Lun. 15. Abr 2024, Santa Fe - Argentina
Opinión

LA BARRA NO RESPETA NI LA BIRRA... (Flor C. Antemo)

LA BARRA NO RESPETA NI LA BIRRA... (Flor C. Antemo)

SANTA FE-ARGENTINA (por Flor Cris Antemo, PrensaMare)  Nada ha dejado por atacar el gobierno de Javier Milei.

Se podría decir que la barra (gobernante empobrecedora) hasta se las ingenió para afectar a la birra (cerveza). Si; aunque resulte increíble, Milei “logró” que se caiga de manera espectacular el consumo de cerveza entre los argentinos.

El derrumbe del consumo masivo afecta a dicha bebida, y está produciendo una ‘minicrisis’ en las cervecerías.

Los datos son contundentes: la multinacional Quilmes y la chilena CCU vienen perdiendo hasta 20 puntos mensuales en las ventas.

Claro que esto no solo afecta a dicha bebida, sino que la retracción se nota también en vinos, aguas en general y gaseosas (por primera vez en la historia nos enteramos que la Coca Cola se vence –se pudre- en las góndolas supermercadistas).

El plan empobrecedor de Milei y compañía no ha dejado sector por afectar; por lo que se comprende que el plan es integral y profundo.

Se asiste a números negativos récord en la economía interna; la megadevaluación, la inflación y la consiguiente recesión no deja área en pie.

Las cerveceras pierden el 20% de ventas mensual y se habla de estar ante los niveles de demanda que se tuvo en 2001. Un sector que a partir del 2006 comenzó a recuperarse, en coincidencia con la recuperación real de la economía lograda por el gobierno peronista (logrado por Néstor Kirchner y por Cristina Fernández, luego).

La gestión de Milei ha “logrado” en pleno verano que el consumo masivo acumulara dos meses consecutivos en rojo (tras 5 períodos en alza).

La preocupación es mayúscula...

En los ambientes cerveceros, porque algunos de los responsables nunca habían asistido a una situación igual. No saben cómo reaccionar, ni cómo será el día de mañana.

Son los mismos directivos de firmas que se alegraron con el triunfo de Milei, y que desde el mismo lunes posterior al triunfo electoral en la segunda vuelta comenzaron a remarcar sin control y sonrientes.

Se asiste a volúmenes de demanda actuales que son mucho menores, con la particularidad que ahora estamos hablando de la existencia de poblaciones más grandes.

Quilmes es la encargada de...

Proveer las marcas Corona, Budweiser, Patagonia, Quilmes, entre otras; mientras que la chilena CCU –instalada en la ciudad de Santa Fe-, produce entre otras a Heineken, Imperial, y Schneider. Sus ventas cayeron un 20% por mes, en enero y febrero.

Y en lo que va de marzo (15 días considerados), la caída fue aún peor.

Por ello, cuando el Ministro de Economía Luis Caputo convocó a empresarios y supermercadistas líderes, debió escuchar las quejas (¿?) por las caídas de ventas, de los mismos que se encargaron de cumplir a rajatablas el descontrol de precios que Milei recomendó desde el mismo momento en que fue electo presidente.

Inclusive en dicho encuentro algunos empresarios le dijeron al funcionario que no habían notado “la existencia del verano”, expresando de esa forma que las esperadas ventas de temporada no solo no habían existido, sino que se habían reducido. Si ellos les sucedió en la temporada alta de ventas de cervezas y gaseosas, qué se puede esperar para marzo, abril y mayo...

A la hora de considerar el porqué...

De tal espectacular caída de ventas, los directivos cerveceros se refirieron a que ello obedece a la inflación y la caída de ingresos.

Lo que constituye una verdadera contradicción para sus propios procederes. O acaso esos mismos directivos no han sido los que alimentaron la política inflacionaria, y a la vez, se encargaron de no actualizar los salarios de los trabajadores (sus propios consumidores)...?

También explicaron que en el rubro bebidas esa diferencia no se notó tanto en el consumo de vinos, porque la amplia gama de precios ha permitido que los consumiores o hayan reducido la cantidad de compra, o hayan optado por vinos de menor precio.

Pero ello –el optar por precios de cervezas más baratas- es muy difícil de cumplir pues en esta bebida es poca la diferencia entre la más económica y la más cara.

También se conoce que en el...

Tema de las cervezas, tras el piso de 2001, en 2006 comenzó a levantar, alcanzado entre 2007 y 2011, sus niveles máximos. Ya desde el 2012 se notó un ‘estancamiento’ que se mantuvo hasta noviembre del 2023. A partir de ese mes comenzó la baja, que se ‘disparó’ en enero y febrero de 2024.

Y con las gaseosas qué pasa...?

Este sector tampoco escapa a la caída, y lo que le sucede a Coca Cola es el mejor (o peor?) ejemplo de ello. Es así que la demanda de bebidas sin alcohol, según datos de la misma industria, bajó al ritmo del 15% en enero-febrero (alrededor del 20% para Aguas y el 10% para gasesosas). Estas caídas también comenzaron a producirse en noviembre pasado.

Y ahora...?

Lo llamativo es que los mismos empresarios que alimentaron el descontrol inflacionario y remarcaron desde fines de octubre, sin aumentar salarios, ahora le reclamaron el ministro Caputo “medidas” (¿?) para detener esta baja.

Mientras, tratan de apelar a algunas variantes de ventas como promociones, que –por cierto- ni desde febrero ni en marzo les ha dado mayores resultados. La gente no tiene plata y no consume.

La demanda solo podrá producirse en tanto y en cuanto exista una mejora en los ingresos de la población. Algo que no está en los considerandos ni el interés de Milei ni los empresarios.

Y la situación como seguirá...?

Es toda una incógnita. La respuesta no está desde el gobierno ni desde los empresarios de las multinacionales. La demanda se reactivará cuando el pueblo consumidor tenga dinero en el bolsillo; solo así se reactivará el mercado interno.

Pero sucede que la ‘política’ de Milei para bajar la inflación es la de la contracción de la economía. Que el consumo se derrumbe para que las empresas detengan los aumentos. El tema es que el consumo se cayó, pero la empresas siguen remarcando.