Vie. 23. Feb 2024, Santa Fe - Argentina
opiniones

EL 2023 Y EL BALANCE DE LAVROV (Fabio A. Pérez)

EL 2023 Y EL BALANCE DE LAVROV (Fabio A. Pérez)

PARÍS-FRANCIA (por Fabio A. Pérez de PrensaMare y Sputnik)   El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, resumió los resultados de la diplomacia rusa en el 2023. Para muchos países del mundo –particularmente para aquellos dependientes de América, Africa y Asia, el tema no mereció ni un simple comentario.

Lejos de ello, y demostrando la importancia de las palabras del funcionario ruso, tomaron parte del evento 190 periodistas rusos y 170 extranjeros de más de 140 medios de comunicación.

Lavrov apuntó que la tarea de Rusia consiste en "deshacerse de las cadenas bajo la influencia" de Occidente. Donde los planes de desarrollo interno de Rusia están "claramente perfilados" y el Gobierno trabaja activamente en el desarrollo sostenible de la economía en las condiciones creadas por EEUU y "sus satélites".

También enfatizó en cuanto a que Rusia logrará los objetivos de la operación militar especial en Ucrania: "Seguiremos cumpliendo los objetivos de la operación especial militar de manera consecuente y persistente, y los alcanzaremos".

Agregando: "no hay esperanza de que Rusia sea derrotada de alguna manera", citando que solo quienes no estudiaron historia, ni geografía, pueden imaginarlo.

Posteriormente precisó que Moscú resta importancia al tema de las elecciones presidenciales de Ucrania: "Francamente, no nos preocupan mucho las perturbaciones que se observan en torno a los debates sobre la vida política de Ucrania".

Explicó que los países occidentales recomiendan a Volodimir Zelenski celebrar las elecciones, esperando, que la campaña electoral y la votación permitan alinear la política del mandatario ucraniano con los intereses de Occidente.

Anticipó que el diálogo sobre las condiciones para resolver la crisis ucraniana depende de Occidente y no de Ucrania. "Se tiene que hablar de esto [sobre las condiciones para poner fin al conflicto] con Occidente". Expresamente afirmó que Ucrania no decide cuándo parar y cuándo empezar a hablar con seriedad sobre las condiciones realistas para poner fin a las hostilidades.

Las condiciones de Rusia comprenden la renuncia de Ucrania a la ideología nazi y al racismo contra todo lo ruso; recordando que Occidente prohibió al Gobierno ucraniano firmar en abril de 2022 un acuerdo de paz con Rusia.

"Occidente no tiene interés en el inicio las negociaciones. Las órdenes las da Washington", enfatizó.

"No vemos el más mínimo interés de Estados Unidos ni de la OTAN en acordar una solución justa al actual conflicto ucraniano", y responsabilizó a EEUU de causar el conflicto en Ucrania con su avance hacia el este.

"Washington ha puesto rumbo a la expansión desenfrenada del bloque antirruso, la OTAN, hacia el espacio postsoviético y provocó un conflicto en torno a Ucrania", declaró. Sostuvo que la presión de Ucrania para atacar Crimea y adentrarse en territorio ruso demuestra que Occidente no quiere ninguna solución constructiva.

"El uso de armas de largo alcance para atacar Crimea, para hacerla en general no habitable, en lo profundo del territorio de la Federación de Rusia. Y no solo la instigación, sino también la transferencia de las armas pertinentes, esto demuestra que Occidente no quiere ninguna solución constructiva que tenga en cuenta las preocupaciones legítimas de la Federación de Rusia", profundizó.

"Occidente está dirigiendo de todas las maneras posibles el caso hacia la escalada de la crisis ucraniana, esto crea ahora riesgos estratégicos adicionales", precisó. Condenó que Londres "enseña" a Volodímir Zelenski a atacar objetos en territorio ruso.

"Londres literalmente 'enseña' a Zelenski a bombardear cualquier objeto en cualquier parte de Rusia"; recordando que militares estadounidenses retirados de alto rango han afirmado que "es necesario destruir todas las posibilidades de vida en Crimea para que no haya allí ninguna flota rusa".

"Sería interesante entrar en la cabeza de estas personas. Solo me gustaría ver: ¿son provocadores o creen que nos tiemblan las rodillas? Y nadie los detiene", señaló.

Luego expuso que el presidente ucraniano, Zelenski, miente a la comunidad mundial desde el podio de Davos.

"Zelenski habló de los acuerdos de Minsk en detalle, con expresión, no tan brillante como en Kvartal 95... Dijo que después del 2014 Alemania y Francia se esforzaron tanto, acordaron una solución provisional en forma de los acuerdos de Minsk, y [el presidente ruso Vladímir] Putin lo arruinó todo, es increíble... Simplemente, miente a la comunidad mundial desde el podio del mismísimo foro económico mundial de Davos", dijo.

Studio Kvartal 95 es una empresa ucraniana de creación de programas humorísticos y de conciertos. Uno de sus fundadores fue Zelenski.

El ministro de Asuntos Exteriores ruso declaró que no vio disposiciones jurídicamente vinculantes en el documento acordado por Kiev y Londres.

"He oído lo que contiene el documento acordado entre [Volodímir] Zelenski y [el primer ministro británico Rishi] Sunak. En mi análisis de ese documento no he visto ninguna disposición vinculante, salvo el compromiso de Ucrania de garantizar la defensa de esas islas en caso de que alguien ataque al Reino Unido. Bastante anecdótico".

Recordó que hace un par de meses hubo discusiones en Occidente sobre si admitir a Ucrania en la Unión Europea o en la OTAN, y no todo el mundo estaba a favor. Como resultado, se decidió que Kiev firmaría tratados separados con los países occidentales.

"Como tal se inventó, ya saben, un producto semiacabado, la conclusión de acuerdos bilaterales con países occidentales por separado"; agregando que a Kiev se le ha prohibido firmar el acuerdo de arreglo ya acordado con Rusia "a instancias de [el entonces primer ministro británico Boris] Johnson y otros anglosajones", mientras que Rusia no abandona las negociaciones.

"El presidente ha dicho en repetidas ocasiones que Rusia no rechaza las negociaciones. Ya lo dijo en 2022, cuando a instancias de Boris Johnson y otros anglosajones se prohibió a Kiev firmar el acuerdo de resolución ya acordado con Rusia", recordó.

En condiciones actuales es imposible restablecer el diálogo con EEUU sobre la estabilidad estratégica, afirmó Lavrov. "Es imposible hablar seriamente de estas perspectivas pasando por alto la situación en el ámbito de la seguridad internacional y de la estabilidad estratégica", dijo.

"Hemos advertido a Washington que estas valoraciones son inalterables para nosotros, partimos del hecho de que no queda ninguna ambigüedad en este asunto", dijo. Que Occidente debe renunciar al curso antirruso con el fin de crear condiciones para examinar la reanudación del diálogo sobre la estabilidad estratégica.

Tachó de inaceptables las condiciones creadas por Estados Unidos para el cumplimiento de los acuerdos sobre el desarme.

Recordó que Washington había ido desmantelando paso a paso el entramado de acuerdos sobre el control de armas, para tener las manos libres.

"Así sucedió con el Tratado sobre Fuerzas Armadas Convencionales en Europa (FACE) y con el propio Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (START), pues EEUU había creado unas condiciones inadmisibles para su implementación. Fue precisamente la parte estadounidense, quiero recordarlo, la que congeló en su día el diálogo estratégico a dos bandas, pretextando un trasfondo político y militar desfavorable", dijo.

Porque lo que persigue EEUU es "asegurar de alguna manera el control sobre el arsenal nuclear de Rusia y minimizar los riesgos nucleares para sí mismo... Esos riesgos aumentan claramente como resultado de presión militar sobre Rusia. Allí hablan cada vez más de un eventual conflicto directo de potencias nucleares. Hay cada vez menos factores inhibidores en Occidente en este sentido".

Posteriormente sostuvo: "Las relaciones [de Rusia] con China se encuentran en la mejor etapa de su historia centenaria". Rusia valora sobre todo el hecho de que el presidente de China, Xi Jinping, visitó Moscú en marzo pasado en su primer viaje internacional tras ser reelegido para su tercer mandato.

Destacó que la asociación actual de Moscú y Pekín es "más fuerte, más confiable y más avanzada que una alianza militar en sentido tradicional de la era de la Guerra Fría". Que para el 2024 ya se acordó toda una serie de eventos para profundizar el "diálogo al más alto nivel en todos los ámbitos" de la cooperación bilateral.

Un dato de vital importancia es que entre enero y noviembre 2023 el intercambio comercial entre el gigante asiático y Rusia superó los 200.000 millones de dólares. Así, se cumplió la meta que Xi y Putin, habían marcado en un principio para el año 2024.

También expresó que Rusia asumió el 1° de enero la presidencia del grupo BRICS para 2024, donde se asegurará que los nuevos miembros participen eficazmente en el trabajo común.

Adelantó que la Cancillería apoya activamente la iniciativa del partido gobernante (Rusia Unida) de celebrar en Moscú un foro internacional entre partidos de los partidarios de la lucha contra las prácticas modernas del neocolonialismo.

Anticipó sus planes de asistir a la reunión ministerial del Grupo de los Veinte (G20) que se llevará a cabo en Brasil a finales de febrero y que “también tenemos previsto visitar otros países latinoamericanos en el marco de este viaje".

El ministro de Exteriores de Rusia llamó a los países de Eurasia, territorio que comprende Europa y Asia, a abordar los temas de su seguridad sin intromisiones de actores externos.

Sostuvo que " es importante garantizar la seguridad político-militar en Eurasia. Y abogamos que este tema lo resuelvan los países del continente sin injerencias de Estados extrarregionales". Agregando: "los países de Eurasia tienen capacidad para hacerse cargo de este tema por su cuenta".

Denunció que la OTAN, el bloque bélico liderado por Estados Unidos, convirtió a Europa en un campo de confrontación con Rusia. Alertando que la nueva ola de expansión de la OTAN con la incorporación acelerada de Finlandia y Suecia, el aumento de la presencia militar de ese bloque en Europa del Este, en los mares Negro y Báltico, así como en el Ártico, pueden llevar a una mayor escalada en Europa.

Respecto a la situación en Asia con la agresión de Israel a la Franja de Gaza, indicó: "Estamos enterados de contactos semisecretos con participación de Estados Unidos, Israel y algunos países árabes, pero todos esos contactos no implican un diálogo directo entre palestinos e israelíes".

Advirtiendo que cualquier acuerdo que se logre a espaldas de los palestinos está destinado al fracaso: "No tendrá ningún éxito". Aclarando: "Estamos dispuestos a jugar un papel activo para lograr una solución plena que garantice la seguridad de Israel", recalcó Lavrov, destacando que esta solución debe ser elaborada en línea con la resolución de la Asamblea General de Naciones Unidas sobre la creación de dos Estados.

El jefe de la diplomacia rusa subrayó la importancia del trabajo colectivo para resolver conflictos, mientras EEUU ya se desacostumbró a esto. "Están acostumbrados a dictar", sentenció.

"Rusia no aplica 'doble moral' con relación a los terroristas. En cambio, Occidente sí lo hace, usando activamente las células de ISIS para perpetrar actos subversivos y lanzar ataques contra las Fuerzas Armadas sirias".

Lavrov acusa a EEUU y al Reino Unido de violar el derecho internacional al atacar Yemen

"EEUU junto con el Reino Unido violaron, sin duda, hollaron todas las normas concebibles del derecho internacional, incluida la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, que simplemente llama a proteger la navegación comercial. Nadie autorizó los bombardeos de Yemen".

Comparó los ataques a Yemen con las actividades de países occidentales en Libia, a la que dejaron arrasada con los bombardeos. "Ahora los más importante es poner fin a la agresión contra Yemen... cuantos más bombardeos realizan los estadounidenses y los británicos, menos quieren hablar los hutíes".

Los ataques contaron con el apoyo de Australia, Bahréin, Canadá y Países Bajos.