Vie. 01. Mar 2024, Santa Fe - Argentina
Opinión

ARGENTINA: QUÉ ES VOTAR POR MILEI...? (Rodolfo O. Gianfelici)

ARGENTINA: QUÉ ES VOTAR POR MILEI...? (Rodolfo O. Gianfelici)

SANTA FE-ARGENTINA (por Rodolfo O. Gianfelici, PrensaMare)  Argentina se encuentra ante un momento histórico con nuevas elecciones nacionales. Ya le ha ocurrido en otras oportunidades; y para bien (poco) o para mal (mucho), se votó y luego se debieron asumir las consecuencias.

Las cuales, no son para todos iguales; porque quienes más las pagan son los sectores mayoritarios de la sociedad. Los más desfavorecidos (o directamente excluidos) por un sistema cada vez más injusto y miserable.

Ahora se asiste a un momento en el cual un delirante, desequilibrado, ultraderechista, mentiroso y sirviente del gran capital financiero internacional puede convertirse –democráticamente- en nuevo mandatario argentina.

Él resume en sus dichos, acciones, pensamiento y “propuestas” lo peor de los peores gobiernos como fueron los de Carlos S. Menem, el del escapado represor Fernando de la Rúa, Mauricio Macri y de la dictadura cívico-militar (1976-1983).

Si Los argentinos están a ‘un pasito’ de entronizar a un reivindicador de las peores y más dañinas políticas que azotaron al país en el siglo 20 y 21...

Para quienes creen que Javier Milei tiene “propuestas nuevas” para cambiar el país, bien vale recordárselas:

·         Propone eliminar la moneda nacional –y “dolarizar”- violando la Constitución Nacional que no lo permite

·         Impulsa permitir el tráfico y comercialización de órganos (como hacen las mafias actualmente en Ucrania, proveyendo de órganos a Europa e Israel...)

·         Autorizar la “comercialización” de bebes (una “adaptación democrática” del robo de bebes realizado durante la dictadura)

·         Promete privatizar las empresas del estado (como hicieron los dictadores y Menem)

·         Anticipó trasladar la embajada de Argentina en Israel hacia Jerusalén (como exigen EEUU e Israel, violando las normas internacionales)

·         Propone privatizar el mar Argentino

·         Quitará subsidios estatales nacionales a los servicios públicos (produciendo un hiper-tarifazo en trenes, ómnibus, electricidad, gas... afectando a los sectores populares)

·         Mantener indiferencia sobre el reclamo soberano por las Islas Malvinas (por exigen Gran Bretaña y EEUU)

·         Terminar con el comercio con China (siendo el principal comprador de granos argentinos, como de carnes)

·         Retirar a Argentina de la CELAC (como exige EEUU y realizó Mauricio Macri)

·         Profundizar las relaciones militares –y de “formación y capacitación”- con Israel (que es el responsable del mayor campo de concentración mundial en la Franja de Gaza con 2,4 millones de palestinos rehenes...)

·         “Eliminar” el CONICET (recientemente calificado y reconocido como el organismo de investigación estatal más importante de Latinoamérica)

·         Hacer desaparecer la inversión en salud descartando el mayor programa de vaculanción gratuíta del continente (solo se podrán vacunar –contra gripe, neumonía, sarampión, BCG, poliomielitis, coronavirus...- quienes puedan comprar las vacunas a laboratorios privados)

·         Eliminar la educación pública (solo podrán acceder a ellas quienes puedan pagarla)

·         “Flexibilizará” la política estatal en beneficio de los violadores de los derechos humanos y responsables de crímenes de lesa humanidad durante la dictadura cívicomilitar (1976-1983)

·         Eliminación de las discusiones partitarias (otorgando a las patronales el exclusivo derecho de otorgar aumentos salariales o no, y de discutir condiciones laborales)

·         Reforma del sistema de obras sociales (quitándole el derecho a los sindicatos y otorgándole el control de la salud a los grupos privados)

·         Re-privatización del sistema previsional (regresando a la estafa de las AFJP: Administradores de Fondos de Jubilaciones y Pensiones)

·         Se des-financiará a la ANSES (con lo cual se afectarán beneficios a los sectores de jubilados y pensionados nacionales)

·         Eliminación del derecho a la indemnización por despido laboral (beneficiando exclusivamente a las patronales y en contra de los trabajadores)

·         Incremento del endeudamiento estatal (otorgando mayor poder al FMI y a los grupos usureros internacionales, en perjuicio del país)

·         Total alineamiento ideológico con EEUU (sacando al país de la construcción de un mundo más equilibrado, pacífico y multipolar)

·         Exluirá a Argentina del grupo BRICS (renunciando a participar del mayor bloque económico y de habitantes del mundo, que lleva adelante políticas económicas y de inversión soberanas e independientes de Washington)

·         Renuncia al fortalecimiento delintercambio comercial con Brasil (importantísimo socio comercial a nivel exportaciones industriales y agrícolas argentinas, afectando las economías regionales)

·         Eliminación de la inversión estatal en cultura, educación y comunicación (afectando a la Televisión Pública, Canal DeporTV, INCAA, Canal Encuentro, Radio Nacional, Canal Paka Paka, en beneficio de la actividad privada)

·         Profundizará los acuerdos de “cooperación” con la DEA (‘atando’ al país a la estrategia de control, tráfico y comercialización de drogas según las necesidades y objetivos de EEUU)

·         Avanzará en el establecimiento de bases militares de “cooperación” de EEUU en provincias de Misiones, Jujuy, Neuquén y Tierra del Fuego (de acuerdo al esquema de dominación estadounidense para el continente, en consonancia con el poder británico en Islas Malvinas y que ejecuta el Comando Sur)

.         Apertura total de las importaciones (perjudicando a las pequeñas y medianas empresas como a los productores agrícolas)...

Estas son –a grandes rasgos- las “propuestas” de Milei para cambiar el país. Si no está de acuerdo con ellas, una de las formas de oponerse es la de re-enviar este artículo a conocidos, amigos, internautas, familiares y redes sociales.

La construcción de un país mejor merece: pensar, tener memoria, conocer y difundir. Nuestros hijos, nietos y bisnietos lo agradecerán.