Lun. 20. May 2024, Santa Fe - Argentina
De todo

Y LA CARNE SIGUE AUMENTANDO…

Y LA CARNE SIGUE AUMENTANDO…

SANTA FE-ARGENTINA  (PrensaMare)  Al gobierno argentino le estalló una nueva bombita: la de la carne vacuna. Porque ante el descontrolado aumento, que con el actual gobierno superó el 60%, el presidente Alberto Fernández decidió que se suspendían las exportaciones por un mes.

La respuesta del sector era la esperada: un paro, faltante de carne y más aumento. Ante ello, el gobierno ‘descubrió’ que podía salir a controlar a los exportadores. Lo hizo y aplicó 12 suspensiones.

Mientras tanto, con todo el mundo opinando y atacando al gobierno según la política de los medios hegemónicos (y los exportadores), las partes negocian y no encuentran un ‘unto medio’.

A todo ello, el consumidor no ve bajar el precio en carnicerías ni supermercados, y además, se han producido más aumentos (¡).

Se equivocó el gobierno…? Son muy duros desde el sector carneo…?

Cada uno tendrá su respuesta o entendimiento. Lo cierto es que el gobierno muestra nuevamente su desorientación, también en un tema tan delicado para los argentinos en general como es la carne vacuna. Un hecho que –además-, repercute en los precios de las carnes porcina y aviar.

Desde el gobierno analizan prohibir las ventas al exterior de determinados cortes, o establecer cupos o hasta imponer una suba de retenciones. Mientras tanto se concoió que el Ministerio de Agricultura suspendió a 12 empresas exportadoras de carne por “no liquidar divisas o consignar domicilios falsos, entre otras imputaciones”.

Esa docena de firmas suspendidas (o dadas de baja) formaban parte de un grupo de 19 frigoríficos denunciados recientemente por Aduana: “por haber realizado supuestas operaciones fraudulentas de exportación de carne”.

Se trata de una apuesta endurecedora de Fernández, mientras el consumidor lo paga con su bolsillo (cada vez más vacío). Se cumplió una decena de días de la suspensión y siguen sin ingresar vacunos al Mercado de Liniers. Desde la autodenominada ‘mesa de enlace’ continúan atacando las decisiones del gobierno.

Dicho agrupamiento lo conforman Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Sociedad Rural, Coninagro y Federación Agraria. Todas decidieron suspender la comercialización de hacienda vacuna en pie desde el 20 de mayo.

La ‘idea’ de los que menajena el negocio de la carne es que los argentinos tengan un “programa de oferta de carne a precios accesibles”. Lo cual –en verdad- no sirve absolutamente para nada. Inclusive si se cumple, los únicos que disfrutan del mismo son los porteños y el Gran Buenos Aires. El interior siempre es relegado y desabastecido.

Se conoció que el gobierno impuso multas por un total de 5,8 millones de dólares. Ello en razón que las empresas declararon mercadería en forma incorrecta (para reducir la carga tributaria y subfacturar ventas). Los frigoríficos denunciados declararon exportaciones de hueso y carne no apta para consumo humano (que paga un 5% de Derechos de Exportación). Pero la fiscalización aduanera comprobó que en verdad se trataba de alimento apto para consumo humano (por lo que se debe pagar un 9%...). Envíos destinados a China y Hong Kong.

Entre los frigoríficos sancionados se encuentran quienes no liquidaron divisas y hasta declararon domicilios falsos, entre otros temas de inumplimientos.