Lun. 15. Jul 2024, Santa Fe - Argentina
Europa

QUÉ PASA EN LA POLÍTICA ALEMANA…?

QUÉ PASA EN LA POLÍTICA ALEMANA…?

MILANO-ITALIA  (PrensaMare)  Está instalado mundialmente (como una supuesta verdad) que Alemania goza de una tranquilidad política inquebrantable. Que no existen disputas, ni crisis, ni desacuerdos, ni diferencias, y que todo ello es un reinado de paz que le permite ser una potencia.

Todo lo cual tiene su lado de verdad y también de mentira.

En estos días de febrero de 2010, por ejemplo, se asiste a un momento ‘dificultoso’. Porque la sucesora (designada) de Angela Merkel, Annegret Kramp-Karrenbauer, renunció a presentarse a canciller.

Esta política conocida como AKK, hizo saber el lunes 10 de febrero que no aspirará a suceder a Merkel en las elecciones de finales de 2021. Ello la llevará –además- a dejar su puesto de presidenta partidaria en pocos meses.

Ocurrió que días antes de esta decisión, la alianza la derecha moderada (¿?) y la extrema derecha del partido Alternativa para Alemania (AfD) decidieron dirigir la región de Turingia. Un hecho que causó un verdadero descalabro político.

Los democráticos de todos los colores (que no se consideran derechistas), rechazaron colaborar con la extrema derecha.

En medio de esta situación, Annegret Kramp-Karrenbauer, ya venía duramente cuestionada y debilitada por no controlar su partido. Una situacióndelicada para el partido que integra Merkel, la Unión Demócrata Cristiana (CDU).

AKK dijo que se marchaba ante la tentación de parte de su partido, de colaborar con el AfD. Mientras tanto, sigue siendo la actual Ministra de Defensa (hasta cuando es la incógnita…).

Ocurre que dentro del partido -la CDU- existen quienes son partidarios de colaborar más estrechamente con el AfD.

Para ciertos analistas esta unidad de las derechas en un primer paso, que años más o años menos, dará paso a una gran alianza, pero a nivel nacional.

Lo concreto es...: que esta salida del camino de AKK aparece como un duro golpe para Angela Merkel, pues se trata nada más ynada menos que de la (por ella) designada su sucesora.

Lo concreto es que el último mandato de Merkel (empezado en el 2018), viene afrontando crisis por la fragilidad de su coalición con los socialdemócratas. También por las divisiones dentro de su propio partido. Esto significa que el partido de Merkel deberá re-formularse, re-lanzarse ante la sociedad, o de lo contrario le espera el retroceso, la pérdida de confiabilidad social y las seguras derrotas electorale.

Frente a esta realidad...: (y salida del paso de AKK), todo indica que se le favorece el tránsito a su principal rival interno, Friedrich Merz. Un político partidario de dar un giro a la derecha para “recuperar” electores que se fueron al AfD.

Todo lo cual significaría que la política alemana en general se iría derechizando cada vez más. Es bueno recordar que Merz ya cuenta con el apoyo de gran parte del ala derecha de la CDU (que viene cuestionando en los últimos años a Merkel, por considerarla “centrista”).

Se viene un anticipo de elecciones en Alemania…?