Dom. 25. Feb 2024, Santa Fe - Argentina
opiniones

WASHINGTON ORDENA, Y MILEI CUMPLE (Rodolfo O. Gianfelici)

WASHINGTON ORDENA, Y MILEI CUMPLE (Rodolfo O. Gianfelici)

SANTA FE-ARGENTINA (por Rodolfo O. Gianfelici, PrensaMare)  Argentina necesitaba equiparse con aviones. Ya en tiempos del gobierno de Alberto Fernández se trabajaba en ello, y se soportaba una fortísima presión de EEUU y del Reino Unido.

Desde el Ministerio de Defensa su inclinaban por la compra de aviones de China (J-17), por su capacidad tecnológica, su mejor precio, con armamento incluido y las ventajas para acceder a repuestos; destacándose que se trataba de naves nuevas.

Washington buscaba influir para que se comprara naves usadas –de descarte- de la OTAN, que eran más costosas y limitadas tecnológicamente por pedido del Reino Unido. Situación que condicionaba al país para el caso de necesitar repuestos.

Esta “propuesta” se adecuaba al reclamo británico para que Argentina compre material que en ningún aspecto pone en riesgo a las fuerzas militares de ese apaís, usurpando las Islas Malvinas.

Finalmente el gobierno de Javier Milei se decidió y comprará 24 aviones dinamarqueses F-16, de origen estadounidense.

Desde el mismo momento que el presidente fue electo, los analistas de temas militares argentinos coincidían en que el mandatario terminaría haciendo lo que le ‘recomendara’ Marc Stanley, embajador estadounidense en Argentina.

Esta compra no es un tema ‘comercial’, sino un claro alineamiento con Estados Unidos y de aceptación del dominio británico en Islas Malvinas.

Los F-16 tienen un valor que se acerca a los 600 millones dólares (los aviones valen 300 millones y el armamento -que vende Estados Unidos-, otros 300 millones).

Argentina pierde la oportunidad de equiparse con los chinos J-17, que son más modernos y con armamento. Los F-16 son viejos, “renovados”, pero donde el control del mantenimiento como del aprovisionamiento de repuestos pasa por el visto bueno de Londres.

Los F-16 dinamarqueses fueron...

Fabricados por la multinacional estadounidense Lockheed Martin (con el 56% de sus partes producidas en plantas de Suecia, Noruega y Dinamarca). Son aviones en desuso; tanto es así que Bélgica se negó a venderle los F-16 a su aliado, Ucrania, porque no los consideró aptos (¡).

Esta venta de los F-16 se hará sin la avanzada parte electrónica que tiene la OTAN y sin el armamento (que lo provee Estados Unidos). Esta transacción comercial no significa nada (en tema monetario) para Washington; porque su principal objetivo se centra solo en impedir que Argentina le compre a China.

El tema de la venta del armamento no es menor; porque Argentina dependerá de la decisión exclusiva que Washington desee hacerlo o no. Ello significa que si por cualquier motivo EEUU no quiene proveer el armamento, Argentina tendrá los aviones antiguos... y sin armamento (¡).

En la década de 1990 Estados Unidos le vendió 36 aviones A-4 Skyhawk a Argentina. La transación es similar a esta que se realizará. Se entregan por separado aviones y armamento. Fue así que para los 36 aviones que compró en ese momento Argentina, Washington terminó entregando apenas... 7 misiles.

La compra de los Thunder chinos...

Era un tema que preocupaba sobremanera al Reino Unido, que objetaba dicha posibilidad comercial. Porque ello significaba romper el alineamiento con el poder anglosajón mundial.

Los aviones chinos le otorgban a Argentina un salto de calidad aéreo militar, que el Reino Unido no quiere aceptar, porque ello obligaría a tener que invertir más dinero y efectivos en su ocupación militar de Malvinas.

La ventaja de los aviones...

Chinos no solo referían a que son nuevos, modernos y sin control por parte del Reino Unido. Sino que valían 600 millones de dólares, con la parte electrónica y el armamento incluidos. Donde China financiaba el 85% de la compra.

Esta decisión de Milei...

No sorprendió en nada al gobierno chino, pues toman en consideracaión varias acciones del presidente argentino que se encaminaban hacia ello. Tomaban en cuenta:

·         El rechazo a ingresar a los BRICS

·         El acercamiento y reunión con una representante de Taiwan en la cancillería

·         Las declaraciones de Milei antes de asumir; la carta enviada al presidente Xi Jinping (como si nada hubiera ocurrido); y la falta de una actitud rectificatoria a la falta de respeto e insulto al presidente y el pueblo chinos.

Esta actitud presidencial se contrapone totalmente con la idea que tenía el Ministerio de Defensa en el gobierno de Alberto Fernández, en el sentido que se debían comprar los aviones chinos, pues además de las ventajas tecnológicas y económicas, ello serviría para disuasir al Reino Unido (al no disponer de ‘control’ sobre los aviones con loos que se equiparía Argentina).

El grave problema fue la falta de decisión de Fernández, que dejó pasar el tiempo, y al final teminó sin cerrar la compra y dejar que fuera el siguiente gobierno el que decidiera. Una actitud totalmente irresponsable y que terminó haciéndole el juego a Washington y Londres.

Mientras tanto...

Los militares argentinos (que en las elecciones se volcaron masivamente a votar por Milei), ahora aparecen ciertas dudas:

·         Con un mantenimiento caro (de los F-16), y con un gobierno que dice que “no hay plata”, cómo se pagará ello...?

·         Cada vuel de un F-16 cuesta entre 12.000 y 15.000 dólares. Quien piensa que Milei utorizará dicho “gasto”...?

·         De dónde saldrán los fondos necesarios para que Argentina pague el entrenamiento de los pilotos...?

·         No será que Milei en su incondicional alineamiento con Washington-Londres-Tel Aviv, ha recibido la ‘promesa’ de “inversiones” pero a cambio se terminará involucrando a los aviones en operaciones militares (o conflictos) de los que Argentina no tiene nada que ver...?

Esta es la situación que para la clase dirigencial argentina pasa desapercibida, al igual que para la prensa hegemónica.