitatorio egipcio marcha en dicho sentido.