Lun. 26. Feb 2024, Santa Fe - Argentina
De todo

LA IZQUIERDA: PELEADA PERO DISIMULANDO…

LA IZQUIERDA: PELEADA PERO DISIMULANDO…

Otro divisionismo más...?

CIUDAD DE BUENOS AIRES-ARGENTINA  (PrensaMare)  Los principales partidos trotskistas del país han formado el Frente de Izquierda y de los Trabajadores desde hace 8 años. Sin embargo, las últimas semanas han mostrado que más allá de las sonrisas y disimulos, existe una dura interna (en su interior).

El problema se ha presentado en el Partido Obrero. Allí, la llamada “fracción” o tendencia del líder Jorge Altamira (en realidad: José Saúl Wermus; foto) dice que hay que votar al FIT-Unidad. Porque existen comunicados y hasta denuncias cruzadas. Inclusive un distrito donde el PO fue intervenido judicialmente.

Mientras tanto –se afirma-, el grupo de Altamira, tanto como el llamado grupo grande o sector mayoritario, siguen militando en campaña por los candidatos oficiales.

En el FIT-U han confluído 4 partidos: PTS, Izquierda Socialista, MST y PO. Y quienes no son de este último, consideran al sector minoritario (de Altamira), como si fuera otro partido más. Todos respetan las consignas generales del FIT.

Esa minoría del PO reclama porque –dicen-, los han bloqueado en la participación en las elecciones y en la participación en la campaña electoral. Se consideran con derecho a ser reconocidos (dentro del PO) y a tener una intervención pública proporcional a su representación partidaria.

El candidato a jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Gabriel Solano, acusa a Altamira de perjudicar las chances electorales del FIT.  Desde Izquierda Socialista, por su lado se afirma que lo que ocurre en el interior del PO, no afecta y hacen campaña por el FIT, en suelo bonaerense.

Altamira –que cuenta con un indisimulado apoyo de los medios hegemónicos-, reivindica su derecho a ser una fracción independiente. Sin embargo, desde la dirección del partido dicen que se ha colocado por fuera del PO. Porque no acepta las resoluciones del Congreso partidario; porque organizan reuniones por separado; y porque llevan adelante acciones por su cuenta.

El sector mayoritario le endilga al otro, que esa “rebelión” pondría en riesgo al propio partido.

Desde la dirección (en manos del sector mayoritario), afirman que se asiste a un momento de reflujo de las masas. La fracción de Altamira plantea: "fuera Macri, asamblea constituyente y gobierno de los trabajadores".

Este planteo es considerado por la dirección que ese reclamo es pro kirchnerista. Lo sustenta en que el kirchnerismo ayudó a dar gobernabilidad así que "fuera Macri" incluye también, el repudio al kirchnerismo.

Mientras tanto, unos tratan de no dar discusión y otros de disimular.