Mar. 21. May 2024, Santa Fe - Argentina
Ámerica

DE COCINERO DE FIDEL, A GUERRILLERO EN COLOMBIA

DE COCINERO DE FIDEL, A GUERRILLERO EN COLOMBIA

BOGOTÁ-COLOMBIA  (especial para PrensaMare)  En octubre de 1972, una familia en España se enteró que había muerto Pedro Baigorri Apezteguía. Había ocurrido en Colombia.

En 1972 todavía eran tiempos del dictador Francisco Franco, por lo que esos familiares no reclamaron el cuerpo, ni saber nada de quien había sido asesinado por una patrulla militar a 8.000 kilómetros del suelo español.

A nadie que tuviera un familiar que habitó en Cuba, que fuera concinero de Fidel Castro y del argentino Ernesto Che Guevara, que apoyara la Revolución Cubana y que hubiera asumido su compromiso yéndose a luchar a Colombia, se le ocurriría reivindicarlo.

Siempre lo continuaron recordando y hubieran deseado poder recibir sus restos y darle sepultura en España.

Las décadas han pasado, y existe esa lejana posibilidad. Porque la Unidad para la Búsqueda de los Desaparecidos (UPBD) de Colombia (surgida tras los acuerdos de paz en 2016), se encuentra buscando y recuperando restos en un cementerio de Curumaní (Cesar, norte colombiano). Los trascendidos indican que existe la posibilidad que Baigorri Apezteguía haya sido enterrado secretamente allí.

Baigorri fue asesinado junto a otros guerrilleros. Fueron atacados por el Ejército en La Serranía del Perijá (límite entre Colombia y Venezuela).

Los familiares del español nunca recibieron algún dato oficial desde Colombia. Igualmente, ellos en la década de 1980 denunciaron la desaparición ante la Fiscalía. Los padres del guerrillero han muerto; quedan sus familiares a la espera de alguna respuesta.

Actualmente quien referencia la búsqueda familiar es un sobrino, Pedro Mendia Baigorri, nacido en 1972. Sabe que la tarea es difícil, pues la orden en cada gobierno colombiano que se ha sucedido ha sido la de matar y enterrar como NN (Ningún Nombre), a cientos de miles de víctimas (alrededor de 300.000 muertos y más de 80.000 desaparecidos).

En este caso (como en otros anteriores), los restos que se encuentren serán enviados al Instituto de Medicina Legal para ser identificados.

Pedro Baigorri Apezteguía nace el primero de noviembre de 1930 en Zabaldika (Navarra). Desde joven trabajó como cocinero en hoteles; citando su familia que también se interesaba por la política.

Trabajó en el hotel María Cristina (de San Sebastián), donde le tocó preparar una comida especial para el tirano Franco. Posteriormente llega a ser jefe de cocina en un hotel francés. Allí conoce a Antonio Núñez Jiménez, un revolucionario cubano que lo llevó a La Habana.

Estando en Cuba mantenía contacto con su familia a través de cartas y enviaba fotografías. Es así que se enteran que fue cocinero de Fidel; que conoció al Che; y que convencido de la revolución, se fue a luchar a Colombia.

Lo establecieron en el departamento del Cesar, integrándose al ELN (Ejército de Liberación Nacional). En su último contacto con su familia, les escribió: “Morir en un encierro en Pamplona no tiene sentido. En cambio vale la pena morir para que la gente pueda comer. Vivo fiel a mis principios y a mis ideas, y en el fondo es un homenaje principalmente a vosotros. Nacemos y morimos y lo único que queda es el recuerdo de los seres queridos, pero la vida es dejar algo más. La felicidad no es tal si no es para todos”.

En la guerrilla era un tema conocido respecto a la existencia de “un vasco guerrillero” (el Ejército jamás llegó a saber quién era). También sobre su muerte; un hecho que en verdad fue una matanza, pues fueron sorprendidos por los militares, que los superaban elevadamente en número y en armas. Podrían haber sido reducidos; detenidos; encarcelas y juzgados (si consideraban). Pero prefirieron asesinarlos.

De Pedro Baigorri Apezteguía...

Se sabe que tras marcharse de España, se establece en París, donde se suma a un comando del Frente de Liberación Nacional argelino, antes de marcharse a Cuba.

Tras la etapa de relación con Fidel, el Che y otros líderes y funcionarios cubanos, hace la instrucción de guerrillero, coincidiendo con varios colombianos. En 1967 –aproximadamente- fue enviado hacia Colombia; en el viaje tuvo un regreso a París e Iruñea (España), donde tomó contacto por última vez con su familia.

Inicialmente está en Bogotá, y en 1969 junto a William Ramírez (entrenado en Cuba) y Tulio Bayer se dirigen a Santa Marta con la intención de comenzar una fuerza guerrillera; allí se contactan y reciben ayuda de militantes del ELN. Formaban parte del MOREG (Movimiento Revolucionario Guajiro, que conducía Jaime Velásquez); originariamente el grupo quedó conformado por 6 hombres.

Tras el fracaso de esta intentona (finalizada en 1969), Baigorri decidió continuar con su objetivo, y tomó contacto con otros 6 militantes que habían arribado a la zona (se auodenominaron: Frente Simón Bolívar) y pretendían sumarse al ELN.

Es así que tras reuniones deciden su incorporación al ELN, bajo la conducción de Baigorri y con el nombre de: Frente Antonio Nariño. Al poco tiempo de comenzar a operar, Baigorri tuvo contacto con Fabio Vásquez, que era el líder del ELN.

La tarea fue la de establecer contactos y crear bases (sociales) de apoyo; Baigorri era conocido como Andrés, y el grupo estaba integrado por un total de 12 guerrilleros. Junto a él y comandando algunas operaciones estaba Tomás Arévalo (conocido como Camilo). En esa tarea, recibieron el apoyo de los campesinos.

Tenía gran capacidad para comunicarse con los habitantes de esa región colombiana; también para organizar y liderar ataques militares; a la vez que su figura estaba cubierta por un verddero manto de dudas para el enemigo.

La muerte lo sorprende a él y a otros cuatro guerrilleros, en rumbo hacia un encuentro en el Departamento de Bolívar. Del campamento guerrillero iban: Baigorri, Remberto Ortuduana, Tío Ramón, y Tomás Arévalo. A ellos se agregó el campesino Alberto Álvarez. Hicieron una parada en una casa donde descansaron y al retomar al día siguiente el recorrido, habían sido denunciados un ganadero.

Fue así que el Ejército los esperaba, emboscó y asesinó. Tío Ramón quedó herido y logró ir escapando, hasta que tres días más tarde llegó al campamento y pudo ser asistido y salvó su vida.

Del operativo militar tomaron parte cientos de efectivos, jeep, camiones y hasta helicópteros. Ocurrió el 8 de octubre de 1972.