Sab. 18. May 2024, Santa Fe - Argentina
Ámerica

COLOMBIA: LA DERECHA NO DETIENE SUS CRÍMENES

COLOMBIA: LA DERECHA NO DETIENE SUS CRÍMENES

BOGOTÁ-COLOMBIA  (PrensaMare)  El líder indígena Efrén Antonio Bailarín Carupia fue asesinado en el municipio de Acandí. Desde diferentes sectores sociales han responsabilizado del crimen a grupos armados que operan en la región y al gobierno, que se ha negado a cumplir con las medidas de protección que fueron solicitadas en 2016.

Bailarín Carupia fue gobernador y guardia indígena en el departamento de Chocó. La Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), denunció la muerte del exgobernador de un resguardo del pueblo Embera Eyabida (un pueblo indígena distribuido a lo largo de la vertiente del Pacífico en Colombia). Los resguardos son instituciones de carácter legal y sociopolítico integrados por una o más comunidades indígenas.

El asesinato fue perpetrado cuando Bailarín Carupia pescaba en el resguardo de Chidima Tolo. Los grupos paramilitares gozan de impunidad en el departamento de Chocó (oeste del país).

La Comisión Colombiana de Juristas (CCJ) también denunció el asesinato: "Efrén hacía parte de la guardia indígena y había sido gobernador del resguardo Chidima Tolo. Era un líder destacado de su comunidad por su compromiso y defensa del territorio".

Para el Observatorio de Derechos Humanos de la ONIC, entre el 7-8-2018 y el 30-6-2021, sólo en el departamento de Chocó más de 19.000 indígenas estaban en situación de confinamiento, cerca de 12.500 habitantes de la región tuvieron que desplazarse debido al “peligro que representa estar en los territorios”, 42 líderes y autoridades estaban bajo amenaza, 35 niños/as y adolescentes fueron reclutados forzosamente, y se registraron 14 homicidios.