Lun. 26. Feb 2024, Santa Fe - Argentina
Opinión

ATENTADO DE AMIA: Y EEUU E ISRAEL... (Rodolfo O. Gianfelici)

ATENTADO DE AMIA: Y EEUU E ISRAEL... (Rodolfo O. Gianfelici)

SANTA FE-ARGENTINA (por Rodolfo O. Gianfelici, PrensaMare)  Se ha cumplido un nuevo aniversario del atentado terrorista a la sede de la AMIA y desde integrantes de la comunidad judía –particularmente sus dirigentes- como los medios hegemónicos (y la clase dirigencial argentina en general), siguen planteando la falta de justicia.

Lo dicen como si el grueso de los argentinos fueran cómplices de ese no esclarecimiento o como si fuéramos tontos.

Porque somos muchos, muchísimos los que en verdad deseamos con todas las ganas conocer quienes estudieron en su plantificación, quienes fueron sus ejecutores, y quienes fueron y son los cómplices.

Esta perfectamente en claro que existe una mega-maniobra local e internacional para que nada se aclare. Y es allí cuando debemos preguntarnos: A quienes no beneficia ese no esclarecimiento...?

Es evidente que ello no favorece al grueso de la sociedad argentina. Y a algunos dirigentes que están empleñados (casi sin prensa ni difusión) para que se conozca la verdad.

Entonces, hagamos al revés: A quienes beneficia ese no esclarecimiento...?

Bueno, allí el tema es mucho más delicado, porque uno se enfrenta con grandes poderes locales e internacionales.

También está perfectamente en claro que poderes de EEUU y de Israel están totalmente involucrados para que nada avance. Ellos son los principalísimos responsables para que la verdad no salga a la luz. Para lo cual cuentan con el incondicional apoyo de sectores de la sociedad argentina. Y allí nuevamente, aparecen los poderosos medios de comunicación hegemónicos.

Es más: ambas potencias a través de sus poderes diplomáticos, políticos, de inteligencia, militares, de espionaje y lobys en general, “operan” e impiden esclarecer sobre el atentado de AMIA.

Lo único cierto es que un coche bomba explotó y destruyó el inmueble (un edificio de ocho pisos) de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), el 18 de julio de 1994.

Un atentado terrorista en plena capital argentina que provocó 85 muertes de ciudadanos argentinos. A partir de ese momento, casi en forma inmediata, se instaló que los responsables eran iraníes y el propio gobierno de Irán.

Desde ese momento la investigación estuvo plagada de operaciones, mentiras, plantado de pruebas falsas, apareción de testigos que engañaron, miles y miles de artículos, notas, reportajes y ‘trascendidos’ abonando solo y exclusivamente aquella instalación originaria de responsabilidad (sobre iraníes e Irán y la organización libanesa Hezbollah).

Israel (el Mossad) y EEUU (con la CIA a la cabeza, el FBI y otras agencias) participaron inmediatamente de la investigación, como si el criminal hecho hubiera ocurrido en suelo israelí o estadounidense, reservándose datos, información, pruebas y conclusiones exclusivamente para ellos. Si existió información ‘cruzada’ entre dichas agencias de espionajes, fue a un nivel muy superior, y sin que les interesara en absoluto el gobierno y la justicia de Argentina.

Un informe del propio Mossad determinó que Irán no tuvo absolutamente nada que ver con dicho hecho. Así consta en el interior de dicho poderoso organismo, desde mediados de 2022. Inclusive se dejó trascender de ello en forma extraoficial, pero no alcanzó repercusión (ni importancia) en Argentina.

Inclusive un personaje como el fiscal Natalio Nisman, dispuso de poder y recursos (muchos) para investigar, y no puedo, o no quiso, aportar absolutamente nada que contradijera públicamente a los intereses de esas dos potencias.

Lo cierto es que, aún a costa de engañar y mentir interesadamente (por décadas), nadie pide disculpas a Irán y esos poderes continúan con su acusación local e internacional.

Porqué sucede esto...? Porque es evidente que existen poderes superiores inclusive a las propias agencias de espionajes de ambos países (ni qué decir de la Agencia Federal de Informaciones argentina...) que sostienen dicha mentira y continúan con su loby.

Estos poderes no hacen más que demostrar que llegado el caso (como en este del atentado) usan a sus agencias y no dudan en dejarlas “pagando”; las exponen ante el mundo con una clara incapacidad para esclarecer este hecho terrorista en un país del tercer mundo...

Estamos hablando de las principales y más poderosas agencias de espionajes del mundo, que... no pueden desentrañar el caso en Argentina. Pareciera que se quiere dejar instalado que toda la sociedad argentina fuera cómplice e impide el esclarecimiento.

El objetivo de esta escandalosa maniobra, que es usada como una espada sobre la sociedad argentina en forma constante por diferentes dirigentes y grupos de poder locales e internacionales, podría tener varios orígenes (que son necesarios mantener ocultos). Por ejemplo:

  • Ocultar una interna de sectores políticos y/o de inteligencia y/o militares de Israel...
  • Ocultar que una disputa originada en Israel, buscó “resolverse” en suelo argentino...
  • Pretender instalar la confrontación con “el mundo árabe” –en general- en Argentina, donde la comunidad árabe es muy importante...
  • Instalar la sospecha sobre “todos los árabes” argentinos...
  • Plantar un hecho-mojón político en Argentina para obligar a “los árabes” en particular y la sociedad argentina en general, a la defensiva, mientras sectores judíos lideran una ofensiva...
  • Generar un hecho criminal para sacar provecho geopolítico en un nuevo re-diseño de intereses mundiales...
  • Provocar una reacción internacional contra Irán, por un hecho de “terrorismo internacional”...
  • Instalar la sospecha de estado terrorista sobre Irán, en todo occidente...
  • Obligar a dirigentes argentinos (en general) a posicionarse en contra del “terrorismo árabe” y a favor de Israel...
  • Justificar acciones (futuras) que EEUU y potencias occidentales desarrollaron contra Irán...

En la búsqueda de avanzar en el esclarecimiento y terminar con la maniobra, en el 2013 Irán y Argentina firmaron un memorando de entendimiento. Mediante el mismo se lograba un avance, y el gobierno de Cristina Fernández posibilitará a la justicia efectuar una indagación conjunta del atentado.

Para la investigación, las partes convocarían a juristas internacionales.

Ese avance contó con la inmediata oposición de sectores dirigenciales argentinos, y el memorándum nunca pudo implementarse. En esta tarea de impedimento, cumplió un papel fundamental el loby israelí (y sus colaboradores argentinos), los medios hegemónicos y la dirigencia no-peronista en general.

Ha sido evidente que todo el oposicionismo existente para avanzar, no tuvo un correlato de propuestas, ideas, hechos de parte de quienes levantaron la bandera del no avance investigativo. Es más: ellos a partir de hacer fracasar los objetivos del memorándum, jamás mostraron avance alguno de la investigación. Solamente si tomanos desde el año 2013 en adelante, estamos ante una década donde el oposicionismo no avanzó ni un centímetro en el esclarecimiento.

Ni siquiera contando con la inestimable intervención del fiscal Nisman y todo su aparato judicial (y económico) bajo su control, ni mucho menos durante la gestión del presidente Mauricio Macri, que gobernó entre 2015 y 2019. Siendo importante tener presente que este mandatario llevó adelante un escandaloso y vergonzante avance y control de sectores de la justicia.

Macri doblegó a sectores claudicantes de la justicia argentina, para perseguir y encarcelar opositores, para beneficiar a propios, amigotes y sectores sociales afines en sus negocios con el estado. Pero absolutamente en nada para avanzar en el esclarecimiento de la causa del atentado a la AMIA.

Y es allí donde surge un interrogante: Porqué coinciden los sectores de la derecha, el neoliberalismo y el anti-peronismo del país con los sectores locales e internacionales que han hecho (y hacen) todo para que no se avance en el esclarecimiento...?

Todo tiene que ver con todo. Hasta que no aparezcan dirigentes (no solo políticos...) que salgan a hablar en forma clara sobre este atentado y los porqués a los frenos al avance para el esclarecimiento, el país no podrá saber la verdad.

Estamos antes fortísimos intereses que desean que todos –absolutamente todos- los argentinos sigamos siendo considerados sospechosos y/o cómplices...