Dom. 19. May 2024, Santa Fe - Argentina
Política

Y MARÍA EUGENIA VIDAL, EN QUÉ ANDA…?

Y MARÍA EUGENIA VIDAL, EN QUÉ ANDA…?

LA PLATA-ARGENTINA  (PrensaMare)  Durante 4 años (205-2019) la gobernadora del PRO, María Eugenia Vidal contó con el blindaje de los medios hegemónicos. Tras dejar el gobierno y pese a que han salido a la luz innumerables hechos sospechados de ultra-corrupción y abandonos de la ciudadanía bonaerense, los mismos medios la siguen protegiendo.

Mientras tanto, ella juega a la política, coqueteando internamente y tratando de convertirse en ‘imprescindible’, tanto para el macrismo duro, como para el maquillado macrista Horacio Rodríguez Larreta.

Todos con la mira en las elecciones legislativas del 2021, pero con el objetivo central de las presidenciales del 2023.

Lo concreto es que la situación de Juntos por el Cambio en suelo bonaerense no está nada claro. Nadie sabe qué hará Vidal; y son varios los que la quieren ver a la cabeza de la lista de legisladores en las elecciones del 2021.

Sin embargo ella mantiene el silencio más absoluto. Algunos especulan con que podría evitar exponerse en demasía y preferiría ser candaita en la capital argentina (donde el resultado es más seguro).

Inclusive algunos se arriesgan más allá y creen que ella jugaría en suelo porteño para preparse y llegar en el 2023 a ser candidata macrista a jefa de gobierno (y suceder a Rodríguez Larreta).

A todo ello, los intendentes del PRO han hecho un frente común, y no quieren sentirse mal-usados por sus jefes. Ellos apuestan a realizar buenas gestiones en sus municipios, y para ello tratan de tener buena relación con el gobernador peronista Axel Kicillof y con el gobierno nacional.

Fue así que al recibir a Rodríguez Larreta, le manifestaron que lo consideran el más potable presidenciable; pero plantearon sus reparon y ratificaron que el Grupo Dorrego es el interlocutor bonaerense. Del lado de la UCR, nadie sabe nada, pues en el 2021 deben ir a interna y decidir quién conducirá a los radicales. Aunque lo más seguro es que se inclinen por un simple seguidismo del PRO.

Para Rodríguez Larreta el suelo bonaerense es clave para su esquema presidencial. Él pretende que el PRO ya tenga su candidato para enfrentar al peronismo en el 2021, pero no aparece Vidal, ni otro a la cabeza con posibilidades ciertas de competir.

Algunos larretistas consideran que Vidal es el pasado. Que lo máximo que dio ocurrió en el 2015 cuando ganó (gracias a las operaciones de prensa de los medios hegemónicos contra Aníbal Fernández). Que lo demostró al perder en el 2019, tras gobernar 4 años… De allí que le proponen a su jefe que ‘busque por otro lado’.

Algunos intendentes macristas (especialmente Jorge Macri), le reclaman a Vidal que aparezca y se ponga a la cabeza de la lista de legisladores-candidatos.

Los que quieren dejar de lado a Vidal le aconsejan a Larreta que impulse a (actual vicejefe del gobierno porteño, Diego Santilli), a la provincia de Buenos Aires para que sea candidato a legislador y así ‘prepararlo’ para que en el 2023 sea el candidato del PRO a gobernador.

Un tema que no ha caído muy bien entre los intendentes macristas y otros dirigentes del espacio. Inclsuo algunos manifestaron que antes que ello se debe respetar a Jorge Macri.

Muchos se preguntan: Y Emilio Monzó…? Bueno, él tomó distancia de Macri y trabaja en construir su propio espacio, tratando de sumar peronistas. Algunos de sus allegados afirman que viene dando pasos firmes como para distanciarse definitivamente del macrismo, el PRO, y de Juntos por el Cambio. Que aspira a ‘algo intermedio’ en el 2021, para apostar de lleno (a la gobernación?) en el 2023.

En el radicalismo, con su titular (con mandato prorrogado) Daniel Salvador, se marcha con ‘piloto automático’. Observan y especulan. Nadie cree que puedan dar un paso adelante y retomar sus banderas históricas; es seguro que seguirán atados (con quien sea) del macrismo.

La pelea en la interna bonaerense entre los radicales en el 2021 será entre el actual jefe del bloque de Juntos por el Cambio en la Legislatura bonaerense, Maximiliano Abad (respaldado por su bancada, la mayoría de los diputados nacionales, intendentes bonaerenses y autoridades nacionales de la UCR). Del otro lado estará el intendente de San Isidro, Gustavo Posse (respaldado por el senador Martín Lousteau y su partido Evolución; por Juan Manuel Casella, y Federico Storani).