Dom. 25. Feb 2024, Santa Fe - Argentina
Economía

LA INALCANSABLE CARNE ARGENTINA

LA INALCANSABLE CARNE ARGENTINA

SANTA FE-ARGENTINA (PrensaMare)  El incio de diciembre hizo que el precio de la carne sufriera un nuevo e injustificado aumento para los consumidores.

Suele afirmarse que se trata de un “adecuamiento normal” en días previos a las fiestas navideñas, que se refuerza con otro aumento aplicado en la tercera semana del mes. Algo ya tomado como natural en “el país de la mejor carne del mundo”...

Sin embargo este año esos aumentos ya sufren una variación –en contra del consumidor- porque quienes manejan y establecen el precio final, han aprovechado el cambio de autoridades en todos los niveles y –por si fuera poco- el aliento a que los precios se escapen que impulsa el nuevo gobiernode Javier Milei.

Inclusive su propo vocero presidencial el día 11 no dudó en afirmar que el país se dirige “hacia la hiperinflación” (¡). Una muestra palmaria de la decisión de hacer estallar el mercado interno.

En lugar de dar tranquilidad y poner paños fríos a cualquier tipo de aumento, desde el mismísimo gobierno apuestan a la hiperinflación. Lo cual no es novedoso, si tenemos en cuenta que tiempo atrás el mismísimo candidato Milei fue el que apostó a que el dólar se escapara; y su actual Ministra de Seguridad –Patricia Bullrich- hizo su apuesta para que todo “estalle”.

Lo cierto es que el consumidor cárneo observa –sin posibilidad de defensa alguna- cómo día atrás día la carne en sus diferentes cortes, aumenta sin freno.

Entre el miércoles 6 de diciembre y el martes 12 el precio del novillo pasó de $ 1.150 a $ 1.530. Es el precio del ganado en pie en Cañuelas superó el 40%.

Esos aumentos se agregan a los anteriores (de la semana precedente) que osilaron en el orden del 35% promedio en la semana.

Tales valores luego repercuten sobre la venta minorista en carnicerías y en cadenas de supermercados. Fueron aumentos “de anticipación” a los anuncios de las medidas de ajuste anunciadas el día 12 por el Ministro de Economía, el macrista Luis Caputo.

Pero además, debe agregarse que el gobierno dispuso que el dólar oficial pase de $ 360 a... $ 800. Una megadevaluación (del 118%) que también influirá en el precio final.

Los otros valores producidos en el bonaerense Mercado de Cañuelas, fueron:

·         El novillo pasó de $ 1.148 a $ 1.545 (+34%)

·         Novillito llegó a $ 1.617 (+41%)

·         Vaquillonas tuvo un tope de $ 1.498 (+37%) y

·         Vacas hasta los $ 1.010 (+13%).

Todo ello en la última semana.

Es así que de un inicio de diciembre donde los cortes más caros oscilaban en el país entre los $ 3.200 y $ 4.500, ahora –día 13-, pasaron a estar entre los $ 6.000 y $ 8.000.

Para los sectores que no tienen problemas a la hora de elegir y pagar, algunos de los precios son:

·         Colita de cuadril o lomo (premiun), de $ 11.000 a $ 12.000.

Cómo se calcula el precio...?

Es sencillo. El carnicero realiza el siguiente cálculo: multiplica por 2 el kilo del ganado vivo (el que se paga en del Mercado de Cañuelas); porque ello es lo que abona el carnicero al matarife. Allí comienza su tarea de trozar la media res y exponerla en el mostrador, para lo cual nuevamente multiplica por 2...

Cuánto fue el incremento en el año...?

Entre enero y octubre creció el 153% acumulado. Mientras la inflación en el mismo período rondó el 120%. Porqué fue más elevado que la inflación, es un  tema que resulta recurrente todos los años: la producción (alta o baja...), la sequía (o la creciente de aguas), el dólar, los combustibles...

 

Y ahora con Javier Milei...?

 

Bueno, se está ante un nuevo panorama de ajuste en perjuicio de los sectores bajos y medios, y un golpe al mercado interno. Por ello la Bolsa de Comercio de Rosario publicó un informe (el lunes 11 de diciembre) afirmando que "el sector exportador se encuentra expectante ante el cambio de escenario que sugiere la llegada del nuevo gobierno".

Consideran que existirá “una corrección del tipo de cambio oficial” (devaluación); y una posible quita de retenciones a las exportaciones. Lo que significará una mejora sustancial para sus ingresos.

Ante esa posibilidad de exportar más, los frigoríficos y exportadores están dispuestos a pagar más cara la hacienda, pues tendrán un mayor aumento de su rentabilidad en el corto plazo.

Con lo cual ese incremento en pagar más cara la haciendo repercutirá en el costo de la carne en el mercado interno; porque frigorísifcos van a trasladar en forma directa ese mayor pago de precio.

Con lo cual el panorama para el consumo interno se agrava, pues aumentará el precio de la carne en carnicerías y góndolas supermercadistas. De esa forma el precio local, interno ‘para los argentinos’ se acercará al precio externo, de exportación, el que abonan los compradores estadounidenses o europeos.

El mercado interno –además-, no solo verá un encarecimiento a causa de la devaluación del peso, sino por posible faltante de carnes ante las conveniencias de los exportadores por enviar carne al exterior (al eliminarse los cupos de exportación sobre cortes populares: asado, la costilla, vacío y pulpa).

Ese cupo garantizaba el abastecimiento en el mercado interno; pero al no ser ‘necesario’ abastecerlo, los industriales lo que dicen es simple y sencillo: “quien quiera carne en el país que la pague al mismo precio que me la pagan en el exterior”...

Pero por otra, este gobierno seguramente quitará los cupos de exportación del maíz; por lo cual también este grano se irá al exterior (sin obligación de abastecer el mercado local). Con lo cual el exportador de maíz también apelará al mismo justificativo: “el argentino que quiere en elmercdo local el maíz, que me lo pague igual que me lo compran en el exterior”...

Ello hará que el principal insumo alimenticio (para la cría en feedlots), vea elevado su precio y con ello se traslade al precio del ganado en pie.

Se está ante un panorama de aumento desbocado de la carne pues los responsables de fijar los precios tomaron como base un dólar al doble del valor que existía en los días finales del gobierno de Alberto Fernández (de $ 360 a $ 800) y salieron –además- a ‘cubrirse’ con remarcaciones sobreelevadas sin que nada lo justifique.

Como dato de interés, puede afirmarse que existió –en algunas provincias- una “baja” del precio, pero comparándolo con lo que en la primera semana de enero de 2024. Y nunca un retorno a los valores de mediados de diciembre. Es así que al 27 de enero de 2024, algunos de los precios de los cortes, son (promedios nacionales):

·         Asado                         $ 6.700 a $ 7.000

·         Vacío                          $ 8.900 a $ 9.500

·         Entraña                      $ 6.700 a $ 7.000

·         Carne picada             $ 4.500 a $ 5.800

·         Matambre                  $ 7.200 a $ 8.500

·         Osobuco                     $ 2.500 a $ 3.000 y

·         Peceto                         $ 6.000 a $ 7.100.

Los precios se corresponde con lo ofrecido por: Supermercados Coto, Supermercados Carrefour, Supermercados DIA, Supermercados VEA, y carnicerías.