Dom. 25. Feb 2024, Santa Fe - Argentina
opiniones

ARGENTINA, CON MILEI Y EL FMI HACIA EL ABISMO

ARGENTINA, CON MILEI Y EL FMI HACIA EL ABISMO

SANTA FE-ARGENTINA (Especial para PrensaMare)  Parecería que el FMI (y el gobierno) no se han enterado que co-gobiernan en medio de una inflación elevadísima.

El organismo puso las pautas y alienta; Milei hace el trabajo formal. Se asiste a un estado de gran inflación, con caída de la producción y el consumo. Todo perfectamente planificado para llevar al país al abismo.

No habrá crecimiento; no habrá consumo; se deprimirá el mercado interno; y se alimentan las medidas inflacionarias. Frente a lo cual el presidente dice que hay que “tener fe” (¿?).

Para peor, el libre movimiento de capitales podría promover una fuga similar a la de 2018 y 2019, durante el gobierno de Mauricio Macri.

El informe que recibió el Directorio del FMI llevó a que analizaran la situación de Argentina y le aprobaran un préstamo de 4.700 M de dólares para pagar algunas deudas y al mismísimo Fondo.

La situación es peor que cuando gobernaba Alberto Fernández, con la ‘tranquilidad’ para el FMI que Milei les garantiza continuar con ajustes más ajustes, liberalización de la economía y privatizaciones.

Todo lo cual lleva al organismo a que demuestre “confianza” (¿?).

Afirman (a sabiendas que ello es una mentira) que se avanza hacia la estabilidad y el crecimiento (¿?). No se sabe si solo se trata de otra de las mayúsculas mentiras fondomonetaristas o otra de sus erradísimas predicciones con que tiene acostumbrado al mundo.

No olvidemos que el FMI exige, condiciona, analiza y pronostica, pero tosos –aboslutamente todos- los países donde tiene ingerencia continúan avanzando hacia crisis económicas recurrentes.

Resulta interesante recordar que en el 2018 cuando Macri decidió recurrir al Fondo, el organismo hizo una valuación y un pronóstico que... terminó con Argentina en virtual default. Y al final, Alberto Fernández debió negociar y firmar un acuerdo que es... incumplible.

O sea que el FMI sigue equivocándose. Todo lo que exige que se aplique como medida de solución, no hace más que agravarla.

El FMI tiene la tranquilidad que Milei aplica a rajatablas lo que ellos exigen; indicando que "la eliminación de los controles de precios heredados y la corrección del desajuste cambiario tendrán un impacto inflacionista y profundizarán la contracción de la actividad que ya está en marcha".

O sea que la culpa la tiene el gobierno anterior (¡). Pero el organismo no especifica hasta cuándo se mantendrá este estado calamitoso de la economía acorralando a los sectores más desprotegidos y débiles de la sociedad.

Lo tragicómico surge de las palabras de ‘técnicos’ en el tema, como lo es Luis Cubeddu (Subdirector del Departamento del Hemisferio Occidental), y Ashvin Ahuja (Jefe de la Misión para Argentina). Ellos expresaron que "a medida que se apliquen las políticas económicas y se recupere la credibilidad, debería afianzarse un proceso gradual de desinflación, acompañado de un mayor fortalecimiento de la posición exterior y una eventual recuperación de la producción, la demanda y los salarios reales".

Son tan cínicos que ni siquiere se animan a asegurarlo. Porque afirman que “debería”; en potencial. No se animan a afirmarlo.

Pero es bueno tener en cuenta que las políticas fondomonetaristas que Milei ejecuta, solo significan:

·         Fortísimo ajuste fiscal (recaudatorio)

·         Constante devaluación (para internacionalizar el valor de salarios y reducir el valor de empresas)

·         Control cambiario (para ‘recuperar’ las reservas, para asegurar pagar a acreedores externos; medida que está en contra de sus propios postulados y promesas de ‘liberar’ el dólar)

·         Desregulación de precios (provocando una sensacional y descontrolada inflación, que empobrece a los sectores sociales atados a ingresos fijos).

En el citado informe, se destaca y halaga "la fuerte devaluación de mediados de diciembre", lo que significa estar del lado del empobrecimiento de millones de argentinos. Donde –además- no se menciona que esa haya sido la última megadevaluación...

Estamos ante una política archi-conocida en el país donde a una megadevaluación e inflación, le continúa una nueva devaluación, repitiéndose el ciclo inflacionario.

Otro tema que resulta llamativo es que el organismo (al que nadie puede acusar de no conocer de economía), habla de una prometida "recuperación de la producción, la demanda y los salarios reales", pero sin informar o anticipar cómo se generarían. Quienes sería los motores para ello.

Acaso ellos creen que con:

·         La fe...

·         La normalización de la producción agrícola...

·         El restablecimiento de la estabilidad macroeconómica...

·         El impulso al sector productivo...

·         La recuperación de la credibilidad...

·         Un mayor fortalecimiento de la posición exterior...

·         La recuperación de la producción, la demanda y los salarios reales...

Con ello alcanza para que se “debería” mejorar la situación económica en el país...?

Cómo va a mejorar el consumo interno si el FMI alienta "La racionalización del gasto se sustentará en la reducción de los costes administrativos, de las subvenciones a la energía y el transporte, de las transferencias discrecionales a las provincias y las empresas estatales, y del gasto en infraestructuras de menor prioridad".

Se equivocan...? Le toman el pelo ala sociedad...? Hablan para entretener a sabiendas que llevan al país al abismo.

O es que imaginan que:

·         Sin obra pública

·         Sin crédito accesible para la producción

·         Sin el Estado comprando

·         Sin consumo interno

·         Desapareciendo las Pymes (ante las importaciones libres y sin control)

Van a ‘estabilizar’ y llevar al ‘crecimiento’ al país...? De qué hablan...?

Inclusive este FMI se muestra tan flexible como antes lo fue con Macri. Si al expresidente le dieron el préstamo más grande de toda la historia del organismo, para lo cual debieron dejar de lado sus propias exigencias internas, ahora con Milei, lo “ayudan” respecto a la política cambiaria.

Porque el FMI deja de lado sus propias recetas (y exigencias) y le ‘permite’ que Argentina tenga una política de cambio fijo (dólar oficial) y una licencia para la existencia de otros tipos de dólares; con lo cual la mentada “libertad cambiaria” no existe. No lo hacen (como intentó hacer Alberto Fernández para proteger la producción nacional), sino ante la escasez de dólares. Ocurre que ellos mismos saben que liberar el mercado de divisas hoy, sería un caos.

Las divisas en el país no sólo escasean por la dependencia externa en cadenas de valor, sino por la costumbre de las clases dominantes de dolarizar sus activos (y llevarlos al exterior). Lo que se conoce como fuga de divisas.

Las clases dominantes afirman que “se ven obligados” a ello en razón que en el país existen muchas restricciones; y que si ellas no existieran, dejarían los dólares en el país. Lo cual es una gran mentira, como se probó durante el gobierno de Macri.

El tema fue tan escandaloso que el propio FMI reconocó el fracaso, pues los recursos ingresados (como préstamo), se fugaron casi en su totalidad en vez de promover la estabilidad.

Acaso Macri, su gente en Economía y el FMI se equivocaron en merituar el comportamiento de las clases dominantes argentinas...?. No En absoluto Actuaron en consecuencia, dejándole la deuda a los argentinos...

Porque es bueno tener en cuenta esa maniobra delictiva desde el propio Estado y con el aval fondomonetarista, cuando ahora existe otro presidente.

Porque el país está en una situación con ciertas similitudes entre aquel gobierno (de Macri) y el actual (de Milei).

Y pese a ello, el FMI obliga a aplicar la supresión, la eliminación de cualquier medida de regulación del movimiento de capitales; exige que ellos gocen de la más absoluta libertad de salida.

Argentina no solo está en terapia; sino que sus ‘médicos’ se caracterizan por la irresponsabilidad, la ineficacia, la corruptela, y la traición (por lo menos los ‘locales’).

Datos para no olvidar:

·         En octubre de 2023, el FMI (bajo las medidas económicas de Alberto Fernández) pronosticó para el 2024 un crecimiento del 2,8%

·         En enero de 2024, el FMI (bajo las consecuencias de las medidas de Milei) pronosticó para el 2024 una caída del crecimiento del 2,8%

Ello significa una diferencia del -5,6% (2,8% que se pierden + 2,8% que se bajan). Lo que evidencia que la gestión de Fernández no era tan mala...

·         En agosto de 2023 el FMI pronosticó (bajo el gobierno de Fernández) una caída del 2,5% del PBI para ese año

·         En enero de 2024 el FMI estimó que la caída en el 2023 del PBI (gobierno de Fernández) fue del 1,1%

Ello significa que el organismo le ‘erró’ por más del 100% a su pronóstico en contra de la gestión de Fernández...

·         En el acuerdo de enero de 2024 con Milei el organismo expresó: “una comunicación clara, junto con el fortalecimiento de la asistencia social, serán fundamentales para lograr el apoyo social y político del programa”, agregando que existen “niveles muy altos de incertidumbre” en la sociedad, y que “los riesgos de agitación social no pueden ser subestimados”.

Ello significa que el FMI ya prevé la existencia de conflictos sociales para el 2024 (gobierno de Milei), que no le reclamó al gobierno de Fernández.