Dom. 16. Jun 2024, Santa Fe - Argentina
opiniones

BRADEN O PERÓN (Jorge A. Molinari)

BRADEN O PERÓN  (Jorge A. Molinari)

MONTEVIDEO-URUGUAY (por Jorge Aniceto Molinari)  (Abordando eso gris que parece la teoría)

Casi ya 90 años, se replantea la disyuntiva.

Perón buscó el desarrollo de una burguesía nacional y los yanquis estaban instaurando la guerra fría y buscaban a través de múltiples lasos tener un dominio sobre el continente.

Hasta ahora, y con peripecias de todo tipo, el plan Cóndor, 30 mil desaparecidos, gobierno derribados, infiltración en los ejércitos, los partidos, la justicia, la prensa, su fracaso ha sido total, no tienen la menor idea de cómo desarrollar el continente, con beneficios para la gente, continente rico en tradiciones y también en luchas sociales.

Esto no es que valida las alternativas de estatización de le economía, a la que su política obligó en circunstancias que el stalinismo aún predominaba en la izquierda.

Han tenido hasta ahora con lo que significa el FMI – injerencia, imposición- en herramientas como la moneda y los impuestos.

Milei  buscó ostensiblemente el apoyo de EE.UU., no es ni siquiera un muñeco de Macri. Para ello su centro de ataque es China, la realidad lo superó.

Massa por otro lado es parte del juego estratégico de Cristina, que como operadora política ha sido genial. Logró avanzar con todo el peronismo unido.

El problema de ellos, que también es el nuestro, es que las directivas para el comercio mundial del FMI ya son insostenibles, con eso jugó Massa y al igual que Néstor Kirchner, trata de lograr un acuerdo que le permita al aparato productivo de Argentina salir al mercado mundial.

Los tiempos están acotados y el bimonetarismo también, Milei trató de aprovechar este flanco pero para ello no hay política posible, o se  va a la moneda única y universal y los impuestos a las transacciones financieras o se sigue con las directivas del FMI, pero ya son muchos los que piensan en este problema y sus posibles soluciones.

Esperemos que Massa tenga una buena votación –sus adversarios no son menores- para que los sectores progresistas en nuestro continente comiencen a pensar un programa que saque a este rico continente de la miseria.