Mar. 28. May 2024, Santa Fe - Argentina
Opinión

DÓLARES: LA GRAN MENTIRA DE MILEI

DÓLARES: LA GRAN MENTIRA DE MILEI

CIUDAD DE BUENOS AIRES-ARGENTINA (Especial para PrensaMare)  Desde el gobierno nacional afirman que el gobierno sigue acumulando dólares, gracias a su plan económico. Ello es replicado, repetido e instalado por los medios hegemónicos y por los ‘analistas’.

Sin embargo, se trata una de las tantas mentiras de Javier Milei.

Solo el 50% de los dólares comprados hasta fines de marzo fueron retenidos por el Banco Central (BCRA). Porque si el gobierno hubiera entregado todos los dólares para pagar importaciones, el saldo habría sido... negativo.

Ese supuesto “saldo positivo” es consecuencia de retacear los dólares a los importadores; así de sencillo.

Todos saben (en el gobierno, como en el complejo agroexportador, como acreedores y los economistas serios) que lo que supuestamente sería un “plan económico” depende pura y exclusivamente de la cantidad de dólares que venda el complejo agroexportador de la cosecha gruesa.

De allí que ellos –lo que se dice “el campo”- exigen una megadevaluación. Y a ellos se ha sumado –nada más y nada menos- que el FMI.

La situación es explosiva, pero las mentiras de Milei y su Ministro de Economía, el macrista Luis Caputo se sostienen porque los poderosos apuestan a cada uno de los pasos que el gobierno de en el sentido de debilitar el mercado interno, empobrecer a los ciudadanos y aplique “reformas estructurales”.

Estamos ante puro humo, una fantasía, un burdo invento (sin vuelta atrás).

Analicemos esta simple comparativa:

  • Stock de reservas internacionales brutas del 7-12-2023 (fin del gobierno de Alberto Fernández): 21.208 millones de dólares
  • Stock de reservas internacionales brutas del 27-3-2024 (último dato del gobierno de Javier Milei): 27.146 millones de dólares.

Ello significa que Milei habría acumulado en 100 días de gestión +5.938 millones de dólares. Si se tiene en cuenta que el actual gobierno en ese centenar de días compró 11.376 millones de dólares, solo pudo retener el 52% (5.938 millones de U$S).

Este gobierno ha podido comprar dólares porque alienta la especulación, es un fiel representante del poder financiero local (e internacional), es totalmente previsible (en cuanto a que no adoptará medida sorpresiva alguna que afecte los intereses de los poderosos), favorece el ingreso de dólares, y apenas asumido impuso una mega-devaluación del 118%, favoreciendo la rentabilidad de los exportadores (para que liquidaran divisas).

Milei salió a manifestar el disparate: “si me dan 15.000 millones de dólares levanto el cepo y la economía argentina despega”. Primero: Que nadie “le a dar” esa cifra por nada; segundo: no existirá despegue alguno, porque este es un plan de destrucción integral de la economía. Se busca convertir al país en un proveedor de materias primas simil siglo 19 y primeras décadas del 20.

Igualmente, el presidente y Caputo apuestan todo su éxito (¿?) a los dólares que van a aparecer desde el complejo agroexportador a partir de abril. Con ello –confían y afirman- el plan económico se consolidará y Argentina comenzará a salir adelante (¿?).

El tema es saber cuánto liquidará ese poderoso complejo agroexportador. Porque ellos no tienen urgencias algunas; y si liquidan (sabiendo las necesidades gubernamentales) van a exigir algo a cambio. Si es una nueva devaluación, ello generará más inflación, y el plan Milei-Caputo seguirá haciendo agua y juntando heridos (y hambreados) en todo el país.

La debilidad del gobierno es tal –pese a los halagos periodísticos y de los ‘analistas’- que no ha podido en los 100 días:

  • Hacer creible su plan económico
  • No se pudo liberar de las presiones y exigencias del FMI
  • No logró que el FMI le adelante un dólar
  • No aumentaron las reservas (si se tiene en cuenta que no hizo entrega de dólares a los importadores)
  • No pueda garantizar estabilidad cambiaria
  • No puede zafar de las exigencias de devaluación del complejo agroexportador
  • No puede dejar de lado las presiones para el levantamiento del cepo cambiario y
  • No puede cumplir su promesa de la dolarización (a la que el FMI le ha dicho “no”).

Todo ello sucede en algo más de 3 meses de gestión con una verdadera caldera social y laboral.

La desorientación en el gobierno es tal que el mismísimo Milei que había prometido la dolarización, ahora está analizando implementar una suerte de competencia de monedas. Un esquema cambiario que no va a cambiar absolutamente el funcionamiento de la economía; apenas que además de hacerse transacciones en dólares, podrían hacerse en otras monedas.

Y cómo es el tema de las importaciones...?

Una de las mentiras o engaños a que apelan Milei-Caputo es a no decir la verdad, y en ello ser acompañados por los medios hegemónicos y los ‘analistas’.

Tal el caso de la administración del comercio exterior (importaciones). El Banco Central dispuso la entrega de dólares en 4 cuotas iguales (25% cada una) para el pago de las compras al exterior. O sea: El Estado no entrega el 100% de los dólares y así... ahorra (¿?).

Se trata de una restricción; pero tarde o temprano esos dólares deberán entregarse y así se descubrirá la mentira de “la gran compra de dólares”.

Lo que hacen Milei-Caputo es comprar dólares y después no entregarlos... Así cualquiera “ahorra”...

Es así que este gobierno oculta que con esas limitaciones, solo acumula deuda comercial del sector privado (porque el BCRA no entrega dólares para cancelar en tiempo y forma las importaciones).

Para los desmemoriados... está imitando lo que hizo en parte el gobierno de Alberto Fernández.

Lo curioso de esta maniobra es que cuando gobernaba el peronismo todo el poder importador, exportador, político, económico, financiero con el acompañamiento de los medios hegemónicos se quejaban constantemente de esta acción. Pero ahora la ocultan, la ignoran o hasta la califican de ‘virtuosa’.

Y a la hora de importar...?

El tema no es menor. Porque según el INDEC, las importaciones en el período diciembre-febrero sumaron 12.961 millones de dólares.

Los pagos efectuados con dólares girados por el BCRA fueron de 3.480 millones de dólares. Ello da como resultado:

  • Una diferencia (entre los 12.961 y los 3.480) de 9.481 millones de dólares
  • Ello es lo que efectivamente se dejó de pagar
  • Es decir que el gobierno solo logró que el 26,8% de las importaciones fuera cancelada (a través del mercado oficial de cambio).

Significa que el resto (9.481 M de dólares) es lo que acumuló en 3 meses Milei de deuda comercial privada.

Para que se tenga una idea...

Esos 9.481 M de dólares superan la deuda que consolidó MIlei al asumir (de igual origen), con la vergonzante y escandalosa emisión de títulos en dólares del BCRA con los Bopreal (Bonos para la Reconstrucción de una Argentina Libre) por... 7.500 millones de dólares.

Teniendo en cuenta...

Las cifras que se citaron anteriormente se concluye que si el gobierno hubiera entregado los dólares (el 100% y no en cuotas) para los importadores, las reservas internacionales brutas del BCRA hubieran terminado marzo con saldo negativo (comparado con el stock recibido de la gestión anterior).

Si Milei lleva la situación de dólares y reservas a una situación más grave que la que tenía la gestión de Alberto Fernández. Y ello lo “logró” en solo 3 meses...

La diferencia es de -3.543 millones de dólares en 3 meses (diciembre-febrero); claro que ese monto será superior cuando se difunda el 26 de abril próximo el informe Balance Cambiario del BCRA de marzo.

Cual es el problema, enconces...?

Si bien este gobierno compra dólares en el mercado de cambio, la situación de las reservas internacionales es muy delicada:

  • No existe acumulación de dólares del sector externo
  • No ingresan dólares en cantidad de inversiones extranjeras directas ni de fondos de inversión especulativos

A ello se agrega el “no” del FMI a los pedidos de Milei-Caputo de otorgamiento de otro préstamo. Posiblemente la burocracia fondomonetarista no quiere seguir cometiendo los bárbaros “errores” que cometió con la gestión de Mauricio Macri, llevando a Argentina a ser el principal deudor del Fondo.

Es así que toda la...

Ilusión del gobierno y la permanencia (por cuanto tiempo más?) de Caputo en el Ministerio esté centrada en la liquidación de las exportaciones de girasol, soja, maíz y sorgo.

Aspiran a que el ingreso de dólares de las ventas al exterior de la cosecha gruesa sea grande; lógicamente que será superior a lo que le tocó atravesar a Alberto Fernández (afectado por la peor sequía de la historia moderna del agro).

Pero... Cuántos de esos dólares serán liquidados para ser comprados por el BCRA...?

Ocurre que pese a que las previsiones son espectaculares (para el complejo agroexportador), donde se estima que en conjunto las cosechas superarán en un 1,6 a 1,8 la del 2023, habrá que “bajar a la Tierra” y analizar la realidad, no solo lo teórico.

Porque dicho complejo ya ha comenzado a instalar sus presiones “justificables”. Argumentan:

  • Que bajó su rentabilidad
  • Que posiblemente las cosechas no sean tan grandes como calculaban
  • Que aumentaron –en dólares- los costos de producción y
  • Que retrocedieron los precios internacionales.

De allí que ya reclaman (exigen) una importante devaluación. Y a la vez presionan para la eliminación de las retenciones.

Inclusive un sitio web especializado, como lo es Agrofy news, realizó un estudio y concluyó que "no sea sencillo determinar a simple vista si el agro está mejor o peor".

Finalmente, el interrogante es: Alcanzarán los dólares de la cosecha gruesa...?

O sea: si los ingresos de dólares liquidados (comprados por el BCRA) alcanzarán para ‘salvar’ el “plan económico” de Milei-Caputo. Para ello se debe ampliar el panorama analítico:

  • El saldo de dólares acumulados en el BCRA sumó 5.938 millones de dólares (hasta fin de marzo)
  • El resultado negativo (-3.543 M de dólares) surge de los dólares no entregados a los importadores hasta fin de febrero
  • Pagos de vencimientos de intereses y capital de títulos públicos en dólares: 2.755 millones de dólares hasta fin de año
  • En abril los vencimientos con el FMI y otros organismos multilaterales y bilaterales suman 2.238 millones de dólares
  • Se tiene –respecto al FMI- un saldo final negativo de -2.700 millones de dólares en 2024.

Esa última deuda con el Fondo lleva a que Caputo trabaje desesperadamente para llegar a un nuevo acuerdo de refinanciación y tras ello un nuevo aporte de más dólares del FMI (lo que en el mismo no quieren ni considerar...).

Si Milei no logra desactivar la presión agroexportadora (por una nueva devalución), se le esfumarán sus ambiciones de frenar la inflación congelando el dólar oficial y bajando el consumo popular. Y entonces...?