Lun. 20. May 2024, Santa Fe - Argentina
Política

LOS GOBERNADORES RECLAMAN REFORMAR LA CORTE (por Rodolfo O. Gianfelici)

LOS GOBERNADORES RECLAMAN REFORMAR LA CORTE (por Rodolfo O. Gianfelici)

SANTA FE-ARGENTINA  (por Rodolfo O. Gianfelici, PrensaMare)  El desprestigio de esta Corte Suprema de Justicia nacional es tal que ha logrado un hecho valorable e importante para la construcción de un país más federal.

Porque 16 gobernadores –tras encuentros, consultas y reuniones- emitieron un pedido para que los legisladores argentinos avancen en una reforma de dicho cuerpo judicial. Pero esta vez, con la participación de las provincias.

El documento expresa: “El objetivo es que la Corte Suprema de Justicia sea más moderna, más eficaz, acorde a las mejores experiencias internacionales, y principalmente que tenga un verdadero carácter federal”. Con lo cual están afirmando que dicho cuerpo judicial no es moderno, ni eficaz, y –lo grave- tampoco federal.

Lo firmaron 16 gobernadores y gobernadoras peronistas, que desean que en el Congreso se trate un proyecto común para modificar tal máximo tribunal. Este documento llega en un momento clave, en que la Corte analiza el planteo judicial por la coparticipación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA). Un tema álgido si se tiene en cuenta que en su momento el entonces presidente Mauricio Macri aumentó por decreto y por fuera de la ley federal de coparticipación. Ahora los cortesanos deben resolver.

A todo ello, el titular del gobierno capitalino –el macrista Horacio Rodríguez Larreta- ha salido a presionar y a extorsionar que solo bajará los impuestos, si la Corte falla a su favor.

Lo concreto ha sido que los "Los abajo firmantes, gobernadores y gobernadoras de las provincias, hemos decidido elaborar un proyecto para nueva conformación de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que contemple los proyectos ya presentados, muchos de los cuales han tomado estado público y parlamentario".

Lo firmaron: Axel Kicillof (Buenos Aires); Ricardo Quintela (La Rioja); Raúl Jalil (Catamarca); Alberto Rodríguez Saá (San Luis); Gildo Insfrán (Formosa); Osvaldo Jaldo (Tucumán); Gerardo Zamora (Santiago del Estero); Alicia Kirchner (Santa Cruz); Gustavo Bordet (Entre Ríos); Gustavo Melella (Tierra del Fuego); Sergio Uñac (San Juan); Sergio Ziliotto (La Pampa); Gustavo Sáenz (Salta); Jorge Capitanich (Chaco); Oscar Herrera Ahuad (Misiones); y Mariano Arcioni (Chubut).

Puede notarse que faltan las firmas del neoperonista cordobés Juan Schiaretti y del peronista ‘libero’ santafesino, Omar Perotti. No es necesario aclarar que en algunos temas, ambos mandatarios actúan en ‘sociedad’.

Se podrán tener reparos y hasta ciertos cuestionamientos para con las gestiones de algunos/as gobernadores/as, pero lo cierto es que –sin olvidar ello-, resulta por demás de importante que se hayan puesto de acuerdo y expresado sobre un tema tan importante, como es qué tipo de Corte Suprema de Justicia nacional debemos tener los argentinos.

Por el momento (y desde hace unos años) se tiene un cuerpo politizado, derechizado, desprestigiado, que constituye una vergüenza y un riesgo para la democracia. Y a la cabeza del mismo un personaje como Horacio Rosatti, autoconvencido que debe cumplir un papel ‘histórico’ (¿?), avanzando inclusive con ideas legislativas...

En otro momento de la historia argentina, con otras clases dirigenciales, y –principalmente- con medios comunicacionales honestos, esta Corte ya tendría que haber caído y sus miembros terminar siendo enjuiciados y repudiados.

Sin embargo, como responde a la estrategia washingtoniana de fotocopiar para los países dependientes a integrantes de unas justicias derechistas y neoliberales, ellos se mantienen como si nada, abroquelados y protegidos por un periodismo asqueante.

Estos gobernadores/as hablan de generar consensos entre todas las provincias, y no es poco decir. Máxime que se lo están pidiendo a los legisladores nacionales que en su gran mayoría funcionan con un ojo en sus (cómodas) bancas y otro en las tapas de los (temibles) diarios hegemónicos...

Pereciera que ante la tibieza del gobierno de Alberto Fernández y su ‘olvido’ por mejorar la (impresentable) justicia argentina, son los gobernadores los que salen a plantar bandera.

Inclusive algunos de esos mandatarios no dudaron en salir a criticar en forma durísima a los cuatro cortesanos y su accionar; han hablado de convocar a juristas en cada provincia; de rechazar el autoritarismo de esos cuatro personajes; de poner las cosas en claro y que el Poder Legislativo no se deje arrollar por los caprichos de Rosatti y compañía; que el país tenga una Corte que deje de ser la ‘abogada defensora’ de los poderes concentrados.

Tanto es así que ante el silencio del gobierno nacional, que –al parecer- no quiere hacer enojar al poder concentrado, los gobernadores anticipan su deseo que se aumente la cantidad de miembros de la Corte, y hasta imaginan establecer una periodicidad de los jueces, para evitar este eternizamiento judicial.

Y si todo esto ya de por sí hace parar los pelos de punta a los cortesanos, hasta reclamarán que los fallos de esa nueva Corte, puedan ser revisados.

Se trata de un planteo de máxima –posiblemente-, pero el tema está dando vueltas en las mentes de esos 16 gobernares/as. Tanto es así que los medios hegemónicos han decidido no considerar estas propuestas o directamente rechazarlas, a través de ‘terceros’ (a los que de antemano se sabe que se opondrán a los cambios, y por ello se los entrevista...).

Es así que estos gobernantes provinciales no se van a quedar solamente en la declamación y aspiran a tomar parte. Y vaya si es importante; porque ellos representan a millones de ciudadanos de sus jurisdicciones que –para qué negarlo-, no se sienten representados por legisladores nacionales con otras preocupaciones.

En otro momento podremos volver a cuestionar los accionares de tales o cuales gobernadores/as; por ahora digamos que han dado un paso adelante, y dejan más en descubierto el sin-rumbo de Alberto Fernández. Mientras tanto, habrá que ver qué intereses les han llevado a Schiaretti y a Perotti, a no adherir y a mantenerse ‘distraidos’ ante semejante Corte, y semejantes cortesanos...