Jue. 18. Abr 2024, Santa Fe - Argentina
Notas Destacadas

QUÉ ES EL “PROTOCOLO” DE PATRICIA BULLRICH...?

QUÉ ES EL “PROTOCOLO” DE PATRICIA BULLRICH...?

SANTA FE-ARGENTINA (Especial para PrensaMare)  En la primera semana de gobierno de Javier Milei, su Ministra de Seguridad, Patricia Bullrich dio a conocer el “Protocolo” que imponen para el ‘tratamiento’ de las protestas callejeras en toda la Nación.

Para algunos (muchos, en verdad) se trata de una “herramienta necesaria” para frenar “los abusos” de los piqueteros. Olvidando muchos de quienes justifican esta medida, que ellos mismos apoyaban cuando siendo opositora (2019-2023), la titular del PRO –Patricia Bullrich- participaba y/o alentaba las protestas y los cortes callejeros (Foto).

Lo cierto es que el país ya cuenta con normas para el tratamiento de esta problemática. Lo que en verdad ha venido a imponer Milei es la criminalización de la protesta social.

No a presentar propuestas superadoras ante una crisis social –evidente y que con las medidas de Milei se agudiarán-, sino a dejar en claro que desde el Estado se amenaza con que –usando las 4 fuerzas federales- se reprimirá.

Pero lo concreto es que para ciertos analistas en la materia estamos ante un “Protocolo” que tiene poco de legal. Inclusive algunos de ellos ya hablan que es necesario que se avance con amparos jurídicos para que se tenga que dar marcha atrás con este marco anticonstitucional, ilegal y que constituye una gravedad en plena democracia.

Es así que estos analistas expresan que en el “Protocolo”:

·         Lo que hace Bullrich es pretender instalar que solo existe ‘derecho a la libre circulación’, y que para lo cual va en contra de la libre expresión. Una dato no menor, ya que ello es inconstitucional, porque se pretende que desde el Estadose  impida un derecho que la Constitución garantiza

·         También se viola la ley de Inteligencia, pues Bullrich dice que se identificara a las organizaciones y sus líderes y se consignará la nómina de esas personas

·         Además, hasta ahora estaba en vigencia que la norma vigente desde el 2021 establecía la regulación de las protestas sociales. Y entre ellos se encontraba la obligatoriedad de la fuerza de seguridad (interviniente) a identificarse, lo cual en este caso ‘ha sido obviado’ (olvidado?). Asiumismo, se prohibía el uso de armas letales y el uso de munición letal de aquellos en contacto con los manifestantes

En esta última referencia (el uso de armas letales), resulta importante tener presente que Patricia Bullrich debería tener memoria. Porque ella integró el gobierno de Fernando de la Rúa, que al escapar se fue dejando represión en las calles con 39 muertos en las marchas reprimidas del 2001. Y que al año siguiente, se produjeron los asesinatos callejeros de Kosteki y Santillán.

Continuando con las objeciones al “Protocolo”, se puede agregar que:

·         Se busca y protege la confrontación de una manera peligrosa, con piqueteros por un lado y fuerzas de seguridad pudiendo utilizar libremente sus armas (¡). Lo que se alienta desde el Ministerio de Seguridad (y la presidencia) es ir en contra de la Constitución, en nombre “de la libertad”.

·         En ese sentido, también es grave que desde dichas 4 fuerzas de seguridad federales no haya existido una voz en contrario. Por lo que se comprende que las conducciones de ellas están totalmente de acuerdo con la represión social, y el violentar la Constitución

·         A ello se agrega que Bullrich avanza sobre el derecho de los padres, pues los intimida, amenaza para que no se movilicen con sus hijos en una protesta pacífica, lo cual no pone en riesgo a los menores. Lo que sucede es que Bullriche reconoce que va a existir represión (para ello hizo conocer su “Protocolo”), de allí que se ‘anticipa’ y dice que los padres ponen en riesgo a sus hijos. Cuando en verdad es al revés: Ella –desde el gobierno nacional- plantea directamente la represión

·         Para Bullrich el tema de la expresión social es todo lo mismo en cuanto a que la misma sea realizada en contra de las políticas de su gobierno; para ella allí surge el problema. Sin embargo, cuando ella misma participaba de marchas, piquetes y actos callejeros (impidiendo el tránsito y la libre circulación), ello era valedero y alentable, porque representaba la defensa de su ideología e intereses...

·         Habría que preguntarle a la Ministra cómo hace una movilización, una marcha para trasladarse sin interrumpir el tránsito...

Habrá que ver si los especialistas en derecho, si los dirigentes sociales, si las organizaciones sociales, políticas y de derechos humanos se plantan y judicializan este “Protocolo”, o simplemente miran para otro lado y esperan a que el país sume represión, heridos, presos y muertos...