Vie. 01. Mar 2024, Santa Fe - Argentina
Ámerica

MÁS DATOS SOBRE CRIMEN DEL PRESIDENTE DE HAITÍ

MÁS DATOS SOBRE CRIMEN DEL PRESIDENTE DE HAITÍ

CIUDAD DE MÉXICO-MÉXICO  (por José Luis Ingratti, PrensaMare)  El cuerpo del presidente de Haití, Jovenel Moïse, recibió 12 impactos de balas. Fue al ser atacado por un comando armado en su residencia. Todos los orificios correspondieron a armas de grueso calibre.

Tanto el despacho como su dormitorio fueron revisados y saqueados. Existió resistencia de la guardia presidencial, y en el lugar se hallaron casquillos de 5,56 y 7,62 milímetros (entre el portal y el interior de la residencia).

En el atentado resultó herida la primera dama, y extraoficialmente se dice que 4 de los atacantes resultaron muertos, y 2 apresados. Éstos hablaban inglés y español. En un principio se había indicado que tomaron parte del hecho entre 4 y 6 hombres, pero con el paso de las horas y las investigaciones, se concluyó en que no fueron menos de 17.

Las autoridades de Colombia reconocieron las identidades de –al menos- 2 de los atacantes, que eran de esa nacionalidad y correspondían a militares retirados.

Los asaltantes al momento de comenzar el ingreso a la residencia gritaron identificándose como formando parte de una “operación DEA” (refiriéndose a la poderosa agencia antidrogas estadounidense). Desde EEUU se negó cualquier participación de la DEA en un operativo así.

Por cierto que pensar que la DEA podía intervenir para 'reprimir' el narcotráfico en Haití, era solo una ilusión. Porque el territorio haitiano se ha convertido en un sitio de escala 'obligada' para el envío de cientos de toneladas de cocaína (procedente de Colombia), rumbo a EEUU. No es casual que justamente la DEA posea en Haití una importante base... 

El hecho alcanza una gravedad mayúscula pues demuestra la existencia de un operativo del que habrían tomado parte ejecutores de diferentes nacionalidades.

Lógicamente que ellos han actuado disponiendo de Inteligencia, infraestructura, logística, comunicaciones, y recursos, provistos por algún país, alguna agencia de Inteligencia del exterior o por algún grupo económico-financiero de importancia internacional.

Este suceso no puede ser desconectado con la reciente denuncia del presidente de Bolivia en el sentido que el golpe de Estado que en 2019 derrocó a Evo Morales contó con apoyo (encubierto) del gobierno argentino a cargo del presidente Mauricio Macri (derechista y neoliberal que gobernó 2015 a 2019).