Vie. 19. Jul 2024, Santa Fe - Argentina
opiniones

POSTURAS DE FRANCIA Y ALEMANIA, ANTE UCRANIA (Especial)

POSTURAS DE FRANCIA Y ALEMANIA, ANTE UCRANIA (Especial)

PARÍS-FRANCIA (Especial para PrensaMare)  La ayuda a Ucrania esta provocando indisimulados enfrentamientos entre Francia y Alemania.

Este último país ha decidido prescindir de los fondos europeos para enviar dinero por su cuenta a Ucrania, algo que no ha caidobien en París y podría comenzar a reforzar algunas grietas existentes en la Unión Europea (UE).

Alemania se ha posicionado como el segundo mayor patrocinador de Kiev después de Estados Unidos; Francia prefirió un bajo perfil, con apenas 544 millones de euros entregados de manera directa a Ucrania.

Es verdad que las autoridades francesas y alemanas coinciden en un discurso antirruso y en favor de las tropas ucranianas. Pero lo cierto es que Alemania aportó más a Ucrania (a pesar del déficit presupuestario que padece).

El 16 de enero, el Gobierno de Olaf Scholz aprobó 7.600 millones de dólares para Kiev de forma directa. Esta decisión (unilateral) llevó a que un funcionario francés de la Comisión Europea (CE), Thierry Breton, criticara públicamente a Alemania por decidir tomar su propio camino sin consultar a los miembros de la UE.

"Vemos que Alemania se intenta ir por la libre, no ha engañado a nadie, y en particular intenta dejar de apoyar el Fondo Europeo para la Paz", comentó Breton (Comisario de Mercado Interior de la Comisión Europea).

El comisionado (elegido por Emmanuel Macron como representante de Francia en la Comisión) criticó al canciller alemán por no destinar dinero al Fondo Europeo para la Paz, de donde han salido recursos para el presidente ucraniano Volodimir Zelenski.

Estas duras palabras de un hombre de confianza del mandatario francés se produjeron una semana después que Olaf Scholz dijera que los Estados miembros de la UE no estaban haciendo lo suficiente para apoyar a Ucrania.

Los cierto es que...

La UE está más dividida entre los gobiernos que apoyan el llamamiento de Scholz y los que temen que haga descarrilar el Fondo Europeo de Apoyo a la Paz (que permite a los Estados reclamar la devolución del material enviado a Kiev).

Si ocurriera esto último, los países que han aportado dineros deberán considerarlo como “perdido”, cuando hasta ahora constituye “una inversión” o “préstamo” que de alguna forma esperan recuperar.

La relación entre Francia y Alemania ya era tensa tras las disputas por las subvenciones energéticas, las importaciones chinas de autos eléctricos y la política de defensa.

Las palabras y acciones de Scholz están dirigidas a que los países aliados a Ucrania, hagan más. La queja de Breton respondería a que les molesta este discurso, pero en verdad Francia poco ha hecho por Ucrania.

Berlín pretende reducir sus aportes al Fondo Europeo para la Paz, dotado con unos 25.300 millones de dólares. Alemania argumenta que sus contribuciones bilaterales a Ucrania deberían descontarse de lo que se espera que pague al fondo.