Mar. 16. Ago 2022, Santa Fe - Argentina
Opinión

BOLSONARO EL MAYOR ECOCIDA DEL PLANETA (Franklin L. Candanedo)

BOLSONARO EL MAYOR ECOCIDA DEL PLANETA (Franklin L. Candanedo)

CIUDAD DE PANAMÁ-PANAMÁ (por Franklin Ledezma Candanedo)  “El futuro de la humanidad y de la tierra está ligado al futuro de la Amazonía”. La encíclica Fratelli tutti (2021) advierte: "estamos en el mismo barco, o nos salvamos todos o nadie se salva" - Leonardo Boff escribió Man: Satán or Angel Good, Record, Río 2008.

Boff indica que estas son palabras serias, que no son consideradas por las grandes corporaciones depredadoras, porque si se toman en serio, deberían cambiar la producción, el consumo y la eliminación, lo que no están dispuestos a hacer, ya que prefieren el beneficio que la salvaguarda de la vida humana y renal.

Aclaramos que la nueva encíclica, escrita antes de la pandemia, pero pensada en el contexto de la misma, es una invitación a tener un corazón abierto que sea capaz de albergar la fraternidad y la amistad social como vehículos para la reconfiguración de un mundo nuevo y de estructuras sociales y políticas más humanas.

La Encíclica Fratelli tutti trata sobre el amor y la atención, el tipo de atención que le devuelva la salud a un mundo roto y sangrante. Se trata de una meditación social sobre el Buen Samaritano, que reconoce el amor y la atención como la ley sublime, y nos ofrece como modelo la amistad social creativa. Estadísticas:

Urge considerar algunos datos generales sobre la biomasa amazónica por muchas cifras significativas: Cubre una extensión de 8.129.057 km2 con nueve países: Brasil (67%), Perú (13%), Bolivia (11%), Colombia (6%), Ecuador (2%), Venezuela (1%), Surinam, Guyana y Guayana Francesa (0,15). Allí viven 37.731.569 habitantes, de los cuales 2,8 millones son indígenas de 390 pueblos diferentes que hablan 240 lenguas, de la rica matriz de 49 ramas lingüísticas, un fenómeno sin igual en la historia de la lingüística mundial.

Hay tres ríos amazónicos: el visible, el superficial, el aéreo, los llamados "ríos mosca" (cada copa de árbol con 15 metros de largo produce entre 800 y 1000 litros de humedad) que traerán lluvias al Cerrado, al sur, al norte de Argentina; el tercero invisible es el río "rez do chão" (que no debe confundirse con el lugar turístico Rez do Chão), un río subterráneo que corre bajo el actual Amazonas.

El río Amazonas, según las investigaciones más recientes, es el río más largo del mundo con 7.100 kilómetros, cuyos manantiales se encuentran en Perú, entre las montañas Mismi (5.669 m) y Kcahuich (5.577 m) al sur de la ciudad del Cusco. Con mucho, también es el más voluminoso, con un caudal medio de 200.000 metros cúbicos por segundo.

Según Boff  ahora estamos en la fase planetaria, donde todos nos encontramos en la misma y única Casa Común. El tiempo de las naciones está pasando; ahora es el tiempo de la Tierra, administrada por un cuerpo multipolar y orgánico para enfrentar los problemas de la casa común y sus habitantes. La pandemia ha demostrado la urgencia de la gobernanza mundial. Tenemos que organizarnos para asegurar los medios que sostendrán nuestra vida y la de la naturaleza. Nadie lo hace. Ella es nuestro mayor bien común, aseguró.

Aclaró que Brasil solo  tiene la administración de la parte brasileña (67%) y lo hace de manera irresponsable. Si el Amazonas fuera totalmente masacrado, todo el sur de Brasil hasta el norte de Argentina y Uruguay se convertiría lentamente en una sábana e incluso, en algunos lugares, en un desierto. De ahí la importancia vital de esta biomasa multinacional, recalcó.

Es necesario afirmar, contra la arrogancia del presidente Jair Bolsonaro, el Donald Trump suramericano, que todo el bioma amazónico no pertenece solo a Brasil y a los otros 9 países amazónicos, constituye un bien común de la Tierra.

La irresponsabilidad de Bolsonaro es de tal magnitud que juristas mundiales intentan acusarlo de ecocidio, un delito reconocido por la ONU en 2006 y llevarlo al tribunal correspondiente. Y es que derribar el bosque está desregulando el régimen de lluvias.

En este mismo contexto, el agua es un bien natural, vital, común e insustituible. Sin agua no hay vida. Por lo tanto, Bolsonaro es un ecocida con sus políticas retrógradas de minería y extractivismo de las riquezas forestales. Por ello, Boff sentenció: “Los tiempos difíciles te esperan y los merecen bien, por los males que has hecho contra la vida”.

Señalamos que desde que asumió la presidencia de Brasil, Jair Bolsonaro viene impulsando una política de destrucción de la Amazonía y de ataques a los pueblos indígenas para promover proyectos de desarrollo en territorios protegidos. Ante ese escenario, un grupo de abogados y defensores de derechos humanos acusa al presidente brasileño de crímenes de lesa humanidad en la Corte Penal Internacional (CPI).

Indicamos que la catástrofe ambiental que padece la Amazonia, no es extraña ni casual en  Panamá, en donde se  realizan actividades que impactan negativamente al ambiente, a los recursos naturales, a la flora, la fauna y a los habitantes campesinos, afro descendientes e indígenas de regiones diversas: Minas a cielo abierto en donoso –Colón- y en Coclé, y la no remota posibilidad que lo haga la mina Remance, en Veraguas.

A todo ello se suma la constante deforestación de extensas áreas del país, la contaminación a través de mecanismos diversos, la violencia institucionalizada contra personas naturales y jurídicas, defensoras de sus territorios ancestrales, de sus recursos naturales, de su cultura y de sus vidas, tragedia que enfrentan, sin respuesta de nadie, los pobladores y ecologistas de toda la Patria grande,  en donde se multiplican los Bolsonaro autóctonos.

Señalamos, para concluir, que ante el leseferismo rampante de autoridades del país, han dado –y dan- la cara en defensa del ambiente, de los recursos naturales y de la propia vida comunitaria,   el   ecologista y reconocido internacionalista panameño Julio Yao Villalaz, fundador y presidente del Comité pro  Cierre de Mina Petaquilla, María Muñoz,  Coordinadora Campesina por la Vida o Contra los Embalses y Martín Rodríguez, presidente y vocero de la Asociación Rey Quibián –indígena- quienes han sido objeto de criminales atentados, ofensas y persecuciones, por parte de secuaces de esa empresa trasnacional depredadora.

(Franklin Ledezma Candanedo, Periodista y Escritor).